×
×
Red Internacional

Este martes comienza, desde distintos puntos del país, la Marcha Federal convocada por Unidad Piquetera. Participarán sectores del sindicalismo combativo. Declaración del Movimiento de Agrupaciones Clasistas en el PTS-FITU, que participará de las jornadas.

Desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas y el PTS-Frente de Izquierda nos sumamos y nos hacemos parte de las jornadas de lucha y llamamos a apoyar y acompañar a todos y todas las compañeras que luchan por sus derechos.

Apoyamos las demandas de los y las compañeras desocupadas: por trabajo y salario, contra el hambre y la pobreza.

Y peleamos por la unidad de ocupados y desocupados. Una misma clase, una misma lucha:

Contra la desocupación y la sobre explotación que sufrimos: luchemos juntos por una Jornada legal de 6 horas, 5 días a la semana, sin rebaja salarial, y un mínimo que no puede estar debajo de la canasta familiar, para generar puestos de trabajo genuinos.

Los sindicatos anti burocráticos, los centros de estudiantes que conduce la izquierda, las agrupaciones sindicales, del movimiento estudiantil, de lucha de las mujeres, todas y todos debemos salir masivamente a las calles a apoyar. En los sindicatos donde las conducciones dicen oponerse al rumbo del gobierno o al acuerdo con el FMI, deben convocar a asambleas y votar el apoyo a la Marcha Federal Piquetera. Con declaraciones NO alcanza. Hay que poner la fuerza y el cuerpo.

Tenemos más de 17 millones de pobres en un país donde exporta alimentos para 400 millones de personas. Millones de desocupados por un lado y trabajadores que dejan la vida en las fábricas haciendo horas extras o dobles jornadas para poder llegar a fin de mes.

Más de la mitad de la juventud y las mujeres debajo del límite de la pobreza, mientras se le sigue pagando la fiesta a los ricos, al FMI y las grandes empresas se llenan los bolsillos.

Si se trabajara 6 hs por día, 5 días a la semana y con un salario igual a la canasta familiar como mínimo, se podrían generar de forma inmediata más de un millón de puestos de trabajo genuinos. Basta de salarios por debajo de la línea de pobreza ni precarización. Salario mínimo de 150 mil pesos y que suba según sea la inflación. Pase a planta permanente de los contratados, tercerizados e informales.

Luchando juntos tenemos que imponer el fin de la subordinación de la CGT y la CTA al gobierno, que destina miles de millones al pago de la deuda mientras se niega a dar lo mínimo a quienes lo necesitan con urgencia.

Tenemos que imponer un paro y plan de lucha peleando por la unidad de los y las trabajadoras ocupadas y desocupadas, por trabajo y por salario.

Las bancas de nuestros diputados nacionales Nicolas del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca, como así mismo cada lugar conquistado por el Frente de Izquierda, están a total disposición y al servicio de esta lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias