×
×
Red Internacional

A seis años del primer Ni Una Menos que nos encontró por miles en las calles denunciando la responsabilidad del Estado no nos conformamos con la miseria de lo posible, ni dejamos de denunciar las responsabilidades políticas, gobierne quien gobierne. Este debate dimos dentro de la mesa provincial de Ni Una Menos, una discusión tan vigente cómo aquel primer 3 de junio

Cecilia Soria@Ceci_Soria_

Micaela Blanco MinoliConcejala de Lavalle/ Frente de Izquierda

Jueves 3 de junio | 16:44

Los nombres de Johana, Soledad, Gisela, Florencia, Melody, Abigail y tantas otras están enlazados por la responsabilidad estatal. El ministerio de seguridad que corta el 911, los jueces que brindan impunidad, no poder hacer una denuncia, desaparecidas sin que se destinen todos los recursos para encontrarlas. El Estado no puso todo ni antes ni durante la pandemia.

La crisis sanitaria, social y económica ha impactado enormemente en la desigualdad en Argentina y en toda América Latina. En el último año aumentaron los índices de desocupación, pobreza y precarización laboral. Los bajos salarios que se siguen desplomando frente a la inflación, repercute en nuestras condiciones de vida. Las adultas mayores necesitan tres haberes mínimos para cubrir su canasta básica. La AUH se desplomó 15,5% según el último informe de la Oficina de Presupuestos del Congreso. La pobreza supera el 42% de la población y la eliminación del IFE, que ya era insuficiente el año pasado, repercute en precarizades y desocupades que no pueden quedarse en casa porque tienen que sobrevivir.

Vemos que nuestras vidas y la del pueblo trabajador, no son ninguna prioridad. La deuda la estamos pagando nosotres. El presupuesto nacional para este año solo llega a los $149,5 anuales por mujer. Como contamos acá , en la página oficial del presupuesto nacional, lo vigente para el Ministerio de las Mujeres Géneros y Diversidad (MMGyD) figura tan sólo un tercio de lo informado y no llegó a ejecutarse ni el 10% del mismo entrando al mes de Junio. Mientras tanto, lo presupuestado para la deuda pública es 100 veces mayor al presupuesto destinado para todo el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, y ya fue ejecutado casi el 50%.

Nos querían hacer creer que si las mujeres ocupaban cargos, y se creaban ministerios específicos para la problemática de género, nuestros problemas iban a resolverse. Tan sencillo como falso. Los Ministerios y Secretarías de género hoy no representan ninguna herramienta real para tomar medidas mínimas contra los femicidios y transfemicidios y mucho menos para terminar con la violencia machista.

El fin de semana pasado, tuvimos que enterarnos de la triste noticia de que Ayelén Jara Gutierrez fue asesinada. Tenía 20 años y un bebe y fue una de las valientes mujeres que participaron de la toma de tierras en Guernica, y que lo hicieron por necesidad, escapando de la violencia. El gobierno de Kiciloff y de Alberto Fernandez, con todo su Estado, son responsables por el femicidio de Ayelen. Por haber desalojado violentamente la toma de Guernica, para proteger su bendita propiedad privada y no dar ningún tipo de solución a un problema real y acuciante de miles de familias, mujeres y niñes que necesitan un lugar donde vivir.

En nuestra provincia, como denunciamos desde el Frente de Izquierda, el presupuesto anual votado por 82 legisladores peronistas y radicales sin distinción, contempla la irrisoria suma de $42 por mujer. La partida presupuestaria para la Dirección de Géneros y Diversidades tuvo un recorte del 24% con respecto al año anterior. Se destinó 38 millones de pesos, el equivalente a lo que cobran legisladores y legisladoras en solo dos meses. De la mano también hay ajuste en educación, salud y desarrollo social, lo que se ve reflejado en salarios de miseria, escuelas sin condiciones sanitarias, falta de conectividad y un mal acceso a la salud pública para las trabajadoras y sus familias.

No, el patriarcado no se terminó. Es el Estado el que legitima, reproduce y justifica la violencia machista, dejando a millones en la pobreza y en la precariedad, pegando esta situación doblemente sobre las mujeres, que se encargan de las tareas de cuidado y de mantener a las familias.

Esta discusión fundamental para el movimiento de mujeres y diversidades es la que las organizaciones feministas afines al oficialismo nacional se niegan a dar en este sexto aniversario de #NiUnaMenos. Fue acordado en asamblea denunciar la responsabilidad del Estado. Quienes escribimos esta nota desarrollamos esa parte en el documento unificado. Cuando la pusimos en debate resulto que el Estado es provincial, municipal pero no nacional. No denunciar las responsabilidades del gobierno nacional, para nosotras no es una opción. Por eso no firmamos el documento y seguimos sosteniendo que el movimiento de mujeres tiene que ser independiente de todos los gobiernos.

Hoy estaremos presentes para acompañar a las familias de Abigail, Florencia, Viviana, Melody y tantas otras en sus pedidos de justicia y denuncias al Estado, como siempre hemos hecho. Pero no dejaremos que en nuestro nombre, en nombre del Ni Una Menos se oculte la responsabilidad del gobierno nacional.

Como en aquel 3 de junio de 2015, cuando explotó la bronca de miles de mujeres, en todo el país, hoy nos llena de rabia que sigan matando a una de nosotras cada 23 horas y que los gobiernos no implementen planes reales, con presupuesto suficiente para prevenir la violencia hacia las mujeres y diversidades. Con esa rabia que se acumula, estamos más convencidas que nunca que tenemos que organizarnos por miles para conquistar lo que deseamos con todas nuestras fuerzas. Un mundo donde la vida merezca ser vivida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias