Géneros y Sexualidades

MADRID

Manuela Carmena, la prostitución y la “Ley Mordaza”

Coincidiendo con el Día Internacional contra la Trata de Personas, Manuela Carmena, se reunió con la APRAMP. La cita viene en medio del escándalo de multas a mujeres en situación de explotación sexual por parte de la policía madrileña.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Sábado 1ro de agosto de 2015 | Edición del día

Fotografía: Twitter @AhoraMadrid

Este jueves, coincidiendo con el Día Mundial contra la Trata de Personas, la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena se reunía con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

El encuentro, se producía en el consistorio madrileño y viene tras la imposición de varias denuncias a mujeres en situación de prostitución por parte de la policía en Madrid.

A la situación que viven las mujeres explotadas, ahora se suma el acoso policial. No es una novedad pero a partir de la entrada en vigor de la llamada “Ley Mordaza”, esta situación se ha agravado. Y es que esta ley contempla en dos de sus artículos, el 36.11 y el 37.5, la sanción a mujeres en situación de prostitución. Según la actual normativa, las mujeres explotadas ahora pueden enfrentarse a sanciones de hasta 600 euros.

La trata es una oscura realidad. El Estado español es uno de los principales destinos europeos para las redes que trafican con personas con el objetivo de explotación sexual. Muchas de las redes con este destino obligan a prostituirse a mujeres y menores procedentes de todo el mundo.

En el Estado español se encuentra lo que la prensa ha calificado en algún momento como el “mayor prostíbulo al aire libre de Europa”, el polígono Marconi situado en Madrid, donde se han producido la mayoría de estas denuncias policiales a mujeres.

Algunos medios, entre ellos La Izquierda Diario, daban a conocer en los últimos días varias noticias sobre denuncias policiales a mujeres en situación de explotación sexual. Los casos reales de mujeres denunciadas por policías no se pueden cuantificar dada la propia situación de estas mujeres, en la mayoría de los casos víctimas de las redes de trata.

Reuniones e intenciones

En medio de toda esta polémica y el mismo Día Internacional contra la Trata de Personas, Manuela Carmena se reunió con la APRAMP. El principal tema sobre la mesa fue la actual situación a la que se enfrentan las mujeres en situación de prostitución tras la puesta en marcha de la “Ley Mordaza”. Es precisamente en la ciudad de Madrid donde, al menos hasta el momento, han tenido lugar más denuncias a prostitutas en las últimas semanas.

En una posterior rueda de prensa, Manuela Carmena hizo alusión a la recién celebrada Junta de Seguridad Local. Carmena aseguró que insistió mucho en que “se plantearan los problemas desde una perspectiva de tratarlos desde la perspectiva de por qué surgen y no desde una política sancionadora”.

En referencia a “Ley Mordaza”, Carmena sostuvo que “no puedo dejar de decir que la Ley de Seguridad Ciudadana no aborda los problemas, sino que sanciona sus efectos”, por lo que su intención es “sensibilizar a la Fiscalía General.

Pero la realidad es que no solo la Ley de Protección Ciudadana es causa del acoso a las prostitutas. En Madrid, el acoso policial contra las mujeres en situación de explotación sexual ya se reactivó en la anterior legislatura. El llamado “Plan contra la Explotación Sexual” implantado por la anterior alcaldesa Ana Botella, ha sido mantenido por la actual alcaldía dado el acuerdo que tienen con este plan.

Un plan avalado por Carmena que a pesar de ser presentado en su día como un conjunto de medidas que ayudasen a “erradicar la demanda de prostitución y prestar atención a las mujeres que la ejercen ofreciéndoles recursos y alternativas viables para el abandono de la prostitución”, fue demostrado que con él las prostitutas sufren un mayor acoso policía, a lo que se suman ahora los citados artículos de la “Ley Mordaza”.

Manuela y la prostitución

Parece que Manuela Carmen en las últimas semanas ha querido centrar parte de su agenda política en la cuestión de la prostitución. Primero fue su participación el “foro sobre el Cambio climático y las nuevas formas de explotación moderna” organizado por el Vaticano la pasada semana, donde se debatió la cuestión de la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

Este mismo jueves también tuvo lugar la reunión con APRAMP, en cuya posterior comparecencia ante los medios de comunicación, Carmena hizo alusión a su intervención en la última Junta de Seguridad Ciudadana hace dos semanas.

Pero las propuestas y el discurso de Carmena no van más allá de “sensibilizar a la Fiscalía General” y la voluntad de “que la señora Fiscal General fuera consciente de este problema”.

Además en lo que respecta al acoso a mujeres en situación e prostitución por parte de la policía, en las últimas semanas Carmena ha señalado que la aplicación “burocrática” y “sin proyección social” de esta “Ley Mordaza” es el problema de esta situación.

Pero centrar el problema en “el modo en que se aplica esta ley” -con mayor o menor “proyección social- deja fuera el problema de la existencia de la propia ley, una ley dirigida claramente contra la seguridad de las personas y la libertad de expresión.

Un discurso de “voluntades” que no ha ido más allá de pequeñas críticas a los modos de aplicar ciertas leyes y discursos de sensibilización hacia los altos cargos de la policía y guardia civil. Un modo de abordar cuestiones como la explotación sexual que no se solucionará debatiendo en Juntas de Seguridad Local ni en un Foro Vaticano.

No existe otra manera de comenzar a plantear seriamente esta cuestión que no sea mediante un debate independiente del Estado, de la Iglesia y otras instituciones dedicadas a la represión y explotación. Un debate amplio dirigido por trabajadoras, jóvenes, estudiantes, inmigrantes y LGTBI que permita comenzar a avanzar en medidas que se dirijan hacia la abolición de la explotación sexual de las mujeres y su comercio así como el sistema capitalista que lo mantiene.







Temas relacionados

Manuela Carmena   /    Ley mordaza   /    Prostitución   /    Madrid   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO