Internacional

NISSAN NO SE CIERRA

Más de 1200 trabajadores recorren el centro de Barcelona al grito de “¡Nissan no se cierra!"

Más de 1200 trabajadores y trabajadoras, entre el personal de Nissan y de subcontratas, se manifiestan por el centro de la ciudad al grito de “Nissan no se cierra” y denuncian la codicia de la patronal que ha programado el cierre de la producción en Catalunya para el próximo diciembre.

Miércoles 10 de junio | 22:44

Nueva acción de los trabajadores y trabajadoras de Nissan y diferentes subcontratas ayer por el centro de Barcelona. Desde que a finales del mes pasado se conociera la decisión de la empresa de finalizar la producción en sus plantas de Catalunya, las acciones por parte de trabajadores se suceden.

Concentraciones frente a las fábricas, marchas desde Montcada a Barcelona, acciones frente a los concesionarios son algunas de las acciones realizadas.

Te puede interesar: Trabajadores se concentran frente a Nissan Barcelona ante el anuncio de cierre

Para este próximo viernes 12 de junio está programada la siguiente. Las plantillas de las subcontratas realizarán una acción de protesta a las 10:30 en la fábrica de Zona Franca.

Durante la concentración se pudieron escuchar cantos contra la empresa, tachándolos lógicamente de “mentirosos” y “ladrones”, pues después de millones de euros de subvención y ayuda pública se han dedicado a llenarse los bolsillos mientras desmantelaban la fábrica y precarizaban a los trabajadores.

También durante la manifestación había sectores de trabajadores que seguían defendiendo la continuidad de la fábrica y su producción aunque la dirección de Nissan se marche. Así lo comentaba E., delegado sindical de la subcontrata Acciona; “Aunque Nissan se vaya esa fábrica tiene que seguir produciendo, tiene que mantener los puestos de trabajo”.

Las subcontratas, que concentran a más de 20.000 mil familias afectadas por el cierre de la fábrica, están iniciando procesos de organización y coordinación, como muestra la acción del próximo viernes en Zona Franca. Recordemos que entre las subcontratas hay grandes empresas multiservicios como la propia Acciona o multinacionales del calibre de la estadounidense Lear.

Coordinación para pelear y solidaridad activa

La decisión de la patronal parece firme, enmarcada en un plan previo a los efectos del Covid19, que este probablemente aceleró. Como nos recordaba E. durante la marcha “nosotros [trabajadores de Nissan y subcontratas] ya hicimos 5 concentraciones antes de la pandemia”.

Te puede interesar:La CGT de Cataluña exige la nacionalización de la fábrica de Nissan

Frente a este ataque de la patronal varias subcontratas están empezando a coordinarse y organizar acciones conjuntamente, lo que es un aspecto esencial para golpear con más fuerzas a la patronal por las mismas demandas. Queda, como también apuntaba E., que desde el Comité de Empresa de Nissan “se nos tenga en cuenta a las subcontratas, que podamos contar con representantes”.

Esta unidad entre trabajadores de Nissan y subcontratas aportaría una mayor fuerza de cara a imponer una salida a favor de los trabajadores, no solo ante la patronal que busca desmantelar la fábrica y dejarlos a todos en la calle, sino también contra los planes del Gobierno y el Govern (Gobierno de Catalunya) con la complicidad de las direcciones sindicales mayoritarias, que pasan, en el mejor de los casos por volver a llenar los bolsillo de la patronal y aguantar un nuevo chantaje de la dirección de la empresa.

Los sindicatos mayoritarios deben romper la política de aislamiento del conflicto y pelear consecuentemente por mantener los puestos de trabajo. Hay que rodear de solidaridad activa la lucha de los trabajadores y trabajadoras.

Nacionalización sin indemnización bajo control de los trabajadores

Si Nissan quiere irse de Catalunya, que se vayan los empresarios, sin llevarse ni un solo tornillo. Con la perspectiva de mantener los puestos de trabajo la única opción viable es la nacionalización de la producción bajo control de los propios trabajadores y trabajadoras, que son los que diariamente han estado poniendo en marcha las líneas de producción.

Una nacionalización que debe ser sin indemnización, mas aun después de todo el dinero público que en la última década ha recibido la empresa.

Esta perspectiva no solo permitiría el mantenimiento de los puestos de trabajo sino también la organización y orientación de la producción a las necesidades sociales que la crisis del Covid ha puesto sobre la mesa, especialmente en lo referente a material sanitario.







Temas relacionados

Huelga Nissan   /    Estado español   /    Nissan   /    Barcelona   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO