×
Red Internacional

Una enorme multitud de más de 4000 personas marchó por las calles de esta ciudad del noroeste para rechazar la ofensiva minera del Gobierno, que desplegó cientos de gendarmes.

Sábado 10 de abril | 20:31

El pueblo de Andalgalá, en Catamarca, protagonizó una enorme movilización de más de 4000 personas contra el intento del gobierno provincial de avanzar con la megaminería, a lo que se suma el desgaste generado por la enorme crisis social y la grave situación sanitaria, ya que esta ciudad es la segunda con más contagios en toda la provincia.

La bronca estalló luego de que el Gobierno provincial, conducido por el oficialista Raúl Jalil, habilitara el ingreso de máquinas excavadoras para comenzar las operaciones de la minera Yamana Gold en la zona del Nevado del Aconquija.

Desde hace semanas sectores ambientalistas sostienen un bloqueo en defensa del agua y exigiendo el fin del proyecto MARA, que es llevado adelante por esta empresa junto a Glencore Xstrata para explotar Agua Rica. Se trata, denuncian los ambientalistas, de una nueva violación de la Ley de glaciares.

A esta situación se sumó una nueva provocación del Gobierno provincial, que envió 300 efectivos de gendarmería a la zona, buscando intimidar, como forma de contener la situación social.

Sobre la movilización y los hechos de la jornada, desde la Asamblea El Algarrobo, de Andalgalá, emitieron un comunicado con el título “A la violencia del Estado Provincial el pueblo de Andalgalá responde” en el que señalan que “[a]nte el avasallamiento de nuestros derechos humanos fundamentales y la violación sistemática de las leyes, durante una multitudinaria caminata, el pueblo de Andalgalá expresó hoy su indignación en las oficinas que Agua Rica tiene en el centro y en la sede del Frente para la Victoria, centros simbólicos del aparato represor estatal megaminero. Estos incidentes son la clara muestra de que el pueblo está cansado del manoseo y que no hay paz ni licencia social.” También aclaran que aunque entienden “la bronca ocasionada por el inicio ilegal de las actividades de exploración avanzada que lleva adelanta MARA, ex minera Agua Rica, desde la Asamblea El Algarrobo negamos cualquier vinculación con los incidentes violentos producidos esta tarde.”

Además, denuncian a la Policía por “liberar la zona y enviar infiltrados que comenzaron los incendios y los ataques contra el inmueble donde Agua Rica tiene sus oficinas.” “¿Dónde estaban los 60 policías que vinieron de la ciudad capital, que hasta esta tarde militarizaron la ciudad y, a la hora de los disturbios desaparecieron?”, se preguntan. Señalan también que “operadores políticos aprovecharon la situación incitando a lxs manifestantes a desplazar la violencia hacia otros puntos, acción en la que integrantes de la Asamblea actuamos para disuadirlos.”

“Como todo Andalgalá sabe, desde hace once años y 584 caminatas, las distintas asambleas ciudadanas, incluida la Asamblea El Algarrobo, y demás ciudadanos que rechazamos la megaminería, nos manifestamos pacíficamente por las calles de nuestro pueblo para exigir la inmediata paralización de la actividad en el yacimiento Agua Rica”, concluye el comunicado.

Te puede interesar: Megaminería contaminante.Envían a la Gendarmería para garantizar la megaminería en Andalgalá




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias