×
×
Red Internacional

Estado español. Masiva movilización en Madrid exige una mejor salud pública

Una multitudinaria marcha reclamó este domingo en Madrid una mejor salud pública, convocada por colectivos de trabajadores de la salud y vecinos que denuncian el deterioro del servicio luego de haber sido la primera línea durante la pandemia. Esta marcha coincide con las movilizaciones y paros de trabajadores de la salud en Argentina.

Domingo 13 de noviembre | 16:17

Unos 200.000 manifestantes recorrieron el centro de la capital del Estado español según fuentes del Gobierno, mientras que los convocantes elevaron a cerca de 670.000 los participantes en esta marcha con el lema “Madrid se levanta por la Sanidad Pública”.

Los convocantes, respaldados por sindicatos y partidos políticos, acusan a la presidenta del Gobierno regional, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, de "destruir" este servicio público.

Desde temprano por la mañana los trenes y metros que venían desde los barrios y los pueblos estaban repletos de gente. En la estación de Atocha, miles que bajaban de los trenes ya iban cantando. Los alrededores de Atocha repletos de gente, no se podía ni pasar. Y así se desbordaron las calles, todo el Paseo del Prado hasta Cibeles. Un solo grito: “Ayuso, escucha, Madrid está en la lucha”.
Varios sindicatos, asociaciones y colectivos de trabajadores y usuarios llaman a movilizarse este domingo 13 de noviembre en Madrid en defensa de la sanidad pública. Las columnas llegaron a Cibeles desde varios puntos de la ciudad.

Los participantes reclamaron que las protestas se extiendan a todo el país en defensa de un sistema sanitario público de calidad, en un recorrido amenizado por grupos de música mientras coreaban eslóganes contra la presidenta regional y llevaban pancartas con lemas en apoyo a los profesionales del sector.

“Ayuso, escucha, sanitarios en la lucha”, “La sanidad no se vende, se defiende”, “La sanidad es de todos”, eran algunos de los lemas y cantos más escuchados en la mani de este domingo. Durante los días previos ya se podía prever que iba a ser masiva. Grupos de vecinos panfleteando en las salidas del metro, familiares y amigxs que preguntaban: “Oye, ¿nos vemos el domingo? Yo voy”, y mucha difusión en redes sociales. Lo que se venía venir como una marea masiva, se transformó en un tsunami.

Una responsable del sindicato de enfermería Satse, Teresa Galindo, subrayó que "basta ya de maltrato y cansancio", porque "sin facultativos" la sanidad no funciona.

Otros representantes de distintos sindicatos advirtieron de que "no se va a consentir" que el Gobierno de Ayuso siga recortando en un derecho fundamental como la sanidad, destacaron la "comunión" entre pacientes y profesionales en defensa de este servicio público y calificaron la protesta de "impresionante".

Además de Madrid, en Santander (norte) cientos de personas se concentraron de demanda de mejoras en el servicio sanitario público.

El personal sanitario exige mejoras como más profesionales para poder dedicar más tiempo a cada paciente, ya que muchos médicos tienen que atender hasta más de medio centenar de enfermos al día, rechaza el sistema de atención por videoconferencia para casos urgentes y denuncia una saturación de trabajo especialmente en áreas como la atención primaria y pediátrica.

Te puede interesar: Conflicto salud: este 17/11 que la marea blanca sea un tsunami

Estos profesionales estaban convocados a una huelga desde el pasado viernes hasta este domingo en la región de Madrid, mientras que distintos colectivos plantean un paro a partir del 21 de noviembre en toda España.

La lucha por la defensa de la salud pública hace tiempo viene tomando las calles de Madrid: a las movilizaciones semanales en los barrios se han sumado estas pasadas semanas movilizaciones de Marea Blanca, la huelga de sanitarios de los de los nuevos PAC (Puntos de Atención Continua) y la huelga indefinida de médicos de atención primaria y de pediatría que se iniciará el próximo 21 de noviembre.

Esta defensa por la salud pública en Madrid ha sido una constante en los últimos años como respuesta paralela a un proceso privatizador que no es nuevo, sin embargo los últimos ataques como el despido de 6.000 profesionales Covid en abril de 2022, la catástrofe del plan de urgencias ideado por Ayuso con el que se reabrían centros de urgencias extrahospitalarias hace unas semanas sin personal suficiente, y las últimas subidas de tono de Isabel Díaz Ayuso cargando contra los sanitarios como “privilegiados e interesados”, han animado a profesionales y usuarios para dar un paso más en su lucha con la convocatoria de huelgas y movilizaciones como la del domingo.

La situación de atención primaria y de las urgencias extrahospitalarias es solo la punta del iceberg que muestra la situación crítica de la sanidad pública. Algo que en Madrid se muestra de manera más acelerada pero que no es exclusivo de esta Comunidad. Hace años que los diferentes gobiernos del PP y PSOE vienen privatizando y desfinanciando la sanidad pública.

Los avances contra la salud pública de los gobiernos viene encontrando la resistencia de los trabajadores y la población que dependen de este servicio básico para la vida. Algo que estamos viendo al mismo tiempo en Argentina con la extendida lucha de los médicos residentes de todo el país.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Masiva-movilizacion-en-Madrid-exige-una-mejor-salud-publica