Mundo Obrero

ÚLTIMA NOTICIA

“Me impactó ver el guardapolvo manchado con sangre…”

Carta de Nathalia Gonzalez Seligra, Secretaria de DD.HH. del Suteba La Matanza, a los docentes que se solidarizaron con ella, luego de la represión de la Gendarmería al mando de Berni, que terminó en su hospitalización, dándole 4 puntos de sutura.

Nathalia González Seligra

Candidata a intendenta de La Matanza - Dirigente Suteba La Matanza

Martes 28 de octubre de 2014 | 14:00

1 / 2

“Hace años no veíamos un guardapolvo manchado con sangre, me impactó”, estas fueron varias de las palabras que me hicieron llegar decenas de docentes luego de verme por la televisión, y en las fotos publicas por La Izquierda Diario, luego de la represión del día jueves en la Panamericana, donde nos encontrábamos apoyando a los despedidos de Lear.

La solidaridad fue enorme. Por mensaje de texto, por what sapp, por facebook y mail, los docentes me escribían solidarizándose, preguntándome cómo estaba, expresando su apoyo a los obreros en lucha. El hecho de que la represión haya sido por la tarde y televisaba ante la vista de millones, generó una conmoción entre nuestros compañeros y compañeras, que hizo incluso que el propio Baradel (SUTEBA-CTA) y hasta la CTERA condenen el accionar de la Gendarmería y den su apoyo a los trabajadores despedidos. Ahora se trata de pasar de los dichos a los hechos.

También llegaron saludos y expresiones de repudio de las seccionales de los Suteba combativos, decenas de diputados nacionales y provinciales, periodistas, madres de Plaza de Mayo, el CELS, la APDH, organismos de DDHH y hasta el conmovedor mensaje de Ramón Cortes, trabajador petrolero de Las Heras que pelea por su absolución.

Como Secretaria de DD.HH. de nuestro sindicato y militante del PTS, desde el primer día participo de las Jornadas de Lucha de los obreros de Lear. Como saben es una lucha ejemplar que ya lleva 5 meses, y que enfrenta a una patronal yanqui, al SMATA que persigue a los delegados combativos, al Gobierno y la Gendarmería que nos reprime. Es un conflicto muy difícil, con enemigos grandes, y es por eso que nosotros estamos con ellos defendiéndolos, levantando junto la bandera que dice: “Familias en la calle: nunca más”.

Nosotros que somos docentes sabemos lo que es que los padres y madres de nuestros chicos se queden en la calle, que no tengan trabajo, que no lleguen a fin de mes o que no tengan una vivienda digna. Nosotros como trabajadores, también lo sabemos, y por eso nos organizamos y luchamos contra la crisis educativa desde principio de año. Juntos luchamos por otro futuro para las nuevas generaciones.

La respuesta durísima del Gobierno que se niega a reincorporar a los 40 despedidos que aún quedan en la calle es inadmisible. Palos, balas de goma y gases llenaron la Panamericana en tan solo unos minutos. Otra vez la brutalidad de las ordenes de Berni y Cristina, cuando habíamos dejado dos carriles libres para no cortar todo el tránsito y poder alzar nuestra voz. Nuestras únicas armas eran unos carteles pintados a manos que decían: “queremos una solución”.

Más de 50 heridos, entre los cuales hirieron al diputado nacional del PTS/FIT Nicolás del Caño. ¿Se acuerdan? El diputado que presentó en el Congreso el proyecto para que todo funcionario cobre como un docente y lo cumplió donando parte de su dieta a las luchas. También hubo 13 hospitalizados, entre ellos mi compañero del PTS, José Montes, dirigente histórico en Astillero de Ensenada. Hubo 2 detenidos, entre los cuales está mi compañera delegada docente de Tigre, Paula Akerfeld.

Por este accionar represivo, el día miércoles acompañaré a mi compañero del PTS, el diputado Christian Castillo, a la legislatura bonaerense donde presentará una declaración de repudio contra la represión. Lo mismo haré con Nicolás del Caño quien acaba de presentar una denuncia penal contra la Gendarmería y Berni. Como el mismo declaró: “Desde que empezó el conflicto de Lear son ochenta y ocho (88) los militantes de nuestra organización heridos de distinta gravedad, varios de ellos debiendo ser sometidos a intervenciones quirúrgicas, fracturados, baleados, o gaseados, en una clara e inédita persecución política al cabo de unos pocos meses contra una organización que pelea junto a los luchadores de las más sentidas causas sociales; veintitrés (23) los militantes privados ilegítimamente de su libertad y con procesos penales en trámite luego de ser reprimidos en el marco de una más que legítima protesta social; y los automóviles de ocho (8) miembros de nuestra organización fueron destruidos a golpes y secuestrados.”

Muchos de los docentes que me escribieron recordaron lo que fue la represión en Neuquén que terminó con el asesinato de nuestro compañero Carlos Fuentealba. Muchos otros recordaron, justo en la semana de su aniversario, el asesinato del joven Mariano Ferreyra. No terminábamos de estar conmovidos por la aparición del cuerpo de Luciano, uno de nuestros jóvenes de La Matanza asesinado por la policía, que el Estado y sus fuerzas represivas nos volvieron a atacar.

Para quienes no queremos quedarnos en la calle y sin empleo, para quienes no queremos que empeoren aún más nuestras condiciones de trabajo y defendemos la educación y salud pública, para quienes somos trabajadores, sabemos que para pelear por nuestros derechos sólo tenemos una herramienta: la organización y lucha de los trabajadores.

Su palos, sus gases y balas de goma no nos amedrentan. Queremos transformar esta bronca contra estos poderosos enemigos y la extendida solidaridad entre los trabajadores, en mayor fuerza y organización para seguir peleando por nuestros derechos. Los invito a todos ustedes, compañeros y compañeras docentes, a debatir en sus escuelas cómo seguir aportando al fondo de lucha de los obreros de Lear, cómo seguir juntando alimentos para sus familias, a debatir cómo enfrentar la represión del Gobierno haciendo jornadas en las escuelas, como también avanzar en nuestra organización con la comunidad educativa para conseguir con la movilización la cárcel y castigo a la policía asesina de Luciano Arruga y para los responsables políticos. Toda iniciativa será bienvenida. Sigamos impulsando como ya muchos de ustedes lo hicieron la campaña de los trabajadores de Lear y Donnelley, bajo gestión obrera, “Familias en la calle: nunca más”. Los invitamos también a los delegados docentes del Suteba La Matanza a tomar en sus manos el petitorio para apoyar el repudio a la represión y la denuncia penal contra la Gendarmería y Berni, presentada por los diputados Nicolas del Caño y Christian Castillo que acompañaré como Secretaria de DD.HH.. Le exigimos a Baradel (SUTEBA-CTA) y a la CTERA, que ya se pronunciaron contra la represión, que para hacer efectiva esa solidaridad acompañen estas iniciativas.

No nos quedamos quietos, respondámosle a quienes ayer nos pegaron, con más fuerza y organización para seguir juntos luchando por nuestros derechos como trabajadores. Están todos invitados a participar el próximo jueves de una nueva Jornada Nacional de Lucha votada en la asamblea de los despedidos de Lear.

Algunos mensajes y opiniones que nos hicieron llegar los docentes del Suteba La Matanza

“Justo llegaba de laburar y vi la represión. Zarpado en cebados ya, es muy obvio el giro de derecha y la idea de eliminar toda idea de tener delegados combativos.”, Omar

“¡Mi esposo es de SMATA! Están muy mal. Le descontaron $800 por llevar a nuestro hijo discapacitado al control médico con certificado y todo. Echaron a gente de Mercedes Benz, son aliados al gobierno”, Verónica

“Son unos hijos de... La verdad es admirable la fuerza de los trabajadores de Lear y de ustedes”, Yasmin

“Como kirchnerista que soy, me indignó saber ayer lo que pasó y me consta que otros compañeros k sintieron lo mismo. Un verdadero atropello. Reenvío el texto [de Nicolás del Caño]. Abrazo a Nathalia”, Maria

“La represión no debe existir”, Claudia

“Este gobierno le hace pagar la crisis a la clase obrera con despidos y suspensiones”, Maximiliano

“Es una vergüenza que sigan reprimiendo los derechos de los trabajadores en vez de sentarse y llegar a un acuerdo. No comparto para nada la violencia.”, Gabriela

“La represión siempre es cobarde y muy negativa para toda la sociedad, injusto que los trabajadores no puedan expresarse. Lamento mucho lo de la compañera de Suteba.”, Digna

“Nathi, espero que te mejores y que no sea muy grave lo que te hicieron. ¡Toda la fuerza mujer! ¡Yo difundí la represión del jueves 23!”, Natalia

“Toda mi solidaridad y mi cariño. Besos y espero que nos veamos pronto. ¡Cuídate mucho, mucho!”, Graciela

“Hola Natalia, vi que esos hijos de puta te lastimaron, ¿cómo estas?”, Mario

“Hola, acabo de ver tu foto de la represión, espero que estés bien, cuídate mucho. El odio antiizquierda que fogonearon durante estos años es feroz”, Ramón

“Mi total solidaridad con los trabajadores de Lear y con Nathalia, que espero se recupere pronto de los golpes y heridas. Gran abrazo.”, Graciela de la Comisión de familiares de desaparecidos del Normal de San Justo.

“Espero tu pronta recuperación, Nathalia... LPQLP a los milicos y a los que mandan a pegar a la gente luchadora”, Miguel Ángel

“Fuerza Nathi”, Jana

“Que te recuperes, Nathi.”, Analia

“Son unos HDP”, Yesica

“Nathy mi solidaridad, que te recuperes pronto.”, Maria Teresa

“Espero que estés bien.¡Qué hijos de puta!”, Graciela

“Mal ahí Nathy, son cagones, gendarmes cagones, mucha fuerza Nathy, y los despidos no pasaran! fuerte abrazo a todos los compañeros”, David

“Toda mi solidaridad con vos Nathalia y que brutal y zarpada la represión”, Máximo

“Te mandamos nuestra solidaridad, espero que estes mejor abrazo grande”, Pablo de HIJOS Oeste

“Nati toda mi solidaridad con vos compañera, espero estes bien”, Mariana

“Me solidarizo con vos compañera y me sumo al repudio por la represión y al pedido de libertad de Paula.”, Hernan

“Nathy sólo espero qué estés bien después de lo que te toco vivir ayer... Me pone muy triste las injusticias sobre todo cuando la padecen personas que al igual que vos defienden causas que valen la pena y sobre todo porque te jugas por los demás y tenés la sensibilidad para ponerte en el lugar del otro”, Valeria

“¡Abrazo! Ponete bien”, Liliana Chaves (CTA)

“Espero que estés bien, lo que necesites decime. Cuídate y te admiro. Los K están posicionándose ante el fin de ciclo. Sé de tu fuerza en la lucha, pero cuídate que sos muy necesaria, porfa... avisame cómo sigue esto.”, Marcelo

“Hola Nathalia recién me enteré de la agresión por la represión de la gendarmería. Mi solidaridad con vos.”, Jose







Temas relacionados

Ctera   /    Suteba La Matanza   /    Docentes   /    Suteba La Plata   /    Represión en Lear   /    Sergio Berni   /    Gendarmería   /    CTA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO