Sociedad

ENTREVISTA EXCLUSIVA

Marcelo Valko: “El PRO se viste con los ropajes de la elite de 1880 que hizo a este país chiquito y miserable”

Entrevista exclusiva con el autor de “Pedagogía de la desmemoria” y habló de todo: Cambiemos y la generación de 1880, los relatos macristas y los del kirchnerismo, la izquierda y la vocación de poder, el “Aprender 2016” y muchas cosas más.

José Muralla

@murayeando

Gabriela Scarpino

Docente Suteba La Matanza|Subdelegada

Domingo 6 de noviembre de 2016 | 00:32

Marcelo Valko es psicólogo egresado de la UBA. Dedicado a la investigación antropológica en relación al genocidio indígena. Profesor universitario. Recorre el país dando conferencias y llevando a cada rincón la historia no contada, la que va a contrapelo de la historia oficial, de la historia de unos pocos en detrimento de las grandes mayorías explotadas. Junto al maestro Osvaldo Bayer emprendieron la tarea de desmonumentar a Roca entre otras luchas.

Sus trabajos se caracterizan por la profundidad y la precisión que sustenta con documentación fidedigna y a la vez revisten una fuerza que atraviesa la historia y derrumba las concepciones más poderosas del tiempo que nos toca vivir. Entre sus obras contamos: Los indios invisibles del Malón de la Paz, Desmonumentar a Roca, Pedagogía de la Desmemoria, Cazadores del poder, Descubri MIENTO entre muchos otros.

Con motivo de los dichos del ministro Bullrich reivindicando a Roca y su “campaña del desierto” La Izquierda Diario le realizó una entrevista exclusiva en la que habló de todo: sobre Cambiemos y sus similitudes con la generación de 1880, sobre los relatos del macrismo y los del kirchnerismo, sobre la izquierda y la vocación de poder, sobre el operativo “Aprender 2016” y muchas cosas más.

Esteban Bullrich se refirió al Operativo aprender 2016 como “la nueva campaña del desierto, pero no con la espada, sino con la educación” ¿Qué opinás?

No me resultó extraño. Más bien lógico dentro del contexto PRO. Es una especie de sincericidio. Este gobierno realmente piensa eso, es coherente con su línea de acción. Tambien me retrotrajo al tiempo de la dictadura cuando el General Videla celebró en 1979 el centenario de la “conquista del desierto”. En ese momento Clarín publica un suplemento de 50 páginas sponsoreado por Papel Prensa, Coca-Cola y otras empresas de esa magnitud, en el que comparan “la gran gesta” realizada por Julio Argentino Roca con la que estaba efectuando en ese momento Videla. El planteo era simple: uno luchaba contra la barbarie barriendo toldos de los indios chilenos y el otro contra los apátridas. Uno necesitaba incorporar la Patagonia para la elite y el otro recuperar el país para los argentinos de manos de los agentes de ideologías foráneos que atentan contra el ser nacional. Según Clarín ambas gestas eran tan difíciles como heroicas, y tal como tuvo éxito la primera, la segunda acabaría siendo exitosa. Recordemos que era 1979.

No sorprende lo de Bullrich, pero el desparpajo con el que se manifiesta causa cierta inquietud. O como diría Kierkegaard “temblor y temor”, porque no temen expresarlo y mostrarse como son. Tienen una forma de hacer política novedosa: construyen relatos y relatos de relatos. Superaron incluso al kirchnerismo. Apuntan a la persona desinformada con una historia del estilo “así como Roca salvó a la Patagonia, nosotros lo estamos haciendo en educación” y no tienen problemas en construir esa narración. Nosotros sabemos que están comparándose con un genocidio y ellos también. Y no tienen problema en asumirlo como propio. “Citar es afirmar”, y ellos citan, se autocitan y comparan con ambas “gestas” ya que en última instancia provienen de esa misma elite que se benefició.

El ministro Bullrich posee ese atrevimiento que asume el PRO de vestirse con los ropajes de esa elite de 1880 que hizo a este país chiquito y miserable, enquistado en el puerto de Buenos Aires. De esta gente que repartió esas tierras entre las 1.845 familias de la Sociedad Rural y se dedicaron a hacer latifundios improductivos, especulativos. Un ejemplo que demuestro en Pedagogía de la desmemoria es un aviso de venta de un campo en 1885. El mismo menciona que había pertenecido a Pincen. Y como “todos saben los indios elegían campos de buenas pasturas y buenas aguadas”. Venden el campo sin ponerle una tranquera, un molino… ni un clavo le pusieron, solo afirman que había sido de Pincén. Es paradójico, dado que esa elite como el elenco PRO que es tan admiradora y fanática de los Estados Unidos de Miami no los imitó en lo que ellos hicieron mejor. Los yanquis al quitarle la tierra al indio no hicieron latifundios sino pequeñas parcelas para los colonos. Su tendido ferroviario es una cuadrícula destinada al mercado interno, mientras el nuestro es un abanico para extraer todo y embarcarlo hacia Gran Bretaña. La generación del 80 hizo estragos en el país. Teníamos otro destino y esta gente hizo un país para una elite. Y esta elite contrató unos escribas para que redactasen la historia oficial, glorificando todo lo que beneficie a la elite y atacando todo lo que la perjudique. Roca no es el “empleado del mes” sino el empleado del siglo de elite. En su primera presidencia barrió tolderías, en la segunda se dedicó al movimiento obrero con la ley más represiva de nuestra historia: la 4144 que es la Ley de Residencia que redactó Miguel Cané. Elaboran una historia de acuerdo a los deseos de la elite. Inventan que Roca salvó a la Patagonia de que se la queden los chilenos, cuando en realidad la invadieron por la renta. Recién cuando empezaron a llegar al puerto de Buenos Aires buques con sistema de frigorías que permiten exportar carne congelada se avanza hacia la Patagonia. La patria para esta gente es el precio de la carne. La historia es económica.

¿Que opinás sobre esta evaluación que hace el macrismo?

Esta gesta educativa que están llevando adelante es peligrosa y retrograda. Con el “Aprender 2016” no le están tomando una prueba a los niños, sino que los usan como el medio para evaluar a los docentes. No sabemos hasta donde va a llegar. Hemos visto cómo esta gente avanzó a gran velocidad lanzándose sobre tantas conquistas. Como impusieron los tarifazos, como eliminaron directamente decenas de miles de sueldos en el Estado.

Desgraciadamente a la conducción de SUTEBA y la CTERA no los vi muy vehementes para frenar este operativo. No hicieron uso de su fuerza unificada como sucedió en otros casos. Hay muchos “revolucionarios” que no quieren sacar los pies del plato, hay muchos cargos y muchas prebendas en juego. ¿Acaso tienen miedo de destapar una movilización que se les vaya de las manos? Durante el kirchnerismo - más allá de algún paro aislado a Scioli - no tuvieron ningún reclamo firme. Mientras tanto las escuelas se transformaban en comedores. Mientras tanto se devaluaba la escuela pública y se prestigiaba la privada, dejando la pública como “escuela para pobres”. Ese plan de ahogo presupuestario igualmente es anterior al kirchnerismo, viene desde la dictadura y el macrismo lo profundiza. Pero en el caso del “Aprender 2016” la resistencia mayor fue en distritos aislados, que están con la oposición.

Bullrich se compara con Roca. Ya sabemos que los antagonistas de Roca eran la “barbarie” de los pueblos originarios y los trabajadores inmigrantes con sus ideas ¿Quiénes serían los antagonistas del Macrismo hoy?

Bueno en primer lugar el elenco PRO ignora que existe el indígena, al igual que el gobierno anterior. Pienso que sus antagonistas son buena parte de la sociedad, incluyendo sus propios votantes. Cuando largan un tarifazo, atacan a todos. Les resulta una excentricidad que un empleado se compre un plasma o disfrute unas buenas vacaciones. Podríamos decir que los antagonistas son los derechos del pueblo. Este gobierno no es más que esa pequeña elite que emula a aquella de la Belle Époque y que anhelan un país para pocos. Perciben que existen demasiados empleos que sobran, en su planteo hay mucha gente que sobra. Poseen una mentalidad gerencial, en realidad son gerentes que buscan bajar costos laborales: les sobra gente. Retomando la comparación con la generación del 80 vemos que con la ley de Residencia persiguieron al trabajador inmigrante. Los trabajadores solicitaban cosas mínimas. Por ejemplo los portuarios pedían que las bolsas que hombreaban no fueran de 110 kilos sino de 70. Los obreros fusilados en la Patagonia no pretendían quedarse con las ovejas de los terratenientes ingleses sino que necesitaban tener velas a la noche. Tal como sucedió antes y ocurre ahora los derechos, aunque sean demandas mínimas, resultan excesivas. Así juegan con el bono de fin de año, por ejemplo. Es interesante ver la semiología de las expresiones. La gobernadora Vidal dice “no tenemos plata pero vamos a hacer un esfuerzo”. ¿Si no tenés plata que esfuerzo vas a hacer? Es esquizoide, pero con ese relato buscan contentar el imaginario, dar una buena imagen. Es como en los campos de concentración cuando los judíos se auto convencían que iban a barrancones de trabajo hasta que llegaba el final. Esperemos que nosotros podamos advertirlo a tiempo.

El título de uno de tus principales libros es “Pedagogía de la desmemoria” ¿a qué se debe ese título?

La historia oficial nos inculca la amnesia, es un catecismo del olvido. Por eso lo titulé así. Unos meses atrás Gerardo Morales señaló que hay que resguardar la memoria de “los verdaderos próceres nacionales”. Para los gerentes los verdaderos próceres son los que encumbraron los escribas de la generación del ochenta y que reafirmaron La Nación, Anteojito o Billiken. Mal que les ese, ya se han reemplazado el nombre de más de 30 calles que antes se llamaban Roca. Adviertan que a todos esos “próceres” la justicia ya no los puede alcanzar, pero nosotros debemos castigarle la memoria. Mis libros son un prontuario de toda esa generación de conquistadores que utilizaron a los indígenas como un combustible biológico barato e inagotable, y los fueron extinguiendo. La Historia debe condenarlos, no glorificarlos. Demostramos que fue el mejor empleado de esta elite y todas las cosas que hizo para favorecerlos. ¡Y como no lo van a defender a Roca, si las familias para las que gobierna el PRO iniciaron sus fortunas del accionar de su mejor empleado! Utilizo este tema como una herramienta para atacar a aquellas elites que hoy integran los grandes grupos económicos.

No es descabellado comparar lo que en realidad hizo Roca con lo que ejecutó Videla: Apropiación de niños. Sustitución de nombre (hasta 1994 la Constitución planteaba la obligación de convertirse al cristianismo, entonces si te llamabas Currhuinca o Mamani te pasabas a llamar Iglesias, por la Santa Iglesia Católica o Frutos por el fruto de tu vientre, Jesús). La violación masiva de mujeres prisioneras. En el marco de la violencia de género hablábamos al acordar esta nota sobre “La Cautiva”. A Roca le sirve la figura de “la cautiva” para invertir la prueba: el indio es el ladrón. Hurta el bien más preciado que es sexo de la mujer. En tal planteo la mujer es un mero objeto, es propiedad de un hombre. Sin ir más lejos, la fórmula que utiliza un sacerdote al declarar a una pareja “marido y mujer”, la mujer se convierte en mujer cuando pasa a ser “de”. Eso ocurre con la construcción del relato sobre la cautiva en literatura o pintura. Las cautivas son todas virginales, jóvenes, hermosas. Es como si los indios hiciesen un casting de modelos a la hora de raptar una mujer. La realidad es muy diferente. Basta leer a Lucio Mansilla en Una excursión a los indios ranqueles y comprobamos que en la toldería que visita había cautivos de todas las edades y sexos. Pero de niños y hombres no habla nuestra historiografía. Sólo de mujeres virginales, y así los escribas invierten la prueba: nosotros no le robamos las tierras sino que el ladrón es el indio que nos roba este bien suntuario llamado mujer y que los escriban convierten en “la cautiva”.

Debemos reaprender historia, para no seguir comiéndonos los relatos. Por ejemplo, en un principio el PRO hablaba del “segundo semestre”, ahora te habla de la luz al final del túnel, lanzan el imaginario de la sociedad hacia un adelante que no llega porque no existe. El año que viene inventarán otra cosa. O sostienen la fábula de que como Macri ya es rico no va a robar. Y la gente se olvida que precisamente son ricos porque lo hicieron a costa del Estado. Mientras puedan cazar algún kirchnerista revoleando bolsos con dólares, lograrán mantener ese relato. Y meterte un tarifazo de “sólo el 300%”. El kirchnerismo en ese sentido tenía un relato inclusivo. Cambiemos ni siquiera es inclusivo en su recreación de la realidad.

¿Y en que se diferencian los relatos de este gobierno con los del anterior?

Lo más rescatable del kirchnerismo fueron los kirchneristas. La cantidad de jóvenes que volvieron a creer en la política, que empezaron a militar. Recordemos el 2001 y el que se vayan todos. Miles de jóvenes volvieron a participar y creen en la política porque piensan que Aerolíneas les pertenece, que YPF les pertenece. Y que salen a militar pensando en defender esos intereses nacionales. En ese sentido el kirchnerismo, como siempre lo ha hecho el peronismo, se las ingenió para despertar ese sentir popular. Esa cosa irracional, sin una bajada teórica pero que despierta a las masas. Perón tenía un slogan disciplinador que acotaba todo: “ni yanquis ni marxistas: peronistas”. Así logró identificar lo nacional con el peronismo. Lo nacional es lo que dice el general. Y el general dijo tantas cosas… e hizo tantas cosas… Mal que les pese a muchos, la matanza más grande de indígenas del siglo XX la hace el peronismo, en octubre de 1947 en Rincón Bomba, Formosa a manos del Escuadrón 18 de Gendarmería. Nunca se va a saber cuántos Pilagá asesinaron pero fueron cientos y cientos. Perón obviamente no castigó a nadie sino que apenas trasladó a los comandantes a otros destinos. O lo ocurrido con el bombardeo a Plaza de Mayo (el mayor acto terrorista del país), o en Ezeiza. Cuando retomó el poder no investigó nada. Y sin embargo, aún asi logran igual despertar ese sentir popular, y cualquiera que se ponga la camiseta del peronismo puede ganar las elecciones… Duhalde, Menem, Luder casi gana y eso es inadmisible. El mismo Scioli. Ahora bien, el hecho de que la derecha haya ganado por primera vez por el voto es muy decepcionante. Tal como afirma Osvaldo Bayer, la derecha siempre accedió al gobierno mediante el fraude patriótico o golpes de estado. En ese sentido es increíble la habilidad de Durán Barba para construir a este pastor de colores pasteles venido a unir a los argentinos, mediante los globos y las fotos de la nena y los papelitos volando como en el campeonato mundial como si fuera la tapa de la revista Caras. Toda la semiología en torno a la imagen de Macri es un diseño muy logrado y convincente para mas de la mitad del electorado. El programa de TV más exitoso en Argentina es de un baile. Y el baile de Macri, los papelitos y los globos fueron efectivos.

Ante el macrismo y el kirchnerismo ¿cómo ves a la izquierda?

Entre la juventud que retoma la politica fueron muchos los que se volcaron hacia la izquierda. El Frente de Izquierda hizo una muy buena elección. Y por eso la izquierda tiene la obligación de estar unida. Privilegiar las cosas que nos unen, que haya algo de amor y no sólo unidos por el espanto. Creo que es hora de abandonar la vocación de buscar migajas y asumir una vocación de poder. Basta de contentarse con que un grupo de izquierda le robe militantes otro partido de izquierda. Eso es vivir de migajas. Hay que estar para más. Si yo escribí los libros y ensayos que escribí es porque deseo el poder, quiero llegar a la mayor cantidad posible de personas para modificar esta realidad. Y en ese sentido celebro lo que hacen ustedes de tener múltiples vías de comunicación: La Izquierda Diario, la revista Ideas de Izquierda (que además está muy bien hecha visualmente), las entrevistas que circulan por internet, los candidatos de ustedes son claros y no rebuscados…yo estuve alguna vez con Bregman en un programa de Herman Schiller y también en algún otro. Del Caño también es conciso y claro, porque hay que llegar, hay que probar candidatos. A Altamira siempre le tuve gran respeto porque fue un militante muy consecuente… El resultado de la interna me pareció muy correcto, tiene que haber otra voz, otro discurso, otra generación. Hay que aggiornarse y buscar el candidato que mejor pueda comunicar las ideas. Hay que tener vocación de poder, hay que estar muy preparado, tener datos certeros. En ese sentido yo tengo un ejemplo de vida maravilloso, que es Osvaldo Bayer, una persona que jamás transó, que tiene una vida austera, una persona precisa en sus investigaciones, digna, clara y que tiene vocación de poder; en el sentido de decir la verdad y que esa verdad llegue con el libro, con la película. Nosotros debemos tener vocación de poder.

El 19 de Noviembre vamos a hacer un acto de todo el frente de Izquierda en el estadio de Fútbol de Atlanta

Eso está muy bueno. Hay que mostrarse, mostrar poder. Un poder unificador. Ampliarse y llegar a mucha más gente. En este sentido celebro que me inviten con esta nota aun sabiendo que no pertenezco a su espacio por más simpatía que pueda tener por ustedes. La izquierda siempre le tuvo miedo a los otros y eso la llevo a la soledad y lejanía del poder. Celebro que el espacio de Izquierda Diario no tema escuchar otras voces y apunten con claridad hacia una apertura real a la sociedad.







Temas relacionados

Psicología   /    PRO   /    Historia   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO