Mundo Obrero

Gremiales

Más de 100 personas participaron del Plenario Nacional de los Trabajadores de Alimentación

Este domingo por Zoom se realizó el plenario de la rama alimenticia con la participación de más de 120 trabajadoras y trabajadores de 22 fábricas de todo el país que se organizaron para dar una salida a la crisis en curso, para que esta vez no la paguemos los trabajadores y el pueblo.

Lunes 10 de agosto | Edición del día

Estuvieron presentes compañeros y compañeras de la Lista Azul y Blanca del STIA San Luis, de la agrupación Transparente del STIA Buenos Aires y la agrupación Bordó del STIA Buenos Aires, la Comisión Interna (CI) de Bagley San Luis, CI de Arcor San Luis, CI y trabajadores de FelFort, trabajadores de Mondelez Pacheco ex Kraft, de Mondelez Victoria(ex Stani), delegados de la CI y trabajadores de la Virginia de Rosario.

Participaron además obreros y obreras de Nevares, de Sancor, de La Nirva y de fábricas de la Alimentación de La Matanza del STIA y de STIPA, de Gate Gourmet, trabajadores en lucha por su reincorporación de Lodiser, de Arcor Salto, de la planta de jugos de Ledesma Jujuy. También trabajadores de la Coca Cola del gremio de aguas gaseosas SUTIAGA, delegado y trabajadores de de Fernet Branca del SOEVA (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas).

Fue un orgullo que estén presentes los compañeros de PepsiCo, los compañeros del Frigorífico Penta en lucha y haber recibo el saludo de Jorge Medina, trabajador de Madygraf bajo gestión obrera.

Compartimos las resoluciones del encuentro.

Las y los trabajadores de la alimentación estamos preocupados ante la realidad que vivimos como pueblo trabajador. Ante la situación de crisis económica, sanitaria y social, necesitamos construir una salida.

Antes de la pandemia del Covid-19 la situación no era buena para nosotros, hoy podemos decir que la situación empeora, con el colapso del sistema sanitario, se desarrolla una crisis social que debido a la magnitud de la crisis económica en curso las consecuencias para el pueblo trabajador será peor.

En este marco, el gobierno nacional cerró un acuerdo con los acreedores buitres de Wall Street, con el argumento de que son los pasos necesarios para volver a la “normalidad”, pero lo cierto es que ahora tendrá que negociar con el FMI acerca de la deuda que contrajo Macri, el cual estará dispuesto a negociar a cambio de las “reformas estructurales”. Es decir las reformas laborales, previsionales y fiscales.

Mientras que esto sucede la CGT mira para otro lado y se junta con la Asociación Empresaria Argentina para pactar un documento cuyo único objetivo es defender el interés del patrón. Mientras el pueblo trabajador sufre las consecuencias de la crisis sanitaria, social y económica; aumentan los niveles de desnutrición de nuestros chicos, la desocupación comienza a crecer y en la actualidad la mitad de la población está en la línea de pobreza.

Esto se da mientras que el gobierno nacional comienza a dialogar con las cámaras empresarias y la CGT sobre la “modernización de las relaciones laborales”, la cual la quieren aplicar post pandemia en el marco del pacto social que preparan contra el pueblo trabajador.

Es en este marco que los trabajadores de la alimentación venimos desarrollando tareas por considerarnos como esenciales, pero esta definición está hecha desde un criterio de ganancias empresarias, ya que es lo mismo producir fideos que chocolates.

Asimismo, nos oponemos a la aplicación el protocolo de la COPAL, el cual es completamente productivista, que facilita las maniobras de las patronales, cuyo objetivo es garantizar las ganancias y no las vidas de los trabajadores.
Hoy la rama de la alimentación es una industria que no ha parado y viene produciendo, manteniendo ganancias.

Los trabajadores alimenticios agrupados en la Federación venimos de obtener un mísero aumento salarial del 6% recién en el mes que viene, mientras la inflación en lo que va del año supera el 14% y la remarcación de precios de los productos que nosotros elaboramos supera el 21%.

A Pesar de la pasividad de la CGT y de los sindicatos de la rama alimentación los trabajadores desarrollamos distintas luchas de resistencia en el marco de esta difícil situación.

Hoy damos un paso importante al reunir a los trabajadores de importantes establecimientos industriales de alimentos, agrupados en la Federación Alimentación, donde también saludaron a sectores que se empiezan a organizar como oposición en los otros gremios que conforman la rama, como aguas gaseosas y el vitivinícola; junto a los compañeros que vienen luchando por su fuente de trabajo del frigorífico Penta. Es un paso en el sentido de una coordinación más amplia entre los trabajadores, más allá de cualquier encuadre gremial, que unifique las luchas de los trabajadores contra el pacto social entre las empresas, el gobierno y las conducciones sindicales.

Por qué se trata de organizarnos para dar una salida a la crisis en curso, para que esta vez no la paguemos los trabajadores y el pueblo.

RESOLUCIONES

1.- Exigimos a la CGT que rompa con la pasividad, que llame a la organización del conjunto del movimiento obrero, para que la clase obrera organizada intervenga con plan de lucha y un programa que responda al conjunto de los intereses del pueblo trabajador ante la crisis económica, social y sanitaria que vivimos.
Para esto, hay que afectar las riquezas empresarias y priorizar las necesidades del pueblo.

2.- Desconocimiento soberano de la deuda externa; porque es ilegítima y fue contraída para las necesidades de la minoría empresaria. Rechazamos el acuerdo con los fondos buitres. No al pago de la deuda externa. ¡Fuera el FMI!

3.- No los despidos, ni suspensiones ni rebaja salariales. En defensa de la fuente de trabajo. Por un seguro de desempleo universal para todo el que lo necesite en el camino del trabajo para todos. Apoyamos a todas las luchas en curso como la pelea que están dando los compañeros del Frigorífico Penta.

4. - #LasVidasTrabajadorasImportan por eso denunciamos a las empresas alimenticias y su sed de ganancias, que nos hacen producir en medio de la pandemia sin respetar las condiciones de seguridad e higiene. Nos oponemos al protocolo de la COPAL por tener un criterio productivista y que no responde a las necesidades de la salud y vida de los trabajadores esenciales de la industria de la alimentación. Las golosinas y chicles no son esenciales! Licencias pagas al 100%. Exigimos testeos masivos y permanente al conjunto de los trabajadores, junto a la conformación de Comisiones de Higiene y Seguridad en todas las fábricas y establecimientos, independientes, que supervisen si están dadas las condiciones para poder desarrollar nuestras tareas.
Por la implementación de protocolos de los trabajadores en todas las ramas de la alimentación y no de la COPAL.

5. A todos los sindicatos de la industria de la alimentación, en especial a los agrupados en la Federación exigimos que rompan con la pasividad y organicen asambleas en todas las fábricas y establecimientos para discutir entre todos la defensa de los puestos de trabajo pero también la recomposición salarial que necesitamos para vivir. Por eso rechazamos el acuerdo realizado por la Federación de Daer y Morcillo y exigimos la apertura de paritarias.

6. Apoyamos e impulsamos la unidad de los trabajadores a partir de un método que es la democracia obrera. Por eso alentamos a la unidad y conformación de frentes de unidad en todos los gremios de la industria de la alimentación. Apoyamos la a la Lista Bordo Transparente Naranja que se plantó como alternativa a Daer y la Verde en el STIA Buenos Aires. Es un ejemplo que queremos generalizar por eso apoyamos, impulsamos y alentamos a todos los reagrupamientos opositores a la burocracia de Morcillo, Daer y la Verde en los sindicatos de la alimentación. Así mismo apoyamos la conformación de reagrupamientos unitarios y opositores en todos los gremios de la rama alimentación.
En todas las fábricas y establecimientos llamamos a la unidad de los trabajadores, para recuperar las comisiones internas y desarrollar la democracia obrera.

7. Apoyamos e impulsamos la coordinación de trabajadores. Apoyamos todas las instancias de organización democrática de los trabajadores. Ya sean asambleas, plenarios y encuentros zonales, regionales y provinciales.

8. Apoyo a los trabajadores de Mielcitas y la Nirva que enfrentan los despidos y pusieron a producir sus fábricas antes el abandono y avaricia empresarial. Apoyo a la campaña de las fábricas recuperadas, que viene de realizar un importante encuentro nacional. No al desalojo de Cerámica Neuquén.

9. Impulsar una masiva movilización por todas nuestras demandas, con todos los sectores agraviados por la crisis sanitaria, económica y social. Para ganar las calles y que se escuche la voz del pueblo trabajador, contra los despidos, la pobreza, los contagios de Covid por avaricia patronal, contra el gatillo fácil, la precarización y el hambre de millones.

10. Aparición con vida YA de Facundo Astudillo Castro. Berni y el gobierno son responsables. Basta de violencia y persecución policial. ¡Basta de gatillo fácil! Fuera la policía, el ejército y la gendarmería de nuestros barrios.

11. Libertad a Sebastián Romero. Desprocesamiento de todos los luchadores obreros y populares. Ningún preso por luchar.

12. Nuevo Plenario Nacional en 45 días. Convocando a todos los sectores que compartan este punto de vista de toda la RAMA de la INDUSTRIA de ALIMENTACIÓN, como un paso de una coordinación obrera más amplia, para esto conformar una mesa de organización.

13. Apoyo a los compañeros de Pepsico en lucha por sus puestos de trabajo.

14. Solidaridad con Víctor Ottoboni, miembro de la minoría del SUTNA quien sufrió una agresión por personal de seguridad contratado.

15. Por el pase a planta permanente de tercerizados y contratados, en especial los de limpieza que son la primera línea en la alimentación contra el Covid-19 en esta pandemia.

16. Realizar un material audiovisual que refleje el contenido de este plenario para llegar al conjunto de los compañeros.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO