Sociedad

RECLAMO

"Marcha de los cajones" en Libertador exigió que las feriantes vuelvan a trabajar

Las mujeres feriantes que realizaron la “marcha de los cajones” exigen volver a trabajar en el predio donde antes lo hacían, luego siete meses de estar privadas de su actividad de sustento. Estas fueron acompañadas por agrupaciones de mujeres, organismos de derechos humanos, vecinos del asentamiento y la izquierda. El intendente Jayat nuevamente se negó a recibirlas.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Sábado 10 de octubre | 11:51

Más de 100 personas, entre mujeres feriantes y vendedoras ambulantes, vecinos del nuevo asentamiento, agrupaciones de mujeres como Pan y Rosas y Plenario de Trabajadoras-PO, organismos de derechos humanos y concejales del PTS Frente de Izquierda se movilizaron a pie y en motocicletas desde el predio ferial del barrio Teodocio López hasta la municipalidad.

Las primeras filas de la marcha llevaban cajones y otras mujeres llevaban carteles que decían “se moviliza el sector más golpeado, las trabajadoras de la feria”, y a esta consigna en particular la llevaba una mujer de unos 35 años que llevaba a su bebe en un coche. A la par iban mujeres de unos 40 y 50 años, también feriantes, llevan pancartas que dicen “venimos a manifestarnos por el derecho al trabajo”, “queremos trabajar, ya no damos mas, 7 meses sin trabajar” y “no nos maten de hambre, queremos una solución”.

Las acompañan las vecinas y los vecinos del nuevo asentamiento, ellas y ellos también son agraviados por este gobierno municipal de Oscar Jayat y el gobierno provincial de Gerardo Morales, por lo que sienten sensibilizados/as y hermanados/as en la lucha con la mujeres feriantes y vendedoras ambulantes, y es por eso que se solidarizaron concretamente, movilizando a la par de ellas, con sus banderas de arrastre que dicen “ ni desalojo, ni represión, vivienda para la población” y “ la vivienda es un derecho, no un delito”.

Las mujeres trabajadoras habían pedido una audiencia peticionando una pronta habilitación de su actividad laboral informal en el predio que antes de los decretos presidenciales y provinciales lo realizaban. En el edificio municipal las esperaban unos 10 policías a cargo de dos mandos superiores, pero pese a esto las feriantes colocaron sus cajones en la vereda del edificio municipal, cortaron la calle por el lapso de una hora y media, plantearon a viva voz sus reclamos y exigieron que el intendente las atienda.

Oscar Jayat, el intendente partidario de la Unión Civica Radical-Frente Cambia Jujuy, brillaba por su ausencia, y solo bajo a recibir el pedido de las feriantes el funcionario Guantay. Este escucho la petición del sector movilizado detrás de una reja y de la muralla que formaban los efectivos de los policías afectados al operativo.

El funcionario nunca volvió, y los policías informaron que la nota de pedido de audiencia iba a seguir su curso administrativo. Así trata a las mujeres feriantes y vendedoras ambulantes, el gobierno municipal, las deprecia, y desde hace 7 meses se niega a darles una audiencia, en ese transcurso de tiempo las trabajadoras informales y de la economía popular solo fueron atendidos por funcionarios de hacienda, comercio y el jefe de gabinete, que nunca dieron respuesta positiva al petitorio de las mujeres, a la par, las mujeres en muchas de sus protestas padecieron la violencia institucional de la policía provincial, como recientemente denunciaron.

Las feriantes están hartas de quedar en medio de una interna política entre el intendente y el supuesto dueño del predio, porque como dice otro de sus carteles “en este conflicto, las trabajadoras de la feria, somos las más perjudicadas”, y quieren que ante todo prime el derecho al trabajo de ellas, y poder realizar sus labores en el lugar donde trabajaban previamente a la pandemia y la cuarentena, no donde quiera el intendente y sus funcionarios. Ya que como dicen su actividad laboral informal es su fuente de sustento diario, y no dan más, luego de 7 meses de estar paradas.

Además, se sienten discriminadas porque todos las ferias de la provincia volvieron a sus labores respetando el protocolo de covid-19, e incluso otros predios feriales en San Salvador de Jujuy judicializados, al igual que la feria del barrio Teodosio López de Libertador, están funcionando, por lo que ven que lo que argumenta el intendente Jayat no es excusa para conculcarles el derecho al trabajo a más de 50 mujeres, que estas semanas están alimentándose de una olla popular, que ellas mismas sostienen en base a aportes de cada una como a solidaridad que acercan los vecinos.

La lucha de las mujeres de la feria del barrio Teodosio López, ex YPF, de Libertador Gral. San Martin continua, gana apoyo de otros sectores en lucha, como el acompañamiento en esta marcha de las agrupaciones de mujeres, que vienen de movilizarse masivamente contra la violencia de género y los femicidios, y de las familias de los asentamientos que reclaman “tierra para vivienda”. Considerando esta solidaridad que están recibiendo es que tienen previsto volver a manifestarse el martes de la semana que viene, movilización a la que ya convocaron al sindicato de vendedores ambulantes y feriantes de Jujuy, como así también a las organizaciones que ya las vienen acompañando y al conjunto de la comunidad del pueblo ingenio.







Temas relacionados

trabajadores ambulantes   /    Libertador Gral. San Martín   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO