×
×
Red Internacional

El tratamiento de las infancias y adolescencias en los medios no es inocente. Las empresas de medios de comunicación apelan al sentido común más extendido. En muchas ocasiones se apoyan en “la meritocracia” para justificar la situación de vulneración de derechos en la que se encuentran los niños, niñas y adolescentes en nuestro país.

Sábado 12 de junio | 01:52
Ilustraciones de Pawel Kuczynski

Muchas veces nos encontramos con noticias que no hacen más que describir la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran niños, niñas y adolescentes en nuestro país, pero que no ponen el acento en esto. Por el contrario, estas noticias intentan reforzar el “esfuerzo y mérito propio” que pretenden reforzar en su falsa idea de “ éxito individual” , como si esta fuese la manera de superar las condiciones de pobreza.

Durante el mes de marzo de este año el canal de noticias TN , difundió la siguiente noticia:
«¨Sube a un molino para tener señal de internet y enviar la tarea del colegio¨.»

¿Ese es el mensaje que debemos darle a las infancias que no tienen continuidad pedagógica en medio de la pandemia por no contar con dispositivos o internet? infancias que fueron reflejadas en el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina el 45,6% de los hogares con niños/as no tienen una PC, Tablet, o similar, y 32,0% no tienen conexión a servicio de internet en el Área Metropolitana del AMBA.

Te puede interesar: Incomunicados: el 32 % de los hogares no tiene conexión a internet fija en la Argentina

Por otro lado, Infobae en mayo de este año titulaba “Su casa no tenía piso ni baño, pero estudió y es el primer vecino del Barrio 31 que se recibió de arquitecto: “No quiero ser el único”

La nota hacía referencia a la vida de César Sanabria quien en la ciudad más rica del país, a los 12 años comenzó a trabajar como albañil. sin embargo la noticia no problematiza esto. Sino que se hacía referencia a que él, “con mucho esfuerzo logró estudiar y empezó la carrera en 2012”.

on esas noticias las que suelen aparecer muchas veces como sugerencia de Google cuando hacemos uso del celular en el viaje, en un momento de distracción en el laburo. Las mismas causan el efecto buscado y es que inmediatamente se ponen en debate o intercambio entre los que tenes a tu alrededor en el laburo. Y a veces hasta, nos ponemos contentos de que uno de los nuestros pudo lograrlo. ¿ Entonces solo es una cuestión de esfuerzo?. No. No es por una falta de voluntad que no logramos el objetivo.

Te puede interesar: Meritocracia: una cortina de humo para justificar la pobreza y la desigualdad

En situaciones así recuerdo a mi abuelo paterno quien trabajó desde los 10 años como arriero y luego le siguió el trabajo de jornalero de la Vid en la provincia de San Juan. Una persona que a finales de los 70 se vino a Bs As con su familia como muchas otras en busca de trabajo. Trabajo hasta los 70 años. Porque con la jubilación no alcanza y por qué seguía terminando su casa. Este relato es uno más de millones que hay en las experiencias familiares.

La salida nunca es individual, es colectiva

Hoy el 42 % de familias se encuentran en situación de pobreza en todo el país y 3 de cada 4 niños, niñas y adolescentes están en esa situación en el conurbano bonaerense según los últimos datos relevados por la UCA. No hay “igualdad de oportunidades”, no se trata de una supuesta “movilidad ascendente”, a la que hay que ponerle el pecho con dedicación y esfuerzo.

Te puede interesar: Según la UCA, tres de cada cuatro niños es pobre en el Conurbano bonaerense

Por que las noticias que descontextualizan e intentan mostrar que es posible “progresar”, “salir de la villa”, mediante esfuerzos en nuestra infancias y adolescencias como muestran los grandes medios de comunicación. Sin embargo es importante problematizar que responden a intereses de clase, colaboran con la reproducción de las ideas justificando de esta manera el crecimiento de las desigualdades sociales y económicas e intentan dar “el ejemplo” de lo que deberían hacer los pibes y pibas que hoy interrumpieron sus trayectorias educativas, que están cuidando a sus hermanitos menores mientras los adultos de la casa salen a trabajar ( muchos en condiciones precarias y en negro) entre otras problemáticas.

Frente a esto hay que mostrar que la salida nunca es individual, sino colectiva, como lo demostró la historia y como hoy vienen mostrando los trabajadores y trabajadoras que se vienen organizando y que se reflejan en la comunidad de La Izquierda Diario.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias