×
×
Red Internacional

Festival de Cine Alemán. Matti Geschonneck director de La Conferencia habla sobre su film y un hecho que marcó su vida

Matti Geschonneck nació en Potsdam en 1952 y proviene de una familia de artistas, es hijo del famoso actor de Alemania Oriental Erwin Geschonneck quien trabajó para Bertolt Brecht. Estudió dirección durante cuatro años en la WGIK, la Academia de Cine del Estado en Moscú. En la actualidad, vive en Alemania Occidental desde 1978.

Martes 13 de septiembre | 13:37

Conversamos con el director quien está de visita en Argentina en el marco del Festival de Cine Alemán, donde se presenta su film La Conferencia estrenado este enero en Europa en conmemoración del 80° aniversario de aquella reunión de jerarcas nazis donde se discutió la aniquilación de millones de vidas, y que ellos llamaron de “solución a la cuestión judía”.

Te puede interesar “La Conferencia” de Wannsee y la cuestión judía

Cómo pensó esta película en la que había que mostrar una conferencia, un relato siempre en el mismo lugar, conversaciones, diálogos.

Justamente, una de las condiciones mías para hacer esta película fue que se tratara solo de esta reunión, porque yo al principio no quería hacerla. Mis condiciones fueron que sea sin imágenes de archivos, sin fusilamientos, sin cámaras de gas, simplemente la reunión. Y la otra condición era que no tuviera música. Es una decisión que yo tomé como director, se la plantee al productor y aceptó. Fueron las dos condiciones que puse para hacer la película sino no la hubiera hecho.

Me llamó la atención que no tuviera música, obliga a que uno debe concentrarse en los diálogos.

La música te seduce. Y ya tenemos una manipulación desde el momento en que le ponemos uniforme a los actores, y ponemos un peinado de la época, los movimientos de la cámara. Ya ahí tenemos manipulaciones. Y la película es de ficción.

¿Cree que las películas referidas al Holocausto en Alemania son permanentes, se continúa procesando ese pasado?

No sé exactamente cómo fue recibida en la juventud, tampoco hay tantas películas sobre el Holocausto en realidad, pero sí sé que esta película la vieron siete millones de personas en Alemania, es decir una cantidad importante de público.

¿Sus películas son parte de un cine independiente? ¿Existe ayuda económica del Estado?

Esta era una película para la televisión en Alemania. Recién el año pasado la productora Constantin Film, dado que esta película ya había salido para televisión, me pidió que hiciera un retratamiento para cine. Más que nada lo que tiene que ver con la corrección de color, la mezcla de sonido, porque se había vendido a muchos países extranjeros para ser proyectada en cine.

La película se estrenó para televisión, en enero, cuando fue justamente el aniversario y hasta enero del año que viene está disponible en la biblioteca de medios del canal. También se pasa mucho en colegios y en eventos. Está teniendo bastante divulgación en el país.

Sobre el cine independiente, en Alemania no hay ninguna película que se haga sin subvención, ningún productor saca simplemente dinero de su bolsillo.

En la pandemia eso se dificultó. Yo trabajo principalmente en películas para la televisión y el canal en el que se transmitió La Conferencia es ZDF (Zweites Deutsches Fernsehen; en español, Segunda Televisión Alemana) un canal estatal.

El film tiene mucha vinculación con Argentina, Eichmann vivió aquí, con otro nombre. También otros nazis. En el caso Erich Priebke, responsable por los asesinatos de partisanos y judíos de las Fosas Ardeatinas, llegó a ser director de un colegio y destacado miembro de la comunidad alemana en San Carlos de Bariloche, lo descubrieron recién en 1995 y tiene cadena perpetua en Italia. ¿Conocía estas vinculaciones con el país antes de viajar?

Sabía de Priebke y el caso de Eichmann fue más conocido.

Además del tema histórico, cómo ve la valoración del film en relación a la guerra actual en Ucrania.

Yo que estudié en la URSS, tengo una relación muy fuerte con Rusia, pero esta guerra para mí es algo que no entiendo, me resulta incomprensible, cuál es el objetivo. Es una guerra en la que no va a haber ningún ganador. La idea de querer borrar del mapa a Ucrania no puede funcionar, no sé que se está buscando con la guerra.

Me gustaría plantearle nuestra posición ya que La izquierda diario pertenece al Partido de los Trabajadores Socialistas, un partido trotskista, con varios diputados y legisladores. Nosotros estamos en contra de la guerra, tanto de la invasión rusa como de la política expansionista y de rearme europeo.

Está bien eso, pero no hay nada que justifique esta guerra.

Es que están usando a Ucrania con otros fines.

Sí, seguro y también en la política interna.

Nos contaba que estudió cine en Moscú, pero leí también que hubo un hecho por el que tuvo que irse.

Hice todos los exámenes estatales allí aunque con ciertas interrupciones, y en 1978 tuve que irme.
Es un poco complicado y largo, pero tuvo que ver con una relación personal, mi amistad con Wolf Biermann [1], el cantautor y poeta. Somos amigos hasta el día de hoy. Yo estaba en el Partido (NdR, se refiere al SED, el partido estatal gobernante en RDA, la Alemania Oriental) y me habían pedido que me posicione en contra de él, y eso no lo hice. Entonces me excluyeron del Partido, esto me perjudicó en mi trabajo, en lo que era la Alemania Oriental y me hicieron fácil que me fuera a occidente como se hizo en otros casos.

En ningún momento había sido mi intención irme, pero ya no podía trabajar allí. En general en esos años hubo como una fisura, una grieta fuerte en el mundo de la cultura, en el año 1976 cuando echan a Wolf Biermann (de la RDA), fue un punto de quiebre con el Partido por el que muchos emigraron a otros países y también migraron internamente. Fue un proceso que ya venía de antes y la expulsión produjo esta situación en el ámbito de la cultura.

Wolf Biermann fue muy importante para mí, también en esta película. Me ayudó con las ideas y a sacar lo que no era necesario, porque el propio padre de Wolf, murió en la cámara de gas por judío y por comunista. De hecho fue a él, a la primera persona que le mostré la película, con la edición en crudo, y por suerte me dijo OK, está bien.

Trayectoria de Matti Geschonneck

Inicialmente trabajó como asistente de dirección de Thomas Langhoff, Eberhard Fechner y Diethard Klante. Si bien realizó su primer largometraje en 1991, Möbius, se dedicó principalmente a la televisión, donde dirigió varios episodios de la famosa serie policiaca Tatort. Con su segundo largometraje, Boxhagener Platz, estrenado en la Berlinale de 2010, se convirtió en un director de renombre. También en la Berlinale tuvo su estreno mundial en 2017 su largometraje En tiempos de luz menguante (In Zeiten des abnehmenden Lichts). Un director prolífico, sus películas galardonadas para televisión y cine incluyen Angst hat eine kalte Hand (1995), Der Schrei der Liebe (1996), Der Rosenmörder (1997), Reise in die Nacht (1997), Mörderkind (1998), Comeback für Freddy Baker (1998), Ganz unten, ganz oben (1999), Jenseits der Liebe (2000), Ein mörderischer Plan (2000), Späte Rache (2001), Die Mutter (2002), Mord am Meer (2005), Liebe nach dem Tod (2005). Es miembro de la Academia de Cine Europeo.


[1Wolf Biermann es un cantautor y poeta alemán de la ex Alemania Oriental, RDA. Por sus posiciones críticas en los años 60 sus obras eran vetadas y finalmente, en 1976, después de un concierto en Colonia, le quitaron la ciudadanía, lo que obligó a su familia a mudarse a Berlín Occidental. Es padre de la famosa cantante Nina Hagen. Hoy sus posiciones políticas han cambiado.

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias