×
×
Red Internacional

Universidades. Masiva manifestación impide al gobierno realizar propuesta de recorte al FEES

La marcha de este martes 16 de agosto, llevada a cabo por decenas de miles de personas, obligó al gobierno a no llevar adelante el recorte de 129 mil millones al presupuesto universitario. Mañana se discutirá el reconocimiento por inflación. ¿Qué nos queda hacer ahora?

Fernanda Quirós MoyaOrganización Socialista Revolucionaria - Pan y Rosas Costa Rica

Martes 16 de agosto

Tras el anuncio del gobierno de recortar 129 mil millones de colones al presupuesto universitario, las 5 universidades públicas (UCR, UNA, TEC, UTN, UNED) acordaron una marcha este martes 16 de agosto, en defensa de la educación pública y contra el recorte al FEES.

La marcha se llevó adelante con decenas de miles de personas, entre estudiantes de distintas sedes y recintos universitarios, y del sector trabajador de las universidades, quienes levantaron carteles tales como “sin beca no podría estudiar”, “fees para todos”.

Al tiempo que se realizaba la marcha, la Comisión de Enlace llevó a cabo su tercera reunión, en la que el gobierno, producto de la masiva manifestación, fue obligado a desistir de recortar los 129 mil millones, quedando la propuesta de mantener la base presupuestaria dada en el 2022 para el presupuesto del 2023, siendo esta de 559 199 millones de colones.

Este miércoles la Comisión de Enlace realizará otra reunión para discutir si se añade un monto extra como ajuste por inflación, la cual ronda el 11% y es la más alta desde el 2009.

¿Qué sigue ahora?

Si bien es cierto la marcha obligó al gobierno a no llevar adelante su propuesta de recorte al FEES, la pelea no termina acá. La pelea sigue y se debe contemplar en dos sentidos.

En primer lugar, en los 100 días del gobierno de Chaves, este ha demostrado que continúa con una agenda de ajuste para la clase trabajadora, cuyas consecuencias se perciben en el alto costo de la vida (aumento de gasolina, tarifas de buses y de alimentos de la canasta básica), con salarios que no alcanzan para cubrir todas las necesidades. Sin lugar a dudas esto afecta a estudiantes y sector trabajador de las universidades, por lo que es necesario pelear contra esta agenda del gobierno.

Por otro lado, la pelea contra el gobierno no debe dejar por fuera la discusión sobre el modelo universitario que queremos y con respecto a la distribución del presupuesto universitario. Si bien será el mismo del año 2022, es claro que las y los estudiantes, aun sin el recorte de 129 mil millones, ya enfrentan condiciones de estudio que no son las óptimas: becas que no cubren el costo real de la vida universitaria, falta de cupos y cursos; mientras que la mayor parte del sector docente se encuentra en precarización laboral.

Frente a esos problemas, hay que apostar por un modelo democrático radical con voto universal, donde estudiantes y sector interino puedan tener voz y voto en las decisiones presupuestarias y políticas que conciernen a la universidad, para que el dinero cubra las necesidades de la población mayoritaria en la universidad: becas que cubran el costo real de la vida universitaria, contratación masiva de docentes en interinazgo para otorgar estabilidad laboral y también tener apertura de cursos y cupos.

Si con la movilización se obligó al gobierno a dar un paso atrás, también con la movilización y organización se puede luchar por otro modelo de universidad que responda a nuestras demandas. Para ello es necesario llevar adelante un espacio asambleario que permita en este inicio de semestre que estudiantes y trabajadores se organicen con independencia política de las autoridades universitarias y el gobierno, para poner al frente sus demandas.

Una exigencia en común: contra la precarización en el sector educación

Recientemente, la Ministra de Educación puso en competencia los presupuestos del Ministerio de Educación Pública y las universidades públicas. Lejos de pensar en trabajadores de un sector y otro como enemigos, tienen un elemento en común: precarización laboral y salarios que no alcanzan para el alto costo de la vida.

Por este elemento en común, es necesario que las y los trabajadores de la educación, sea el nivel que sea, se organicen por fuera de las autoridades, el gobierno y los partidos patronales, para poner sus demandas sobre la mesa: contratación masiva de docentes que se encuentran desempleados, otorgamiento de plazas a docentes en condición de interinazgo, salarios que cubran la canasta básica, y que sea docentes quienes tomen las decisiones que conciernen a sus centros de trabajo.

Te puede interesar: Comienza negociación sobre FEES. Apuntes para luchar por una educación pública y gratuita




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias