Política

CÓRDOBA

Luis Agustín Santillán, el cuarto estudiante encontrado en los hornos de La Perla

Hace un mes el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) había identificado a tres de los cuatro estudiantes encontrados en el centro clandestino de detención conocido como La Perla. A partir de la muestra de sangre de Edgar Santillán, hermano de Luis, se pudo identificar su cuerpo. En mayo, restituirán los restos a las familias.

Miércoles 22 de abril de 2015 | Edición del día

Luis Agustín Santillán, estudiante de radiología de la Facultad de Medicina de Córdoba, fue secuestrado por el Comando Libertadores de América la mañana del 6 de diciembre de 1975 en el Parque Sarmiento junto a Rosa Gómez Granja, Alfredo Felipe Sinópoli y Ricardo Saibene, militantes de la Juventud Universitaria Peronista y luego calcinados en los hornos cercanos a la estancia “La Ochoa” en La Perla. Fueron los primeros cuerpos hallados e identificados en un predio militar en la Provincia de Córdoba.

La Perla fue uno de los centros clandestinos de detención más grandes del país y la estancia La Ochoa, el lugar en el que Luciano Benjamín Menéndez, ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, pasaba sus fines de semana. Utilizado no sólo como centro de cautiverio sino también como el sitio donde se quemaban los cuerpos luego de haberlos desenterrados de donde originariamente los enterraban. “La segunda tumba”. El método: los llevaban a campos de concentración, los torturaban, los mataban, los enterraban y luego los ocultaban con el fin de lograr impunidad futura, exterminando a una generación, tratando de borrar historia.

El juicio La Perla- Campo de la Ribera ya lleva más de dos años. Graciela Geuna, sobreviviente había dado el primer y único testimonio que permitía empezar a saber qué había pasado con ellos y pensar que el cuarto estudiante era Luis Agustín. Pero además sus nombres estaban en la lista de 19 personas que el genocida Ernesto Barreiro – ex jefe del Comando Libertades de América-, junto con Luis Manzanelli, Héctor “Palito” Romero y Hugo “Quequeque” Herrera, entregaron al Tribunal Oral Federal N°1 el 10 de diciembre pasado. Para muchos esta muestra de cinismo devela que aún tienen la información sistematizada, en registros que todavía siguen en su poder, que su base de datos sigue intacta y que no son llevados ni siquiera a los juicios en curso.







Temas relacionados

La Perla   /    Estudiantes   /    Libertades Democráticas   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO