SUPLEMENTO

Mes del Orgullo LGBTI: 10 series que no te puedes perder

Roberto Jara

Mes del Orgullo LGBTI: 10 series que no te puedes perder

Roberto Jara

Cada domingo de junio hasta el Día del Orgullo LGBTI puedes encontrar las recomendaciones de Izquierda Diario sobre cine, literatura y series. Clásicos, novedades, historia y lucha. En esta tercera entrega: series, más allá de Modern Familiy, Transparent, Sense8 y OITNB.

Las series están ordenadas cronológicamente por fecha de estreno.

1. Steven Universe (2013)

Una parte de los personajes, que llevan las gemas, no tiene género. A través de las fusiones de otros, aparecen personajes de género no binario. Steven a veces usa vestido rosa y zapatillas con pompones. Rubí y Zafiro protagonizan la primera boda lésbica de la animación infantil mainstream. Aparecen familias y relaciones no normativas. Steven Universe va camino de convertirse en una serie de culto que marca un hito en la historia de la animación.

Steven Universe: las caricaturas y el debate sobre las identidades

2. Skam (2015)

Una de las series más laureadas de la nueva ola de producciones adolescentes que tratan la diversidad, como Euphoria o Merlí. Sin embargo, esta serie noruega se ha convertido en un fenómeno mundial por su formato, que consiste en presentar a los personajes como personas reales con perfiles en las redes sociales relacionados con los episodios. A través de los capítulos se presentan temas como las orientaciones e identidades sexuales, el bullying, el antirracismo o el feminismo.

3. When we rise (2017)

Este docudrama (combina actuaciones con el género documental) recorre en 8 episodios la historia de los sectores del movimiento LGBTI en Estados Unidos que se configuraban como activistas por los derechos civiles y la promoción a espacios institucionales. Basada en las memorias del activista Cleve Jones, narra los eventos de 45 años, desde la era post-Sontewall hasta la actualidad, con un elenco de intérpretes con trayectoria, como Rosie O’Donell, Guy Pearce o Whoopi Goldberg.

4.Vida (2018)

Dos hermanas vuelven a reunirse en el entierro de su madre, donde descubren que se compañera de piso era en realidad su esposa. Personajes complejos. El retrato de una familia y un barrio latinx en Los Ángeles, presentando la problemática de la gentrificación, el racismo institucional y la lesbofobia interiorizada. Un elenco sin caras conocidas, pero de gran calidad y compuesto enteramente por mexico-americanxs. Todos estos ingredientes dan lugar a Vida.

La vida es beautiful (a veces)

5.Pose (2018)

La serie se ambienta magistralmente en la cultura de los balls de Nueva York en los años 80 y 90, filmada en el documental Paris is Burning. Las dos temporadas de Pose transcurren en estas comunidades, donde se reunía, desfilaba, bailaba, competía y se apoyaba la parte más discriminada de la comunidad LGBTI: afro, latinxs, trans, dragqueen y reinas con pluma. Con el elenco de personas trans más grande en una serie, la historia retrata entre luces, escenarios, lentejuelas y maquillaje los profundos lazos de solidaridad tejidos por personas que sufrían la parte más dura de la pandemia de VIH/SIDA, el rechazo familiar, social y la pobreza.

Ryan Murphy lo hizo de nuevo: paso a Pose

6.She-Ra (2018)

“Cuando era chica, no conocía ninguna persona gay y no tenía ningún acceso a ninguna representación en los medios de gays, mucho menos una representación positiva”. Esta es una de las razones de la creadora de la nueva She-Ra, Noelle Stevenson, para explicar los guiños a la diversidad del relanzamiento de la serie She-Ra y las Princesas del Poder, una trama nueva del personaje She-Ra del clásico de la animación de los 80 He-Man.

Hay una nueva She-Ra y es más feminista que la original

7.Historias de San Francisco (2019)

Anna Madrigal, participante en la rebelión trans contra la policía de la Cafetería Compton en 1966, cumple 90 años en San Francisco. Es la matriarca trans de una familia constituida por hijos, hijas e hijes huidos del rechazo que confluyen en su casa. Esa acogida es el centro de las Historias de San Francisco que se adaptaron en una serie inacabada de los 90, basada en los Tales of the City del escritor Armistead Maupin. Estos relatos escritos en los 70 se retomarán como base para continuar la serie de forma renovada y mostrando de forma mucho más abierta la diversidad sexual.

8.Special (2019)

Esta serie pone el foco en uno de los temas más invisibilizados de la comunidad LGBTI: las personas con diversidad funcional. A través de un formato ligero cercano a la webserie, nos adentramos en la vida de Ryan, un joven gay con parálisis cerebral y su supervivencia en el mundo laboral y la vida afectivo-sexual. Una de las primeras producciones en tratar ampliamente la ignorada realidad de la vida sexual y la diversidad funcional, más allá de Yes, we fuck.

9.Euphoria (2019)

Al principio de cada uno de los capítulos, la voz de Rue narra la historia de alguno de los personajes, desde su infancia y la relación con sus familias, para buscar respuestas a sus acciones y objetivos en la vida. Todo cambia cuando conoce a Jules, una chica trans nueva en el pueblo, quién se vuelve su amiga inseparable y su gran amor. Una de las series adolescentes con mayor seguimiento de los últimos años.

Euphoria: centenialls entre los suburbios yankees

10.Veneno (2020)

Aunque el montaje de la serie fue interrumpido por el confinamiento y los capítulos salen con cuentagotas, la aparición del primer episodio de Veneno impactó por su calidad y expectativas. La historia de Cristina Ortiz, la Veneno, es la de una mujer trans en situación de prostitución, que huyó de su pueblo a Madrid por el rechazo, y llegó a ser un personaje indispensable en la televisión española de los años 90, que explotó el fenómeno para ganar audiencia.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[series animadas]   /   [LGBTI]   /   [Series]   /   [Cultura]   /   [Géneros y Sexualidades]

Roberto Jara

Nació en Zaragoza en 1996. Estudiante de Historia en la Universidad de Zaragoza. Milita en la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) del Estado Español y en la agrupación juvenil Contracorriente.
COMENTARIOS