×
×
Red Internacional

Precarización Laboral. Médicas del Hospital de Clínicas renunciaron por las malas condiciones laborales

La masiva renuncia se dio ante la falta de respuestas a los reclamos por mejores condiciones salariales y de trabajo.

Viernes 6 de mayo | 15:46

Ocho médicas del Hospital Nacional de Clínicas esta semana renunciaron debido al desoído reclamo que venían realizando por la situación de precarización laboral en la que trabajaban.

Las condiciones de trabajo dentro del Clínicas, referente hospital escuela de la ciudad de Córdoba y perteneciente a la Universidad Nacional, derivaron en estas renuncias, tal como difundió un comunicado de AMRA (Asociación Médica de la República Argentina) Delegación Córdoba donde expresan que la decisión fue producto del “miserable y paupérrimo salario que perciben todos los trabajadores médicos de la Institución”.

Tal como han difundido desde AMRA, “la situación laboral de los trabajadores médicos del Hospital Nacional de Clínicas de la provincia de Córdoba ha llegado a un punto insostenible, dado que los salarios rondan apenas los $60.000, por debajo de la línea de pobreza según la canasta básica total. Sumado a la falta de aumentos, durante la pandemia enfrentaron al COVID19 sin la cobertura de una obra social ni ART, ni el reconocimiento del Título de Especialista (aproximadamente $20.000) y afrontando por su cuenta todos los gastos profesionales (Consejo de Médicos, Seguro, aportes previsionales, etc). La única compensación por esta tarea fue un “estímulo” de $3.000”.

Una situación que además afrontan aún en mayor precariedad, debido a que los médicos se “desempeñan bajo un “contrato de locación de servicio” (monotributo), que se hace entre la Universidad Nacional de Córdoba y cada trabajador, que en este caso poseen una antigüedad de entre 2 a 9 años y siguen en la inestable situación de tener que renovar su contrato de manera anual”.

Las decisiones de estas médicas provienen del hartazgo de venir reclamando desde agosto del año pasado y esperando respuestas tanto del director del Hospital, Alberto Pons, como del propio decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC, Rogelio Pizzi, a quienes ya se les había planteado la situación y pedido el pase a planta permanente así como un urgente aumento salarial y lo único que recibieron fue hostigamiento por parte de las autoridades.

Incluso, el propio director ha salido en los medios manifestando que estas renuncias implicaron “la solidaridad y la buena predisposición de otros profesionales para reemplazarlas, haciendo horas extras para cubrirlas”. Una gran muestra de la “solución” que está predispuesto a tomar ante semejante forma de precarización laboral.

Ante esta situación, Ameli Molina de la Marrón en Salud manifiestó, “expresamos nuestra solidaridad a estas trabajadoras y seguiremos en la lucha por la pelea para poner fin ante todas las formas de precarización laboral, tanto en los ámbitos públicos como privados, ya que todos vivimos esta situación. Por eso, hoy más que nunca la unidad de todos los trabajadores de la salud es necesaria para que podamos cobrar un sueldo digno y trabajo sin precariedad”.
.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias