Sociedad

FORMOSA

Gildo Insfrán y los Kirchner: memorias de una alianza

“Ha sido una década ganada en serio”(1). Desde el inicio de sus mandatos, los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, supieron que la alianza con los gobernadores provinciales era una pieza clave para el predominio de su poder. En Formosa, con Gildo Insfrán, tienen a uno de los soldados más polémicos, pero fieles del modelo. Cuestionado por la represión y asesinatos en la comunidad qom, desde el gobierno nacional siempre lo protegieron. ¿Por qué la presidenta tiene de aliado a Gildo Insfrán? ¿Qué une a ambos gobiernos que las fuertes críticas no pueden desunir?

Jueves 26 de febrero de 2015 | Edición del día

1 / 1

Gildo Insfrán, veterinario de profesión y de afiliación justicialista, fue electo por primera vez como gobernador de Formosa en 1995, y luego durante cinco períodos consecutivos más, gracias a la reelección indefinida que él mismo promovió. Pero su carrera política no empezó ahí: tiene el récord de más de 30 años en el poder.

Oriundo de Laguna Blanca, comenzó como diputado en la legislatura de esa provincia en 1983 y en 1987 ocupó el cargo de vicegobernador, acompañando al entonces gobernador Vicente Bienvenido Joga, su padre político, hoy candidato massista.

En su extensa carrera política, apoyó a los más variopintos gobiernos, de Menem a Néstor Kirchner, pasando por De la Rúa, Rodríguez Saa y Duhalde. En 2001, sería uno de los 7 gobernadores que se solidarizó con Menem en la quinta de Don Torcuato, donde cumplía arresto domiciliario por la venta ilegal de armas.

Gentilezas

Insfrán tiene el mérito de ser el primer gobernador en apoyar a Néstor Kirchner. Sellaron el pacto con la muestra de una excelente elección en Formosa por el ignoto candidato presidencial. Casi a contra corriente del país, en la provincia norteña Kirchner ganó con el 40,8 % de los votos, frente al 26 % de Menem. Seguirá la firma del Pacto de Reparación Histórica, que reactivaba obras de infraestructura en la provincia, y el compromiso de eliminar los bonos monetarios de la crisis. Poco después, Formosa tendría su elección y el mismo Kirchner viajaría a devolver gentilezas y apoyo. El 67,1 % de los votos le otorgó el tercer mandato al ahora devenido kirchnerista. Desde 2003, Insfrán arrasa de forma ascendente en cada elección, superando el 70 % de los votos. A continuación de cada elección se escuchan las denuncias de robos de DNI, padrones truchos, clientelismo y aprietes en una provincia donde dos tercios de los trabajadores lo hacen en el sistema público y la corrupción es más que endémica.

Ubicado en la Ciudad de Formosa sobre la avenida que lleva el mismo nombre, se erigió el primer monumento a Néstor Kirchner, nueva muestra de lealtad.

Causa qom

Actualmente el “feudo” Insfrán, tiene 530 mil habitantes, y es una de las provincias más pobres de la Argentina y con mayor composición indígena. El censo de 2010 señala que está entre las cuatro provincias con tasas más elevadas de analfabetismo del país. Es uno de los territorios más afectados por la trata de menores, con altos niveles de mortalidad infantil y materna, record de desnutrición, salarios bajos y mínimo desarrollo del sector privado. Contradictoriamente, los ingresos de los parlamentarios de Formosa están entre los más altos de la Argentina. Por más que machaquen con la publicidad orientada al turismo, Formosa “no” quiere decir hermosa.

Fiel al kirchnerismo, el modelo económico extractivo (monocultivo de soja, de árboles, agrocombustibles y el avance de la frontera petrolera) se desarrolla en Formosa en todo su esplendor. El menemismo sentó las bases para esas industrias, y el kirchnerismo continuó y profundizó ese modelo extractivo.

La tenacidad de esta política será la causa con la que arrasa con derechos de los pueblos originarios. La brutal represión al corte de la Ruta Nacional 86, que realizaba la comunidad Potae Napocna Navogoh (La Primavera) en noviembre del 2010, donde policía provincial y Gendarmería Nacional actuaron en conjunto asesinando a Roberto López, rompió el cerco mediático y sacó a la luz las condiciones en las que viven los pueblos originarios: la falta de acceso a necesidades tan básicas como el agua potable, la electricidad y la vivienda, el despojo de sus territorios, que provoca hambre y enfermedades, la discriminación y la represión. El velo de impunidad es garantizado por los medios locales. El periodista formoseño Alejandro Crivisqui, ex candidato a senador y vicegobernador en Formosa, es el principal vocero, pero tiene fuerte correlato en los nacionales más ligados al gobierno. La oposición local radical tampoco hace mucho berrinche, comparte intereses con el oficialismo aunque se muestre adversario, porque se quiera o no, los negocio de la tierra son política de Estado.

Las reiteradas denuncias realizadas por organismos supranacionales, por personalidades y organismos de DDHH, organizaciones sociales, los cortes de ruta y los acampes que la comunidad La Primavera realizó en el centro porteño, y la exigencia a la misma presidenta que tome cartas en el asunto, significó un gran costo político hacia ambos gobiernos y es un punto sensible para un sector de la base de apoyo del kirchnerismo. El CELS que tiene como titular a Horacio Verbitsky, - así como importantes personalidades de DDHH como Pérez Esquivel o Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora- ha estado apoyando el reclamo, mostrando el lado oscuro del “progresismo” gubernamental.

El gobierno nacional no los recibió nunca y no dio ninguna respuesta a los conflictos territoriales, ni sobre el asesinato de Roberto López durante la represión. Félix Díaz qarashé (dirigente) de la Comunidad La Primavera, que junto a otros miembros de la comunidad acampa en este momento en Capital Federa, expresó : “lo que sabemos es que Cristina Fernández de Kirchner es my aliada al gobernador Insfrán, eso es lo que nosotros vemos difícil para exigir al gobierno nacional que resuelva los conflictos. Como siempre decimos la autoridad nacional tiene toda la facultad de hacer algo en las provincias, pero (…) se ignoran las violaciones de derechos humanos de los pueblos indígenas”.

De los veinte años de mandato de Gildo Insfrán en Formosa, 12 los gobernó con el respaldo económico y moral del gobierno nacional. El kirchnerismo no solo defendió a lo peor de la recalcitrante vieja política sino que es parte de la misma.

(1) 23 de febrero de 2015. Dichos de Gildo Insfrán durante una teleconferencia mantenida por la titular del Ejecutivo nacional desde Berazategui con la ciudad de Ingeniero Juárez







Temas relacionados

Gildo Insfrán   /    Qom   /    Pueblos originarios   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO