Mundo Obrero

LA BUROCRACIA ES RESPONSABLE

Mariano Ferreyra: a 9 años de su asesinato, la vigencia de la lucha contra la precarización laboral

El joven militante del Partido Obrero cayó por las balas de una patota de la Unión Ferroviaria que disparó contra manifestantes que pedían la efectivización de los tercerizados de la exlínea Roca.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Domingo 20 de octubre | 00:30

Hace nueve años la Policía Federal y la Bonaerense, liberaban la zona donde trabajadores se manifestaron en reclamo del pase a planta permanente. Los dueños de las empresas tercerizadas dieron vía libre para que la patota actuara. La movilización popular llevó a la cárcel al mandamás de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, y a algunos autores intelectuales y materiales más. Pero no a todos.

El móvil del crimen quedó demostrado durante el juicio, pero los trabajadores lo sabían desde antes. Ellos, los tercerizados, se venían organizando y luchando por el pase a planta permanente, habían logrado ciertos triunfos junto a la agrupación ferroviaria Bordó de la línea Roca (actual Naranja). Desde principios del 2010 comenzaron a luchar por la reincorporación de activistas tercerizados despedidos y el pase a planta permanente de alrededor de 1200 trabajadores. El 20 de octubre, un sector vuelve movilizarse y cortar las vías del tren en la Estación Avellaneda (más adelante rebautizada Kosteki y Santillán).

Ese día la patota de Pedraza se organizó para aplastar este reclamo. No estaban solos, la Policía Federal y la Bonaerense liberó la zona, la cúpula de la empresa (denominada UGOFE en esos años) avaló esta movida de la burocracia de Pedraza: concretamente desde Recursos Humanos permitieron liberar personal para nutrir a la patota.

Desde el 2010, cada 20 de octubre es un día de luto para la clase obrera. Ese día asesinaban a un joven militante trotskista que peleó junto a los trabajadores por el pase planta permanente. Mariano Ferreyra fue asesinado en Barracas por las balas de plomo que disparó la patota de Pedraza, con total animosidad, cuando ya se había levantado el corte de vías y lejos del lugar donde comenzó la medida de lucha. Hubo varios heridos, entre ellos Elsa Rodríguez con consecuencias importantes por un disparo en la cabeza y Nelson Aguirre con heridas en las piernas.

El fraude laboral, la precarización laboral en el ferrocarril, fue posible por la asociación entre el Estado (Secretaría y Subsecretaría de Transporte y Ministerio de Trabajo), los empresarios de la UGOFE (Metrovías-Grupo Roggio, Ferrovías-Grupo Romero y TBA-Ciriglianos, que a su vez regenteaba las propias empresas tercerizadas que autocontrataban) y la Unión Ferroviaria (UF), que insólitamente también era dueña de su propia empresa tercerizada, Unión del Mercosur. La Secretaria de Transporte entregaba millones de pesos a las empresas tercerizadas, elegidas a dedo por la UF y la UGOFE.

Te puede interesar: Cuando los ferroviarios tercerizados del Roca se atrevieron

Aquel 20 de octubre, la burocracia contrató barrabravas y envió a su patota del gremio; los directivos de la UGOFE autorizaron la salida de 120 empleados; el gobierno habilitó a la Federal y a la Bonaerense a que liberen la zona para que actúe la patota.

El gobierno kirchnerista, principal aliado de los responsables de este crimen

Desde que asumió el kirchnerismo la dirigencia de la UF fue parte de la burocracia sindical preferida por los K. En 2009 Cristina asistió a un acto de la UF, donde expresó que Pedraza era parte del “modelo del sindicalismo fuerte y responsable”.

El 27 de octubre del 2010 muere Néstor Kirchner, 7 días después del crimen de Mariano. Cristina dijo “La bala (que mató a Ferreyra NdeR) rozó el corazón de Néstor”. Esta frase tenía por objetivo desvincular a su gobierno de lo ocurrido y ocultar que estos burócratas eran sus aliados y se sentían impunes al amparo del poder del Estado.

El juicio

Durante el juicio se conocieron las escuchas telefónicas entre el sindicalista Pedraza y el ministro de Trabajo Carlos Tomada; y otra entre Pedraza y la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, tres meses después del crimen de Mariano. En las escuchas se demuestra que ambos funcionarios tenían una relación amistosa con Pedraza, y que tuvieron responsabilidad directa o indirecta en el crimen.

Es Carlos Tomada quien le aconseja a Pedraza cómo hacer un “laburo sindical” sobre los tercerizados que estaban por pasar a planta permanente, “porque no son todos del PTS”. Tomada se refiere a la agrupación Bordó, que impulsaba este partido y que tuvo protagonismo en la lucha de los tercerizados del Roca. Tomada había sido asesor legal del sindicato comandado por Pedraza, el mismo sindicalista que avaló las privatizaciones menemistas del ferrocarril; una amistad más sólida que los rieles, y que perduró “en las buenas y en las malas”.

El 6 de agosto del 2012 comenzaba el juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra. En el banquillo fueron sentados José Pedraza y 16 acusados, entre miembros de la patota y de la jefatura de la Policía Federal.

El 19 de abril del 2013, el Tribunal Oral en lo Criminal 21 de la Ciudad de Buenos Aires, dio a conocer la sentencias. Condenó por homicidio simple a José Pedraza y a su segundo Juan Carlos “El Gallego” Fernández, a 15 años de prisión por considerarlos partícipes necesarios del crimen. A 18 años de cárcel a los integrantes de la patota ferroviaria: el delegado Pablo Díaz y los autores materiales, Cristian Favale y Gabriel "Payaso" Sánchez. El resto de la patota recibió penas menores: 11 años a Jorge Daniel González y Salvador Pipitó; y 8 años a Claudio Alcorcel.

Los uniformados también tuvieron penas menores, el comisario de la zona Luis Mansilla fue condenado a 10 años de prisión, 9 años a Jorge Ferreyra y 2 años de ejecución condicional a Hugo Lompizano, Luis Echavarría y Gastón Conti, y una multa a David Villalba. De la patota quedaron absuelto quienes escondieron las armas, Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez y del lado de la policía absolvieron a Rolando César Garay. En tanto, el camarógrafo policial que dejo de filmar en el momento del crimen, David Ismael Villalba, fue inhabilitado y condenado a pagar $12.500 de multa.

El Tribunal cambió la calificación

A juicio oral la causa llegó con la calificación de homicidio agravado por concurso premeditado de dos o más personas y el Tribunal lo cambió a homicidio simple, rechazando la hipótesis de que hubo un plan criminal. Este cambio de calificación permitió que quedaran impunes el Gobierno, los empresarios y burócratas que administraban la UGOFE.

Pero, aún con los límites, el juicio fue un hecho político trascendente. Se condenó a un siniestro burócrata ferroviario. Y esto fue el resultado de una larga lucha de los trabajadores del Roca que logró no sólo demostrar el fraude de las tercerizadas, sino llevar a juicio a la patota y siete policías.

Estas condenas son la expresión de que esa lucha se hizo carne entre cientos de miles que sufren la precarización laboral. Por eso este crimen no podía quedar impune y el gobierno de Cristina Kirchner se vio obligado a soltarle la mano a su amigo Pedraza, para despegarse de sus responsabilidades políticas. Perpetua a Pedraza fue un reclamo extendido nacionalmente.

Los que no fueron juzgados

Aníbal Fernández era jefe de la Federal y responsable de dar las órdenes. Uno de los comisarios imputados declaró “La policía es el brazo armado del poder político, y el que dispone del poder político es el Poder Ejecutivo”.

Además, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada y la viceministra, Noemí Rial; el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi y el subsecretario Antonio Luna. Tampoco ninguno de los empresarios y gerentes de la UGOFE, que ni siquiera fueron revocados de sus cargos.

La Unión Ferroviaria y el regreso de la tercerización

Con su cúpula en la cárcel, la Unión Ferroviaria -siempre conducida por la lista Verde pedracista- se vio obligada a una “renovación” que en la realidad es un pedracismo sin Pedraza: asumió Sergio Sasia por decantación y con el acuerdo de las distintas facciones burocráticas del gremio. Fue ganando espacio Karina Benemérito -secretaria y autodenominada mano derecha del “Gallego” Fernández-, que ocupa desde hace varios años la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UF. En la línea Roca hubo elecciones a delegados en agosto de este año y la lista oficial incorporó a un hijo de su antiguo jefe, Pablo Díaz, principal mentor de la patota criminal.

Aunque en el momento del asesinato se vieron obligados a tomar distancia políticamente de la coalición de Gobierno, al poco tiempo apoyaron al ministro de Transporte Florencio Randazzo en su fallida precandidatura a presidente y luego hicieron campaña abiertamente por Daniel Scioli 2015. En 2017 algunos miembros de la UF como Karina Benemérito integraron las listas de Randazzo para las elecciones parlamentarias. Actualmente Sergio Sasia es uno de los interlocutores de la CGT con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Lo que también volvió rápidamente fue la tercerización: desde la última etapa de la gestión Randazzo, tareas de control sobre trenes (una especie de asistencia a los guardas) y en algunas dependencias ferroviarias son realizadas por contratados de empresas como MCM o Murata, cuando deberían ser trabajadores efectivos y en convenio ferroviario. La oposición antiburocrática impulsada por la izquierda en el ferrocarril, como en la década pasada, es la que actualmente acompaña a los tercerizados y levanta el reclamo de pase a planta.

Lo que se mantiene desde aquel 20 de octubre de 2010 es el ejemplo y la memoria de Mariano Ferreyra, un joven militante que abrazó la lucha de los trabajadores más desprotegidos. Si hay un homenaje vivo es el que pusieron en marcha los jóvenes estudiantes chilenos o en Catalunya contra la represión. Pero queda otro homenaje planteado: tomar las banderas que Mariano defendió y luchar denodadamente contra la precarización laboral.

Te puede interesar: El beneficio a Pedraza: ¿una promesa cumplida?







Temas relacionados

Agrupación Naranja Ferroviaria   /    Néstor Kirchner   /    José Pedraza   /    Mariano Ferreyra   /    Carlos Tomada   /    Kirchnerismo   /    Unión Ferroviaria   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Libertades Democráticas   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO