×
Red Internacional
La Izquierda Diario

La aceitera Buyatti envió ayer telegramas de despido a 73 trabajadores de la planta de Puerto General San Martín. El Ministerio de Trabajo provincial firmó el proceso preventivo de crisis permitiendo los despidos. Legisladores provinciales junto al sindicato aceitero mostraron su preocupación.

Miércoles 3 de marzo | 22:03
(Imagen del acampe de enero pasado ante la incertidumbre laborar. PH: rosario3.com del día 06 de enero del 2021)

La aceitera Buyatti envió ayer 73 telegramas de despido a trabajadores que se desempeñaban en la planta de Puerto General San Martín, luego de que el Ministerio de Trabajo de la provincia firmara el cierre del procedimiento preventivo de crisis que se había iniciado sobre fines del año pasado. Los trabajadores vienen denunciando hace meses el vaciamiento de la empresa y traslado de la maquinaria al establecimiento de Buyatti en Reconquista.

La planta funcionaba bajo la modalidad de fasón, es decir, como una planta de acopio para Vicentin. La empresa presentó un preventivo de crisis que fue rechazado por los trabajadores y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) argumentando que no existía tal crisis, pero el Ministerio de Trabajo firmó este pedido de la patronal abriendo la puerta al despido de 73 familias y al pago de indemnizaciones al 50%.

El SOEA de San Lorenzo rechazó el argumento de la compañía que aduce una situación de crisis y pidió el respaldo político para lograr conservar los puestos de trabajo. En el día de ayer dirigentes sindicales se reunieron con diputados provinciales quienes se comprometieron a respaldar a los trabajadores en este conflicto.

Fuerzas hay

Los trabajadores de Buyatti realizaron varios acampes y siguen demostrando ganas de pelear por los puestos de trabajo. Sin embargo se perdió mucho tiempo desde que los trabajadores de Buyatti denunciaron el vaciamiento de la empresa. A fines del año pasado los trabajadores aceiteros derrotaron a las patronales con una histórica huelga que unió a la Federación aceitera, al SOEA y a la intersindical marítima, que paralizó los puertos de todo el país por 18 días. Pero esa enorme fuerza no fue utilizada para derrotar a la patronal de Buyatti que continuó con su plan de vaciamiento para preparar el cierre y los despidos de las 73 familias aceiteras.

Te puede interesar:El gran triunfo aceitero: algunas conclusiones para lo que se viene

Las empresas que cierran deben ser ocupadas y puestas a producir bajo control de los trabajadores. Es necesario que el SOEA vuelva a convocar esta gran fuerza aceitera y apoyarse en una gran novedad para la clase obrera como es la oleada de duras luchas que vienen dando los trabajadores para enfrentar los planes patronales: los 90 días de acampe y toma del call center de los trabajadores de Hey Latam en Rosario, la toma de Arrebeef, el segundo frigorífico más grande del país en Pérez Millán, la toma de la estación de YPF en la zona norte de Rosario, el paro total con bloqueo de los trabajadores de Siderar Canning contra la intransigencia de Paolo Roca.

Te puede interesar: ¿Destellos de tormenta? Crónica de una semana de ocupaciones obreras y bloqueos

Unificar estás duras peleas obreras con la enorme fuerza aceitera permitiría asestar un gran golpe a las patronales que descargan sus supuestas crisis sobre las familias trabajadoras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias