Juventud

JUVENTUD PRECARIZADA

#McEstafa: la carta de un trabajador de McDonald’s que Alberto Fernández no respondió

Miles de jóvenes de casas de comida rápida y comercios, reclaman el cobro completo de salarios. Denuncian sus condiciones laborales y se organizan por redes sociales. Jóvenes de Mc Donald’s de la zona oeste, escribieron un mensaje al presidente Alberto Fernández, quien no se pronunció hasta el momento.

María Ibañez

@_IbanezMaria

Miércoles 8 de abril | 21:20

Como venimos informando en La Izquierda Diario, trabajadores de distintas casas de comidas rápidas y comerciales como Mc Donald´s, Burguer, Wendy´s, Mostaza, KFC, Garbarino y Todo Moda, entre otras, denuncian que las empresas pagan la mitad del sueldo del mes de marzo argumentando “crisis” por la pandemia, y descontándoles además el presentismo.

Te puede interesar: #McEstafa: la tendencia de la juventud que se rebela, en la voz de sus protagonistas

Hace tres días, que miles de jóvenes de todo el país se están organizando en las redes sociales de manera muy creativa, sacando a la luz los descuentos salariales, pero también las condiciones en que vienen trabajando y los atropellos de estas patronales que ganan millones diariamente.

La carta que no respondió Alberto Fernández

Pero el que se llama al silencio en el medio de semejante rebelión es nada más ni nada menos que el presidente Alberto Fernández. Trabajadores de un Mc Donald´s de la zona oeste del conurbano bonaerense le escribieron una carta por Facebook, que nos enviaron para publicar en nuestro medio:

“Sepa usted señor Presidente que aunque pequeña nuestra ganancia es sostén de muchas familias, de muchos chicos solos y alquilan o también una colaboración indispensable para un ingreso familiar”.

En el mismo mensaje, el joven que escribió representando a sus compañeros de trabajo, explica que la empresa dijo que pagaría 48 hs cuando en realidad trabajan 60 hs mensuales. Pero apenas terminaron cobrando 17 hs en la quincena.

Mensaje enviado por el trabajador a la cuenta oficial de Instagram del presidente el 5 de abril (sigue)

Cuenta que para muchos pibes, este “trabajo pequeño, encierra sueños y las ganas de muchos chicos que estudian, madres que cuidan a sus niños”.

Como si se adelantara en el tiempo pide “un milagro” para que lo escuche. Hasta el día de hoy el presidente no respondió, ni se pronunció públicamente ante semejante ataque de esta multinacional.

Incluso hoy el presidente junto a Axel Kicillof, presentaron un plan para pagar y cobrar dinero desde el celular, una gran contradicción con todos estos pibes no van a poder subsistir con la miseria cobrada.

Los empresarios atacan y el Estado ¿De que lado está?

McDonalds atiende unos 68 millones de clientes por día, tiene más de 36 mil locales en casi todo el mundo y emplea a 1,7 millones de personas, según sus propios datos ¿De qué crisis hablan?

Con un agravante que contaba a este medio una trabajadora del Ministerio de Trabajo de la Nación, delegada de la seccional de La Matanza: “hace años que el Estado y los sucesivos Gobiernos hasta la actualidad, subsidian a estas grandes patronales que abusan de los jóvenes precarizados”. Es decir que ganan millones y encima reciben dinero del Estado.

Este mismo subsidio, es el que descontaron en la quincena que cobraron los trabajadores; cuando se les había prometido su cobro, así como el presentismo y ningún descuento del sindicato, en el marco de la pandemia. No se cumplió nada.

Pero la sed empresarial no tiene límites, a varios trabajadores les justifican verbalmente el no pago de presentismo y el total de las horas “por causas de fuerza mayor o catástrofes” que aparece en el Convenio Colectivo de Trabajo.

Mensaje enviado por el trabajador a la cuenta oficial de Instagram del presidente el 5 de abril (final)

Sumemos, que el DNU 329 de Alberto Fernández, que “prohíbe despidos” deja abierta la interpretación libre de cada empleador para no pagar al 100% las horas de trabajo.

Muchas patronales y sus abogados lo están interpretando en los hechos, como una licencia para “acordar” puertas adentro de la empresa reducciones drásticas en los salarios de bolsillo y en los aportes jubilatorios y sociales, sin siquiera esperar la homologación del Ministerio de Trabajo.

Te puede interesar: Desde el Gobierno se convalidan y subsidian las suspensiones con reducción salarial

Otra muestra importante de que en realidad gobiernan los empresarios, fueron los fuegos de artificio que lanzó Alberto Fernández contra Paolo Rocca. Luego de que despidiera a 1400 trabajadores el presidente lo llamó “miserable” y dijo que no iba a permitir que despidan trabajadores, para finalizar con un “ahora le toca ganar menos”. A los pocos días Techint y la UOCRA arreglaron los despidos, y el Estado que comanda Fernández los convalidó. Con los empresarios, la dureza queda sólo en palabras.

La conclusión es que por más DNU que establezca Alberto Fernández, las patronales siguen atacando a los trabajadores, con despidos, suspensiones y rebajas salariales. Esto lo muestra el primer Informe del Observatorio Social que releva 12500 despidos y suspensiones y 25000 trabajadores con reducción salarial durante el periodo del 3 de marzo al 3 de abril.

¿Y el sindicato pastelero?

Quien debería ponerse a la cabeza de la pelea de estos jóvenes es el sindicato Pastelero. Pero por el contrario nos encontramos con una trayectoria de aval a los contratos que impone la empresa, que incluyen hasta clausulas contrarias al derecho a expresión como obligar a comprometer a los trabajadores a no hablar públicamente sobre la empresa. Tampoco tienen el derecho a la organización impidiéndoles tener delegados en cada local, cuando en muchos lugares corresponde la cantidad de trabajadores para tenerlos. 

Otra problemática de arrastre son los salarios de miseria: los pibes cuentan que trabajan largas jornadas y se encuentran cobrando aproximadamente $170 la hora por 60 hs semanales. Es decir $10.200 pesos que con descuentos se convierten en $8.500 en mano. Mientras que en una caja donde venden solo de postres, pueden llegar a juntar 30mil pesos en media hora. ¿Qué hizo el sindicato por esto? Después de días en que ningún trabajador se podía comunicar con ellos, realizaron una denuncia en el Ministerio de Trabajo por el recorte salarial de 24 mil trabajadores; y aconsejó a que cada pibe o piba mande individualmente un telegrama a la empresa.

Mientras miles de jóvenes pelean por cobrar el 100% de su salario. El sindicato debería tomar esta demanda activamente en sus manos, garantizar que no haya ningún despido ni represaria, que se paguen todos los salarios adeudados, terminar con los contratos que los censuran, y con las condiciones laborales precarias.

La juventud sigue de pie

El día martes, nuevamente fueron tendencia en Twitter Argentina, la juventud precarizada que no se calla más. Esta resistencia que recién se inicia es un punto de apoyo para pelear contra la sed de ganancias capitalistas.

Desde la izquierda venimos acompañando esta lucha, y exigiendo que se paguen el 100% los salarios; prohibir efectivamente los despidos y suspensiones. Este puñado de empresarios se la pasa acumulando grandes ganancias a costa del sudor y lágrimas de los trabajadores. Y su codicia no se detiene ni ante la pandemia, descargando los costos sobre los ya hiperexplotados trabajadores.

Por eso peleamos porque estas empresas no sólo paguen sueldos que como mínimo cubran el valor de la canasta familiar, sino que no deben recibir ningún subsidio y se les debe cobrar un impuesto a las grandes fortunas para destinar a las necesidades del pueblo pobre y trabajador como salud, vivienda, alimentos, entre otros. Que la crisis la paguen ellos que les sobra, no nosotros.

Tanto a la cuenta de Twitter como Instagram del diputado Nicolás del Caño, llegan diariamente decenas de denuncias, para dar a conocer lo que muchos quieren ocultar. Invitamos a que sigan enviando mensajes, videos, para hacer escuchar su voz.

Te puede interesar: Bregman y Del Caño recibieron cientos de denuncias por despidos y baja del salario

Desde La Izquierda Diario también nos ponemos a disposición de quienes se rebelan contra este sistema y la sed de ganancia empresarial, para amplificar las denuncias que desoye el gobierno y que intentan callar algunos medios de comunicación.

La juventud se rebela y estaremos junto a ellos.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO