×
×
Red Internacional

El ministro anunció que se pagará entre octubre y noviembre. El monto total será de $45.000 por debajo de lo que costó la canasta de indigencia de $56.732 en septiembre. La inscripción comienza este lunes 24 de octubre.

Escuchá esta nota
Jueves 20 de octubre de 2022 | 18:20
Foto: @SergioMassa

El Gobierno nacional confirmó este jueves el mini bono de $45.000 divididos en dos pagos entre octubre y noviembre de $22.500, para aquellas personas que no reciben ningún otro tipo de ingreso. La suma está por debajo de la canasta de indigencia de septiembre de $56.732, según publicó el Indec. El primer día de pago será el 11 de noviembre próximo.

En todo el país hay de 17,3 millones de pobres, pero el Gobierno estima que este bono lo cobrará alrededor de dos millones de personas.

El anuncio lo hizo a través de su cuenta de Twitter el ministro de Economía Sergio Massa después de un encuentro con la titular de ANSES, Fernanda Raverta.

Te puede interesar: Las consecuencias del ajuste del FdT: la pobreza afecta a más de 17 millones de personas

El bono alcanzará aquellas personas que no tengan empleo registrado, ni perciban Asignación Universal por Hijo, Estudiante o familiares. Tampoco perciban planes sociales o prestaciones por desempleo, ni jubilaciones o pensiones. En la Argentina hay 5,4 millones de trabajadores informales, según el Indec, es el valor más alto desde que se publica la serie en 2016.

Se informó oficialmente que “coordinamos la implementación de la inscripción para el Refuerzo Alimentario para Adultos sin Ingresos, que será a partir del lunes 24 de octubre sin turno, en las oficinas de ANSES y comenzará a pagarse desde el día lunes 14 de noviembre por terminación de DNI”. También se aclaró que “podrán acceder al Refuerzo Alimentario personas de 18 a 64 años que no perciban ingresos, asistencia del Estado o tengan bienes registrados”.

Un bono que no permite recuperar todo lo perdido

El gobierno del Frente de Todos prometió empezar primero por los últimos. Sin embargo, los trabajadores informales fueron uno de los sectores que más perdieron en los últimos años. El poder adquisitivo de los trabajadores no registrados se derrumbó un 34,8% en julio en relación a octubre de 2016. No se revirtió el ajuste macrista como prometió el Frente de Todos.

La inflación de este año se aceleró y se proyecta que alcanzará al 100,3% según los analistas económicos que participan del Relevamiento de Expectativas Económicas (REM) del Banco Central. Los costos de la suba de precios recaen con más fuerza sobre los sectores más vulnerables.

No todos perdieron durante este Gobierno. Los empresarios aumentaron su porción en el reparto de la torta de riqueza producida del 40,2 % en 2016 al 47 % en 2021 y la participación del salario bajó de 51,8 % a 43,1%. Según un informe de CIFRA, en el período estudiado de 2016 a 2021 los asalariados perdieron $ 7,7 billones de 2021, que equivalen a U$S 70.000 millones (de diciembre del 2021). Según el documento, la mayor pérdida ocurrió durante el gobierno actual.

La mejora en los negocios de los más ricos del país ocurrió mientras se ajustó a los jubilados, los salarios estaban estancados o perdían poder de compra y la pobreza aumentaba.

Te puede interesar: Radiografía de los dueños del país: ¿quiénes ganaron en la pandemia?


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias