Internacional

REPRESIÓN

Más policías chilenos implicados en encubrimiento del caso del joven arrojado desde un puente

Tras la consternación nacional por las imágenes del viernes pasado que muestran a un carabinero arrojando a un joven de 16 años desde un puente al río Mapocho de Santiago, se conoció que los policías no solo mintieron diciendo que "se cayó", sino que además falsificaron la información posterior.

Lunes 5 de octubre | 11:26

Este domingo se realizó en Chile la audiencia de control de detención y de formalización en contra de Sebastián Zamora, policía acusado de homicidio frustrado en contra de un menor de 16 edad, que el día viernes en el marco de las protestas en Plaza Dignidad, fue empujado alevosamente al río Mapocho en un hecho que abrió una nueva crisis política en el Gobierno de Piñera.

Te puede interesar: Detienen a carabinero que arrojó al río a un manifestante en Chile

En la audiencia, la fiscal a cargo del caso, Ximena Chongo, presentó un video de una cámara de cuerpo de uno de los policías, donde se ve lo que sucede los momentos antes del intento de homicidio contra el joven, y cómo la policía reprime y arremete contra las y los manifestantes.

También se puede ver cuando uno de los policías señalan “cayó un huevón” refiriéndose al joven empujado por el policía. Además, demuestra que no solo lo empujaron con saña y alevosía, sino que posteriormente, sabiendo que estaba en el río, la propia Policía lo dejó tirado y se fue del lugar de los hechos, de forma completamente escandalosa.

Te podría interesar: “No se cayó, lo tiraron”: manifestaciones en repudio a Carabineros y el Gobierno de Piñera

Mirá la entrevista a Dauno Totoro, corresponsal de La Izquierda Diario Chile.

Además en la audiencia de este domingo se conoció que los policías no solo encubrieron el hecho diciendo que se había “caído” al río, sino que posteriormente falsearon el informe diciendo que al joven lo habían detenido y ellos lo habían llevado a la Clínica Santa María. Ninguna de esas declaraciones eran ciertas.

Según la fiscal, los policías realizaron cuatro llamadas telefónicas, entre las 21.09 y las 23.30, con los fiscales Centro Norte de turno. ¿Qué dijeron? Que el menor que había sido empujado al río, estaba detenido e internado en la Clínica Santa María, y que ellos lo habrían entregado allí. Una falsedad absoluta cuando todo el mundo sabe que huyeron inmediatamente, y que además lo desmintieron trabajadores de la propia clínica.

La responsabilidad no es solo del carabinero que lo tiró al río, quien quedó con prisión preventiva según lo dictaminado en el tribunal, sino también de todo el equipo que lo encubrió durante los siguientes dos días, también el jefe de Carabineros, Mario Rozas, que se ha quedado callado y ha sido responsable de estas tácticas directas de perseguir hasta matar manifestantes, así como el Gobierno criminal de Piñera que salió a respaldar a la policía y a Rozas.

Te puede interesar: Qué hacer con la Policía







Temas relacionados

Plaza de la Dignidad   /    Carabineros de Chile   /    Chile   /    Sebastián Piñera   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO