Juventud

CHUBUT

Mauro Castaño murió por quemaduras en una comisaría de Trelew

El 17 de febrero “Tino” Castaños murió producto de un incendio en una celda de la Comisaría Primera de Trelew. Detrás de este caso está la desidia y persecución policial. La Izquierda Diario entrevistó a Darío, el padre de Mauro.

Lunes 23 de febrero de 2015 | 14:22

1 / 2

La madrugada del 7 de febrero Mauro iba a un boliche de la zona céntrica de Trelew a tomar algo y ahí es “levantado” por la policía por una supuesta contravención. Pero no saben decir cuál es la razón por la cual se lo llevaron demorado.

La figura de contravención no es tipificada como delito sino como una falta o desobediencia. Por lo tanto la persona que comete esa falta es sancionada con trabajos comunitarios o con el pago de una fianza, pero bajo ningún punto de vista está contemplada la privación de la libertad en una celda común de la persona "en falta".

Mauro fue trasladado a la Comisaría Primera y puesto en un calabozo común, privándolo de comunicarse con su familia y principalmente de su libertad.

La versión que más ha trascendido en los últimos días es que hubo una pelea entre Mauro y algunos internos, que éstos tiraron mechas encendidas en el calabozo de Mauro que le terminarían provocando quemaduras en un 70% de su cuerpo. El personal policial dice que mientras Mauro se quemaba nadie escucho gritos ni sintió la presencia de humo.

El viernes 19 se realizó una marcha y acto convocado por familiares y amigos de Mauro y la Comisión Contra la Impunidad y por la Justicia en Chubut. La misma partió desde la Plaza Independencia ubicada en la zona céntrica de la ciudad, con la consigna “Justicia para Mauro ’Tino’ Castaño” a la que asistieron 150 personas entre familiares, amigos, compañeros de trabajo, militantes de distintas agrupaciones de izquierda así como familiares de otras víctimas de la violencia policial como la familia de Ángelo Vargas y la familia de los hermanos Aballay que también dieron su testimonio.

La marcha pasó por la comisaría donde se produjo el hecho y, en un acto de impotencia ante lo sucedido, se rompieron vidrios y puertas y se tiraron piedras adentro de la instalación. Luego se procedió a seguir con la marcha hacia Tribunales y se dio cierre en el Ministerio Publico Fiscal.

La Izquierda Diario estuvo en el acto y habló con Darío Castaño, padre de Mauro.

  •  ¿Qué fue lo que le pasó a su hijo según lo que saben los amigos de Mauro?
  •  A mi hijo lo llevan detenido por una supuesta contravención y no saben explicar si es por ebriedad o por pelea. Mi hijo estaba con unos amigos en el boliche El Molino y de ahí unos patovicas lo quisieron sacar y se negó porque no estaban haciendo nada. Estaban tomando, no estaban peleando ni discutiendo. Hay testigos hasta de 15 años que quieren atestiguar, me han llamado los padres de esos chicos que vieron todo. La cuestión es que ingresa la policía y lo sacan a mi hijo, que se enfurece más todavía y se defiende. Logran aprehenderlo entre ocho y once policías, lo meten preso y me lo entregan como me lo entregaron.
  •  ¿Qué le responde la policía ante la atrocidad de este hecho?
  •  Me dicen que los mismos internos en la madrugada del 7 de Febrero provocaron un incendio con mechas encendidas en el calabozo donde estaba Mauro. De esto se dieron cuenta recién al otro día gracias a un guardia que estaba haciendo un patrullaje. Llega a la comisaría y siente olor a quemado. Esa mañana había solo una policía haciendo guardia, que no sirve para nada. Imagínate que, según ella, no vio nada ni escuchó nada. Hay una clara complicidad entre la policía y los mismos internos que están ahí metidos, porque los milicos les llevan cigarrillos, chocolates, yerba...

    A mí hijo me lo entregaron con un 70% de quemaduras en el cuerpo y fue trasladado inmediatamente a terapia intensiva del Hospital Zonal de Trelew, con graves problemas en los pulmones y riñones. Luego de diez días, no resistió más.

  •  Anteriormente, ¿se habían sucedido incendios en esta comisaría?
  •  Sí, el jefe de Bomberos ha dicho que es el quinto incendio en seis meses, con las mismas características y el mismo método. Nunca hicieron nada al respecto para que esto no sucediera. Y tienen la caradurez de preocuparse ahora, cuando mi hijo ya está muerto, por las condiciones de los calabozos.
  •  Antes de que se iniciara la marcha comentaste que tu hijo había sufrido persecuciones por parte de la policía
  •  Sí, constantemente Mauro era molestado por la policía a través de amenazas, incitándolo a pelear. Mi hijo era boxeador y no se dejaba manosear por nadie. Era rebelde. Cada vez que la policía golpeaba a alguien él se metía a defenderlo. Ya estaba identificado por la policía, sabían bien quién era. Incluso supuestamente dicen que hay una filmación de un policía que grabó a mí hijo peleando con un policía. Es una práctica cotidiana de la policía salir a perseguir a los pibes cuando salen a bailar o están borrachos y cagarlos a palo, llevarlos por averiguación de antecedentes, demorados y que te lo entreguen al chico golpeado o violado, o en el caso de mi hijo, quemado.

    Este hecho no puede quedar impune, pedimos justicia por Mauro e iniciaremos acciones legales contra los policías que estuvieron a cargo de la comisaría. Vamos a salir como querellantes porque se tiene que resolver qué es lo que pasó con mi hijo. Seguiremos marchando, pidiendo justicia y que los responsables de que mi hijo esté muerto, paguen.







    Temas relacionados

    Mauro “Tino” Castaño   /    Trelew   /    Violencia policial   /    Chubut   /    Juventud

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO