×
×
Red Internacional

El proyecto por ahora suspendido para la búsqueda de petróleo en el mar argentino por parte de Equinor y Shell despertó amplio repudio de organizaciones ambientalistas, sociales y de vecinos. Es que tanto la exploración como la explotación offshore traen aparejadas graves consecuencias para los ecosistemas marinos, la salud de la población, la pesca y el turismo.

Domingo 31 de octubre | 20:51

1 / 2

La política extractivista impulsada por el gobierno del FdT en áreas como las mega granjas porcinas, la megaminería y el fracking en Vaca Muerta; ahora también llega al mar argentino con el objetivo de recaudar mayores divisas para pagar la deuda con el FMI. Este no es terreno exclusivo de multinacionales petroleras: cuenta con la participación activa de empresarios locales del sistema científico nacional y la mismísima Universidad Nacional de Mar del Plata.

Es que la extracción de petróleo de esquisto mediante fractura hidráulica (fracking) es una actividad altamente tecnificada y demandante de insumos, entre ellos, más de 400 piezas y maquinas, químicos contaminantes, u otras relacionadas con la industria naval, comunicaciones, etc.

Te puede interesar: Qué es la Exploración Sísmica, el método destructivo de la vida marina que usan las petroleras

Estos insumos que usualmente tendrían que importarse de USA y China, en los últimos años se están fabricando en el parque industrial de Mar del Plata con participación de más de 40 empresas que cooperan lideradas por "QM Equipment", agrupadas en el “Clúster de energía”, y es un sector que viene amasando grandes ganancias con la venta de insumos a vaca muerta.

Tanto empresarios del sector como el colegio de ingenieros vienen apoyando en la prensa local la idea de convertir Mar del Plata en un “Centro de operaciones de la industria petrolera”, y por supuesto respaldando la explotación marítima que aumentaría la demanda de insumos.

El sector empresario destaca como fortaleza los excelentes relaciones y múltiples vínculos con la UNMdP, que en los últimos años viene desarrollando e investigando las tecnologías necesarias, a pedido y para beneficio de este sector empresarial.
Hasta la propia municipalidad premio recientemente a investigadores del Instituto en Tecnología de Materiales (UNMdP – CONICET), por la investigación hecha a pedido y financiada por empresas del Clúster de Energía, centrada en oleoductos y estudios sobre corrosión de cañerías, destacando que “[las empresas] invierten porque sin esta investigación las fallas [durante la extracción de petróleo] y la corrosión les causarían enormes pérdidas económicas”

Te puede interesar: “Por un mar libre de petroleras”: Mar del Plata resiste la iniciativa de multinacionales que ponen en riesgo el ecosistema marino"

Estos acuerdos públicos-privados de I+D y Asesoría se firman protegidas por confidencialidad, ocultando qué empresas lo solicitan, los montos que aportan, que investigan y las patentes que pueden resultar. Han venido también acompañados de reuniones del sector con autoridades de la universidad, con el ministro de desarrollo productivo de PBA y la firma de convenios de pasantías, practicas profesionales e I+D entre la universidad y referentes del sector.

El extractivismo marítimo es una política llevada adelante desde el gobierno de Alfonsín, seguida por Menem, y continuada por el kirchnerismo y todos los gobiernos siguientes. En este marco de crisis y pandemia, donde los ricos aumentaron sus ganancias, queda al descubierto el discurso del gobierno sobre la generación de empleo y el desarrollo productivo, lejísimos de la realidad donde solo hay ganancias para los más ricos y contaminación y pobreza para el resto.

Solo la izquierda en las calles, junto a las enormes movilizaciones populares enfrentan el ecocidio sin grieta, frenando ataques como nos muestran las luchas en provincias como en Mendoza y Chubut. Las bancas conquistadas por el Frente de Izquierda- Unidad son puestas al servicio de estas luchas en todo el país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias