×
Red Internacional

Trabajadores de los Hospitales Interzonal de Agudos, Materno e Inareps movilizaron desde Luro e Independencia hacia Zona Sanitaria VIII. Fue este lunes y reclaman que el salario supere la canasta familiar, mejoras edilicias, insumos y un bono por pandemia de diez mil pesos.

Lunes 19 de abril | 22:29

Estamos atravesando la segunda ola de una pandemia que no cede y las y los trabajadores de la salud lo saben. Han recibido aplausos y el apoyo de toda la población durante estos quince meses y sin embargo desde el gobierno se los llamó esenciales y los tratan como “descartables”, como denunciaron hoy en las puertas de Zona Sanitaria VIII ubicada sobre Av. Independencia y 11 de Septiembre. Les trabajadores, que desde hace dos semanas vienen llevando adelante una retención de tareas y acampe en el Hospital Interzonal de Agudos y al que se han sumado les trabajadores de los hospitales Materno Infantil e Inareps, anunciaban que la movilización “era histórica”. Es que están unidos todos los servicios del hospital en una lucha que empezaron las enfermeras y se fueron sumando camilleros, técnicos, trabajadores de limpieza y administrativos.

Reclaman que su salario supere la canasta familiar y así evitar el pluriempleo que los obliga a tener dos trabajos para llegar a fin de mes. También exigen un bono mientras dure la pandemia de diez mil pesos, insumos y mejoras edilicias en los hospitales. “No podemos trabajar en estas condiciones, con canillas que no tienen agua”, afirman los trabajadores. “Hemos tenido que comprarnos nuestros insumos porque no nos daban”, afirman enferemeras que realizan diálisis. El reclamo de las vacaciones y el pase a planta permanente de los contratados y becarios se suma también a la denuncia de la “desidia que pesa hace años sobre el sistema de salud”.

La Izquierda Diario se hizo presente en la movilización y dialogó con trabajadores de los tres hospitales en lucha.

Gastón Vargas, titular de Zona Sanitaria VIII, que hoy acompañó un comunicado en donde distintos efectores de salud y gremios afirman que “el sistema sanitario tiene un límite” se negó a recibir a los trabajadores de la salud. Tampoco el Intendente, Guillermo Montenegro, escucha el reclamo.

Durante la masiva movilización, les trabajadores de la salud volvieron a exigirle a los gremios ATE y Salud Pública que representen la voz de les trabajadores y dejen de mirar para otro lado.

Mientras transcurría la movilización se conoció el anuncio de Alberto Fernández de otorgar un bono de 6.500 pesos a les trabajadores de la salud. “Es poco, siempre la miseria para nosotros”, decían les trabajadores que reclaman tener un trabajo que les permita llegar a fin de mes.

Al finalizar realizaron una asamblea en la que decidieron continuar con el acampe en el playón del Hospital Interzonal de Agudos y las medidas de fuerza.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias