Internacional

AMÉRICA LATINA

Manifestaciones en Ecuador contra las medidas de ajuste exigidas por el FMI

La movilización contra el Gobierno de Lenín Moreno fue convocada por sindicatos y organizaciones de trabajadores. En la noche del jueves fue reprimida por la Policía con una carga motorizada y gas lacrimógeno una manifestación en Quito.

Gloria Grinberg

@GloriaGrinberg

Viernes 23 de octubre | 00:03

La movilización contra el Gobierno de Lenín Moreno fue convocada por sindicatos y organizaciones de trabajadores. En la noche del jueves fue reprimida por la Policía ecuatoriana con una carga motorizada y gas lacrimógeno una manifestación en Quito.

La represión se produjo en la plaza de Santo Domingo, en el casco histórico de la capital durante la marcha que hasta ese momento había transcurrido en calma y que al caer la noche ya se había dispersado.

Miles de manifestantes se unieron en todo el país a la convocatoria del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) frente a la grave crisis económica que vive el país por la pandemia del coronavirus, la tasa de desempleo generada y el rechazo a las condiciones pactadas recientemente por el Ejecutivo con el FMI.

Se realizaron cerca de veinte marchas y convocatorias de protesta convocadas por los sindicatos, a las que se sumaron algunos grupos sociales y estudiantiles.

Tal vez te interese: Ecuador se moviliza este jueves contra el acuerdo con el FMI

En Guayaquil, la segunda ciudad del país, también hubo otra concentración del sindicato FUT a media tarde que comenzó en la Plaza Centenario, aunque en ese caso transcurrió con normalidad.

También en Cuenca, la tercera ciudad del país, se realizó otra concentración, aunque más reducida que las dos anteriores.

En las calles se podía escuchar: "ahí están esos son, los que defienden la corrupción", "vamos pueblo, el pueblo no se ahueva", o "abajo el Morenato, abajo el FMI".

El organismo internacional le exige un incremento de tres puntos al IVA (de 12 % al 15 %) para el 2022 junto a la reducción de las exenciones del IVA a las universidades y la eliminación de la devolución del IVA a los adultos mayores; afectando a los sectores más empobrecidos.

La sede del Gobierno y sus alrededores suelen estar fuertemente custodiadas desde las movilizaciones en octubre de 2019, cuando decenas de miles de ecuatorianos tomaron el centro de la ciudad y se desato una feroz represión en la que murieron una decena de personas y más de 1.500 resultaron heridas.

Ecuador quedó paralizado en gran medida entre el 3 al 13 de octubre del año pasado por el estallido social , con movilizaciones de campesinos, indígenas y trabajadores, que enfrentaron una brutal represión mientras fueron bloqueadas vías cruciales del territorio nacional y tomadas varias infraestructuras estratégicas.

Esas manifestaciones se produjeron en rechazo a un decreto exigido por el FMI que eliminaba históricos subsidios a la gasolina y generaban un aumento del combustible.

Aunque estas enormes manifestaciones casi terminan con el gobierno de Lenin Moreno, el acuerdo con las direcciones indígenas y la promesa de no aplicar el aumento a los combustibles fue lo que permitió evitar la caída del Gobierno. A un año de esta rebelión popular y tras una gestión represiva de la pandemia, Moreno quiere implementar un ajuste producto del nuevo acuerdo con el FMI.

La principal confederación indígena del Ecuador, la CONAIE, que tuvo un papel protagónico tanto en las movilizaciones del 2019 como en la negociación con Lenin Moreno, no se unió a la convocatoria del jueves ni realizó convocatorias contra las medidas del FMI.







Temas relacionados

Lenín Moreno   /    Ecuador   /    FMI   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO