×
Red Internacional

Indignante.Magnetto y Tévez no quieren poner su parte del impuesto a la fortuna

El ¿”Jugador del pueblo”? presentó un amparo ante la justicia para evitar pagar el Aporte Solidario Extraordinario. Lo mismo hizo Héctor Magnetto, el dueño del grupo Clarín, entre otros millonarios.

Viernes 16 de abril | 14:34

Carlos Tévez, el capitán de Boca Juniors, fue a la justicia un día antes de que venciera el pago obligatorio del llamado impuesto a las grandes fortunas, para evitar poner un peso de su patrimonio millonario.

Presentó un amparo aduciendo que el impuesto es “confiscatorio”. La causa recayó en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N°4, a cargo de la doctora Rita Ailán

El impuesto está previsto para aquellas fortunas de más de $200 millones. Deberían poner apenas un 2 % de sus fortunas. Ni eso...

Como es sabido, Carlos Tevez participa de un negocio millonario, junto al exdirector técnico de Boca Juniors Guillermo Barros Schelotto, en el desarrollo de parques eólicos, que está siendo investigado por la justicia e involucra al expresidente Mauricio Macri por haber perjudicado al estado en más de 700 millones de dólares.

Magnetto, Pagliaro, Aranda, Saguier y sigue la lista… no quieren largar un peso

La presentación de Tévez se produjo en simultáneo con la de empresarios de medios como los accionistas del Grupo Clarín Lucio Pagliaro y José Aranda, o el del grupo La Nación Julio Saguier. Lo siguieron Cristiano Rattazzi, dueño de Fiat, y la nieta de Amalita Fortabat.

También lo hizo el CEO de Clarín, Héctor Magnetto que presentó una demanda ante el Juzgado Contencioso y Administrativo Número 11 de la Ciudad de Buenos Aires.

Estos millonarios “llorones” se suman a una lista larga que ya venía protestando y negándose a soltar un solo peso. El rey de la soja, Gustavo Grobocopatel, ya había dicho apenado que “muchos empresarios venderán su casa para pagar el impuesto a la riqueza.” Vergüenza ajena.

Te puede intersar: Pobre Grobocopatel: “Muchos empresarios venderán su casa para pagar el impuesto a la riqueza”

El Aporte Solidario y Extraordinario tardó ocho meses en tratarse y recién en diciembre de 2020 fue aprobado, a pesar de la necesidad imperiosa de los recursos. El Gobierno recién habilitó su debate para encubrir el ajuste que trataría el Presupuesto 2021 para cumplir con las exigencias del FMI.

Además, se había habilitado el pago en cuotas y se podía pagar a cinco meses.

Podés leer: Impuesto a las grandes fortunas: en cuotas y a la medida de los empresarios

El gobierno reconoció que sólo se recaudó un 10 % de lo que pretendían: "Ya tenemos declaraciones completadas por casi 30 mil millones, un 10 por ciento del total que se proyectaba recaudar", indicó Mercedes Marcó del Pont, directora de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La izquierda denunció desde inicio del debate que, además, casi el 50 % de lo que se recaudase, estará destinado a subsidiar el fracking de la actividad petrolera y a sectores empresarios.

Leé también: La hija del empresario Nicolás Caputo no quiere pagar el impuesto a las grandes fortunas

De todos modos, a pesar de esos límites y de los beneficios que trae a sectores empresarios, muchos de los millonarios de la Argentina siguen evitando pagarlo.

Mientras, más del 40 % de la población está bajo la línea de pobreza y frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la pandemia, no ha recibido ninguna ayuda económica.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias