×
×
Red Internacional

No se aplica. "Me postulé apenas salió el cupo laboral trans, tuve 2 entrevistas y nunca me volvieron a llamar"

Hace un año y siete meses que el cupo laboral travesti, trans está establecido a nivel nacional, a pesar de esto hay múltiples denuncias sobre su falta de aplicación. Así lo relatan desde su propia voz travestis y trans a continuación.

Nicolás LópezJuventud del PTS - Zona sur del GBA

Viernes 29 de abril | 11:29

En el marco donde todo sube menos los salarios, les jóvenes somos cada vez más arrojades a trabajos ultra precarios, en condiciones insalubres, con jornadas de más de 10 horas y con la incertidumbre de tener que elegir entre trabajar o estudiar. Misma es la situación que se agravia por la discriminación y el no cumplimiento de la Ley de Identidad de Género para la comunidad travesti trans y no binarie.
Se vió claramente el año pasado con la desaparición de Tehuel de La torre que salió a trabajar informalmente, de mozo y no regresó nunca más a su casa. Hoy ya va más de un año sin que se sepa DÓNDE ESTÁ TEHUEL.

En esta situación de ajuste y precarización, la Izquierda Diario recolectó algunos testimonios que dan cuenta que los datos ya publicados en 2021 siguen sin implementarse como corresponde. Al día 7 de octubre de 2021 se contabilizaron doscientas treinta y cinco (235) travestis y trans trabajando en el Sector Público Nacional”. Solo 1 de cada 22 personas postuladas accedieron a un cargo.

¿Hace cuánto te postulaste en el Cupo laboral travesti, trans? ¿Qué opinas de la implementación que se dio hasta el momento? Fueron algunas de las preguntas que respondieron travestis y trans para contar su realidad.

En cuanto a la postulación al cupo laboral travesti, trans Lucas contó “me postulé al cupo hace 4 meses mas o menos dónde me dijeron que la clave era mandarlo todos los días, he llegado a enviar 3 currículums por día, a un mismo lugar para que vean mi cv y pueda entrar de la desesperación de que no me llamaban nunca”. En un call center donde trabajó por unos meses, relata una situación de discriminación, donde le impedían presentarse con su nombre, incumpliendo la Ley de identidad de género.

Por su parte, Luna relató que se postuló para el cupo laboral travesti trans, sin embargo como nunca la llamaron comentaba que “Me postulé para cobrar el plan de empleo del potenciar trabajo, por medio de una organización social (FOL), empecé a trabajar en la cooperativa hace 2 años”.Según fuentes oficiales las y los beneficiarios de Potenciar Trabajo cobrarán en mayo un monto total de $19.470, ¿quien puede vivir con este salario de miseria?, que ni siquiera cubre la mitad de lo que es la canasta básica familiar.

Noah, joven estudiante de Sociología en Universidad de La Plata, agregaba “Me postule a nivel nacional apenas salió la Ley, tuve 2 entrevistas, una en el Hospital Gutiérrez y otra en el Hospital Rossi, en ninguno de los dos me volvieron a contactar, ni me informaron nada. Hoy en día trabajo en una casa de comidas, solo algunos días, y los días que no trabajo vendo comida para poder llegar a fin de mes”. Una situación que pone en evidencia que el cupo es una medida básica ante la discriminación que sufren las personas trans a la hora de conseguir trabajo.

Con respecto a la implementación del cupo Laboral travesti trans, Luli planteaba
“opino que es una ley que vino a resarcir, a reparar un monton de daño histórico que el colectivo travesti trans sufrió en la sociedad, años de exclusión, discriminación, precarización, olvido, desidia, años de no poder pensarnos e imaginarnos y legitimarse en espacios como lo es un trabajo formal”.

Según datos publicados en este diario de los 135 organismos relevados del cupo en el Sector Público Nacional sólo 12 cumplen el piso mínimo a octubre del 2021. Por ejemplo en el Ministerio de Economía de un total de 2.460 puestos había uno ocupado por una persona travesti-trans: 0,04 %. En el cupo correspondiente a la provincia de Buenos Aires hasta mayo habían ingresado 176 personas trans en la administración pública y municipios de la provincia de Buenos Aires, mientras que el cupo mínimo debería alcanzar al menos 1790 personas. Una realidad que se repite en distintas jurisdicciones del país.

Luli, que obtuvo un puesto por el cupo laboral en la Cámara de Diputados, contaba que “en muchos organismo del estado, aún no se cumple el 1%. Donde yo trabajo aún no se cumple, si bien hoy por hoy hay 21 personas trans trabajando, no se llega a cumplir el mínimo que pide la ley”. Otro ejemplo claro es la facultad de psicología de La Plata, Noah relató que llevó su currículo a la facultad, dado que se aprobó desde 2018 “pero la realidad es que no se está implementado, como pasa en el resto de las facultades de La Plata”.

A pesar de contar con un registro para inscribirse, que es gestionado por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, también hay denuncias sobre cómo llegan los avisos y las oportunidades. Joaquin que trabaja en el Congreso cuenta "para que yo acceda a este trabajo fue por un contacto en redes que ya se encontraba trabajando ahí, es decir, la cámara de diputados no hizo la búsqueda, eso se reduce un montón a las personas que puedan entregar el curriculum, me parece muy importante que la institución pueda publicar estos avisos, para ser más masivos, hasta ahora somos 19 personas les que entramos por el cupo laboral en casi un año y algunos meses”.
También surgen denuncias de quienes pudieron acceder a un puesto sobre la modalidad de contratación, por ejemplo denuncian que les dan un puesto pero bajo contrato de monotributo, por lo que no cuentan con derechos laborales básicos
Luli agrega "Otro problema son los grupos de trabajo que muchas veces no están capacitados para tratar con identidades trans, travestis o no binaries. Lo cual puede ser un tanto incómodo para nosotres habitar esos lugares de trabajo"

Esta es la realidad que viven cientos de jóvenes en la comunidad trans.
Hace unos días se escuchó a la Vicepresidenta decir “el capitalismo es un sistema eficiente”, claramente los datos y los testimonios dan cuenta que lejos está de ser eficiente para la realidad que hoy viven cientos de jóvenes,, que se pasean de laburo informal a otro, donde llegar a fin de mes se vuelve cada vez más difícil, y hasta en algunos casos se oculta la identidad para poder trabajar, mientras esperan meses y meses que llegue ese llamado de que accedieron a un trabajo formal. Frente a todo esto lo único que ofrece este gobierno y este sistema capitalista es la resignación, esperar y esperar en una situación insostenible. La conformación no puede ser el único objetivo, se deben tomar estas conquistas como lo es la Ley del cupo laboral travesti trans no binarie, para que sea el puntapié que lleve a la organización para pelear por una vida que realmente valga la pena ser vivida, donde el acceso a la educación, salud y un trabajo formal, no sea solo la realidad para unos pocos. Un claro ejemplo son los trabajadores de Starbucks de Estados Unidos, personas trans, gays y lesbianas vienen de organizar su propio sindicato.

Te puede interesar: Starbucks lejos del arcoíris: gays, lesbianas y trans organizan sus sindicatos

En un mundo donde los números de pobreza en les niñez y jóvenes es cada vez más terrible, es más que importante pelear por un cupo laboral que se implemente efectivamente, Se trata de una medida elemental para tener un ingreso, algo de eso da cuenta Luna: “no es la solución a todo el gran problema estructural que tiene la comunidad trans, porque solamente es un cupo laboral al cual no todes acceden, es precario y a la vez no responde a las demás problemáticas como la vivienda, la educación y la salud”.

Por eso, en la pelea por una verdadera igualdad, el cupo es un puntapié elemental para cuestionar todo el resto de esa realidad e ir por más. Mientras surgen discursos que abonan a que solo podemos resignarnos o que tenemos que esperar tiempo para estar mejor, la minoría más rica sigue ganando mientras los salarios se deterioran, hay millones sin empleo, con problemas de vivienda o de acceso a la salud y la educación. Enfrentar esa realidad conlleva una pelea que solo puede ser colectiva, como se ve en otros lugares del mundo donde hasta las personas LGBTIQ+ impulsan sindicatos por sus derechos. Levantando además medidas que permitan superar esos grandes problemas, como poder trabajar 6 horas, 5 días a la semana y que se repartan las horas entre ocupados y desocupados, que los sueldos sean equivalente a la canasta básica familiar.

Una salida de fondo frente a la crisis y el ajuste que tiene mayor impacto en la vida de las personas travestis, trans atravesada por la discriminación. Lejos de resignarse se presenta el gran desafío de organizarse junto a las mujeres, estudiantes y trabajadores Por eso hacia el Día Internacional de los trabajadores y trabajadoras el Partido de los Trabajadores Socialistas, junto a sus referentes como Myriam Bregman y Nicolás del Caño, impulsa asambleas y encuentros abiertos en todo el país éste 29 y 30 de abril,donde distintos sectores que vienen peleando por todas sus demandas, se encontrarán para compartir sus experiencias, pero sobre todo, para debatir cómo organizarse para enfrentar la crisis y dar una salida desde abajo, uniendo todas las peleas. ¡Súmate!

Te puede interesar: Hacia el 1° de Mayo: asambleas abiertas del PTS y actos del Frente de Izquierda en todo el país




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias