inundaciones

Merlo: “Los techos de las escuelas se caen a pedazos”

La decadencia en nuestras escuelas vuelve a ser noticia. Esta vez, en el profesorado I.S.F.D N° 109 de Padua y en la Escuela N°23 de Mariano Acosta, se desprendió parte del techo y por poco no terminan en tragedia.

David Maidana

Estudiante ISFD 29

Sábado 22 de junio | 02:38

Una vez más se pone en evidencia la dramática situación de la infraestructura en nuestras escuelas, por la falta de presupuesto educativo. Cada vez que hay una lluvia fuerte quedan inundadas, al igual que todos los barrios. Llenas de filtraciones de agua y con techos que se caen. No es una frase hecha cuando los docentes denunciamos que los techos de las escuelas se caen a pedazos, realmente es así.

De los miles de millones que desembolsó el FMI, no vimos ni un solo peso. Con ese dinero no se hizo ninguna escuela y ningún hospital ni se realizaron obras hidráulicas en nuestros barrios. Un nuevo fraude que encima pretenden que paguemos nosotros. Por eso necesitamos urgentemente que esa plata se destine a educación, salud y un plan de obras hidraulicas, cloacas y asfaltos.

Te puede interesar Un año de FMI en Argentina: por este camino nos hundimos hasta el Fondo

Estas enormes falencias que caracterizan a nuestros barrios, sólo se agravaron con el gobierno de Macri y Vidal. Incluso llevó al crimen social de Sandra y Ruben al estallar una garrafa en una escuela, pero esto no empezó ahora.

Siempre viví en la localidad de Libertad en Merlo. Me recibí de docente en el profesorado 109 que ahora se le cayó parte del techo, y trabajo de docente, precarizado en el plan FINES. Desde que nací, en Merlo gobierna el peronismo, y jamás nuestras vidas fueron la prioridad. Los desastres de las inundaciones, como la del viernes pasado, se agravan por la falta de cloacas y la carencia de asfalto en el 80% de las calles de Merlo. Es lo que viví toda mi vida.

Para cambiar esta realidad es necesario invertir las prioridades. No podemos aceptar que sigan destinando fortunas para engrosar las ganancias de los poderosos, mientras millones seguimos sumidos en la miseria. Quienes deciden dónde se destinan los recursos, son los políticos que viven en barrios privados o lujosas casas. Sólo se hacen una idea cómo es vivir en un barrio del conurbano cuando están haciendo campaña electoral.

En cambio los candidatos del Frente de Izquierda somos parte de los millones de trabajadores que hacen funcionar el país y tienen la fuerza para cambiarlo todo, donde la educación, la salud, y la infraestructura básica de nuestros barrios sean una prioridad. Sólo así será posible que de una vez por todas, nuestras vidas estén primero y no sus ganancias.







Temas relacionados

Desidia estatal   /    Escuela pública   /    Merlo   /    Inundación   /    Inundaciones

Comentarios

DEJAR COMENTARIO