×
×
Red Internacional

En un contexto de fuerte aumento del dólar blue y el riesgo país, Guzmán colocó deuda atada al dólar y a la inflación con una tasa de hasta 3,3 % y al 60 % anual. Si se analiza por tipo de instrumentos, del total de financiamiento obtenido por la Secretaría de Finanzas, el 85 % correspondió a instrumentos con vencimiento este año. Es un respiro parcial para Guzmán, porque la inestabilidad financiera ante la escasez de dólares y la presión del FMI continúa.

Martes 28 de junio | 20:55

Este martes en medio de la tensión cambiaria, con incremento del dólar blue y el riesgo país, el ministerio de Economía cubrió los vencimientos de deuda en pesos que afrontaba esta semana y juntó $ 248.000 millones, es decir alrededor de $ 15.000 millones más de los que necesitaba. El Gobierno ofreció a los inversores títulos atados al dólar y a la inflación. En dos días vence deuda por $ 600.000 millones aproximadamente y eso provoca tensiones en el mercado financiero respecto a la posibilidad de que el Gobierno deba emitir para pagarlos, lo que pondría en cuestión el cumplimiento de las metas con el FMI.

Sobre unos $ 11,2 billones de deuda en pesos, el sector privado liderado por bancos, empresas de seguros y fondos de inversión concentra casi la mitad del stock, el grueso en bonos ajustados por inflación (CER).

Este lunes el presidente del Banco Central Miguel Pesce se reunió con el presidente de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI), Valentín Galardi, para asegurarle que la autoridad monetaria actuará de reaseguro para la industria, por medio de un instrumento que asegure liquidez para ese tipo de entidades.

En esta última licitación, Economía recibió 891 ofertas que representaron un total de VNO $ 263.098 millones, adjudicándose un valor efectivo de $ 248.078 millones. Del total de financiamiento obtenido, el 85% correspondió a instrumentos con vencimiento este año y, el 15% restante, al instrumento vinculado al dólar con vencimiento en 2023.

El Gobierno convalidó un 51 % anual en el caso de la Letra de Liquidez (Lelite) emitida a un mes para Fondos Comunes de Inversión (FCI) y se ampliaron del 56,8 al 60,01 % para el caso de las Letras de Descuento (Ledes) colocadas a 60, 120 (salió al 59,49%) y 140 días.

En tanto, el 51% del monto adjudicado fue en instrumentos ajustables por CER, el 34% en instrumentos a tasa fija y, el 15% restante en instrumentos dollar linked. Es decir, los inversores prefirieron los bonos ajustables por inflación, se calcula que la inflación este año será del 72,6 %, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central. En el caso de los instrumentos con ajuste CER (LECER) el rango de tasas reales se ubicó entre el 2,5 % al 3,3 % anual.

A los grandes empresarios se les garantiza bonos ajustados por inflación mientras los trabajadores y los sectores populares pierden frente a la inflación porque sus salarios e ingresos quedan por detrás de los precios.

La incertidumbre por los vencimientos de deuda se debe a que si Economía no consigue que los “mercados” (es decir los bancos, los fondos de inversión, los especuladores en general) presten pesos para cancelar la deuda, eso podría impactar en que compren dólares en vez de los títulos públicos lo que presionará sobre el tipo de cambio. Además, Economía tendría que recurrir al Banco Central para que emita pesos para cubrir déficit fiscal, que va en contra de lo que exige el acuerdo con el FMI.

Guzmán logró un alivio temporal con esta licitación, pero se patea la deuda para más adelante mientras persiste la "falta" de dólares y la elevada inflación.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias