Efemérides

Mark Twain fundador de la Liga Antiimperialista

Hace 110 años, el 21 de abril de 1910, fallecía Mark Twain, uno de los grandes escritores norteamericanos de la segunda mitad del siglo XIX.

Facundo Aguirre

IG: @hardever // Twitter: @facuaguirre1917

Martes 21 de abril | 23:02

Twain es reconocido por sus obras como "Un yanqui en la corte del Rey Arturo", "Las aventuras de Tom Sawyer" y "Diario de Adán y Eva" entre tantos otros libros. Sin embargo, ha quedado en el olvido que el escritor fue un furibundo opositor a la política imperialista de los Estados Unidos cuando esta se estaba gestando.

“La nueva bandera de los Estados Unidos debería ser con las rayas blancas pintadas de negro, y las estrellas sustituidas por un cráneo y dos huesos cruzados», proclamaba Mark Twain denunciando los actos de colonialismo que significaron la guerra de Filipinas y Cuba. Ambas intervenciones norteamericanas contra el decadente imperio español de aquel entonces dieron lugar a estados vasallos. En el caso cubano establecía en su Constitución la Enmienda Platt, cuyo autor era el senador norteamericano Edward Platt, que entre otros puntos reconocía que: “el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos pueden ejercitar el derecho de intervenir para la conservación de la independencia cubana, el mantenimiento de un Gobierno adecuado para la protección de vidas, propiedad y libertad individual y para cumplir las obligaciones que, con respecto a Cuba, han sido impuestas a los EE.UU. por el Tratado de París y que deben ahora ser asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba”.

Twain supo reivindicar al poeta y líder independentista cubano José Martí quien proclamó que los latinoamericanos debían enfrentar las pretensiones imperialistas de los EEUU, "conozco al monstruo porque he vivido en sus entrañas", señalaba Martí.

Twain fundó en 1898 la primer Liga Antiimperialista del mundo con sede en Boston. Esta organización, del cual el escritor fue su vicepresidente, llego a tener 250 mil afiliados. La Liga se funda en oposición a la guerra de Filipinas donde las tropas estadounidenses luego de derrotar a España se dedicaran a liquidar al movimiento nacionalista filipino hasta la capitulación del general Aguinaldo en 1901.

La Liga Antiimperialista, en vida de Twain, desarrolla su actividad cuando Estados Unidos profundiza su política imperialista llevando adelante los principios de la Doctrina Monroe que reza "América para los americanos". En aquellos años Theodore Roosveelt formulara la política del Gran Garrote o Big Stick, "habla suavemente y lleva un gran garrote, así llegarás lejos", como modelo imperial. Poco después de la muerte de Twain, ante el impacto de la revolución mexicana, EEUU asumirá la doctrina Wilson que considera América Latina como su patio trasero y es el inicio de una forma imperial de dominación a través de lacayos de las élites criollas.

Va a ser en el transcurso de la Primera Guerra Mundial que la intervención imperialista norteamericana además de la defensa de sus propios intereses sume el temor a que la revolución bolchevique avanzará en Europa y se propagará en su propio territorio.
Desde entonces, la fuente histórica de legitimación del imperialismo norteamericano ha sido el anticomunismo en nombre del imperativo moral del libre mercado.

Twain no solo dejó un legado literario sino una fuente de inspiración para que las nuevas generaciones de la clase obrera y el pueblo norteamericano enfrenten al "monstruo en sus entrañas". En un momento donde la crisis capitalista muestra cómo la democracia norteamericana no sólo se basa en el saqueo y la expoliación de los pueblos oprimidos sino también en la más descarnada dictadura del capital.

Para que los que se levantan contra el imperialismo proclamen como el creador de Huckleberry Finn: “soy antiimperialista. Me opongo a que el águila clave sus garras en cualquier otra tierra”.







Temas relacionados

Antiimperialismo   /    Decadencia norteamericana   /    Literatura norteamericana   /    Efemérides

Comentarios

DEJAR COMENTARIO