Internacional

INTERNACIONAL

Machismo y violencia contra los animales se dan la mano

Los defensores de la violenta matanza del Toro de la Vega no ocultan su machismo, españolismo y conservadurismo.

Verónica Landa

Barcelona | @lierolaliero

Jueves 17 de septiembre de 2015 | Edición del día

Fotografía: EFE

Hombría. Tradición. Violencia localizada. Así define Luis García Arias al “Toro de la Vega” de Tordesillas. Este catedrático de Historia y Estética de la Cinematografía de la Universidad de Valladolid es miembro del Patronato del Toro de Vega, organización que se dedica a promocionar y defender todo lo relacionado con la “fiesta” que rodea el asesinato de un toro una vez al año.

Pero Martin Arias también es conocido por escribir y hacer varias declaraciones polémicas sobre lo que supone el “Toro de la Vega”. En su ponencia Lo simbólico, el Torneo en la sociedad contemporánea –que puede leerse parcialmente en la web del Patronato del Toro de la Vega- afirmó que el “Toro de la Vega” supone un ritual simbólico que implica matar con valentía, matar para algo más que comer, algo que solo pueden hacer los humanos. Para él la sociedad está llena de violencia gratuita, sin nada que la canalice, por lo que “muchos hombres jóvenes entre 15 y 25 años” sin “marco moral y ceremonial capaz de conducir la violencia innata” practican una violencia sin sentido, incluso antisistema.

En la web del Patronato se publicó un artículo en el que Martín Arias “analizaba” la relación entre la violencia y el sexo, tauromaquia y capitalismo, para concluir que al matar a un toro se evitaba que se mataran personas. El artículo asegura que la violencia “sin sentido, sin fin práctico” desencadena violencia como el acoso escolar, entre otras. También la violencia de género sería una de éstas: “¿Por qué estamos viviendo una auténtica epidemia de ataques a las mujeres, en esta sociedad que, con todos sus defectos, es sin embargo la más igualitaria y feminista que hemos conocido hasta ahora? Son fenómenos de violencia deslocalizada, tan desbocada como incomprensible” Y luego relaciona esta violencia con el descenso de natalidad, por lo que su conclusión es que si la capacidad de reproducción es menor “más violencia desatada y loca contra las mujeres”.

Por lo pronto, varias cosas. Este catedrático de cine con aires de antropólogo afirma que vivimos en la sociedad “más feminista” que se ha visto en el Estado español. Puede que en relación con el franquismo, gracias a conquistas como el derecho a votar, estudiar, trabajar o abrir una cuenta corriente sin el permiso de un hombre, sea así. Pero no podemos olvidar que vivimos en una sociedad donde la brecha salarial entre hombres y mujeres se mantiene; el derecho al aborto está lleno de restricciones, siendo ahora la edad una de ellas; en la de los cientos de feminicidios y el acoso sexual –que no exclusivamente violación. ¿Serán estos los “defectos” a los que Martín Arias hace referencia?

Estos días Twitter se ha hecho eco de la siguiente declaración de Martin Arias que dijo que lo defensores de los animaless deberían comprender que sin el "Toro de la Vega", las mujeres pagarían esa violencia.

Pero esta justificación de la violencia de género totalmente ajena a la realidad de vivir en un sistema patriarcal que oprime a millones de mujeres en el mundo, no es la única muestra de la “buena” relación que existe entre esta “celebración” y el machismo.

Este martes el “Toro de la Vega” estuvo marcado por altercados entre antitaurinos y lanceros de Tordesillas lo que ha dado para muchas horas de debate televisivo. Hemos podido ver a muchos defensores del “Toro de la Vega” a favor de mantener esta tradición. Además de cargar contra Ente tantas barbaridades, tuvimos que escuchar ataques a los antitaurinos con argumentos como que sería hipócrita defender a los animales pero estar a favor del aborto el de la hipocresía de los que a la vez que defienden a los animales defienden el aborto.

Un debate antiguo sobre todo según aumentaba el movimiento antitaurino. Para ellos, es hipócrita pretender que se salven a los toros de las corridas o de Tordesillas, pero luchar por el derecho a decidir de las mujeres. Estos argumentos muestran la estrecha relación que hay entre estas “fiestas tradicionales” defendidas por sectores vinculados con la Iglesia, las fuerzas represivas del Estado y los españolistas.







Temas relacionados

Machismo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO