×
×
Red Internacional

El Puerto de Rosario bajo control del ENAPRO dependiente de la Provincia de Santa Fe y gestión operativa de la empresa Terminal Puerto Rosario SA (TPR SA) cuya pincipal propietaria es Vicentín, refleja una caída drástica en el volumen de la carga operada en los últimos 10 años. El otrora puerto más importante de Latinoamérica, es hoy un símbolo de explotación laboral, manejos fraudulentos, denuncias por narcotráfico y pésima gestión administrativa.

Escuchá esta nota
Jueves 19 de enero | 17:02

La importante lucha que llevaron adelante, a lo largo de varias semanas, los trabajadores del Puerto de Rosario contra los despidos, volvió a poner la lupa sobre esa terminal portuaria y su funcionamiento. En esta nota abordamos algunos de los aspectos de ese funcionamiento, que se encuentra cuestionado.

La empresa que actualmente es responsable de las operaciones de dos terminales del Puerto de Rosario se llama Terminal Puerto Rosario (TPR SA) de la cual su principal propietaria es Vicentín. TPR SA ha sido responsable del hundimiento operativo del Puerto Rosario en los últimos años, empresa que - de acuerdo con algunas investigaciones - Vicentín posee hasta un 50% del capital accionario, pero que sin embargo no existen registros contables de su operatoria desde el año 2012 tal como se dio a conocer en una denuncia hecha por la Comisión de Información y Seguimiento del caso Vicentín, perteneciente a la Cámara de Diputados de Santa Fe.

Un poco de historia

Por su parte, el ENAPRO (Ente Administrador del Puerto de Rosario), que tiene como principal fin intermediar entre la Provincia de Santa Fe y el concesionario privado (TPR SA), cuyo origen hay que remontarse hasta la década de los noventa cuando la Nación transfirió a las provincias bajo la Ley de Reforma del Estado (del año 1992) el manejo de la gran mayoría de los puertos de la Argentina; tampoco ha estado a la altura de lo hechos exigiendo al concesionario el cumplimiento de las condiciones contractuales. Recién a raíz del conflicto desatado con los trabajadores, el ENAPRO tomó la decisión de separar de su directorio al representante de Vicentín (Carlos Bello), lugar que ahora es ocupado por el otro concesionario del Puerto de Rosario: Servicios Porturarios (Sepor). El propietario de esta última es Juan Manuel Ondarcuhu, quien tiene en sus espaldas un procesamiento por lavado de activos junto con el Secretario del SOMU, Omar "Caballo" Suárez, relacionado con los manejos fraudulentos por parte de la empresa Maruba.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Rosario-nueva-represion-contra-los-trabajadores-portuarios-en-lucha-y-sus-familias

El primer concesionario privado que tuvo el Puerto de Rosario bajo el nuevo marco nomrativo fue en el año 1998, con la empresa International Container Terminal Services (ICTS) pero producto de una serie de desmanejos y conflictos con los trabajadores portuarios que llegaron a plantear una huelga, es revocada la concesión en el año 2000. A partir del 2002 es cuando empieza a operar TPR SA, y en 2009 ingresa la empresa Vicentin, la que junto con la chilena Ultramar SA - que compra el 30% del paquete accionario en el 2012 - son ahora las principales propietarias del concesionario del Puerto de Rosario, es decir la empresa que opera y administra el Puerto de Rosario.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Puerto-de-Rosario-la-UIA-pide-que-declaren-esencial-la-actividad-para-quebrar-la-huelga

Sin controles de ningún tipo

Tal ha sido el desmanejo en la operatoria del puerto al punto de haber favorecido maniobras poco claras - hasta incluso ilegales, ya que en el año 2010 el Puerto de Bilbao denuncia el hallazgo de cocacaína proveniente de Rosario - que motivaron a que se abriera una investigación por parte de la Auditoría General de la Nación, la que en el año 2020 elevó un infrome dirigido a Cristina Fernández como Presidenta del Senado bajo el Nro. de actuación 729/17, en el que se desatacaba lo siguiente:

"(...) dadas las relevantes deficiencias de delimitación de las ZPA (Zona Primaria Aduanera), es que las existentes en la infraestructura propia del predio de TPR SA en su conjunto conllevan riesgos que pueden afectar el control aduanero dentro de sectores que deben poseer un resguardo especial establecido por la normativa vigente."

No resultó extraño entonces, en junio de 2022, el hallazgo de más de 1400 kg de cocaína en tres containers. Según declaraciones del Presidente del ENAPRO, Guillermo Miguel, este hecho motivó a que se "evaluara" la rescición del contrato con Vicentín, algo que por supuesto aún no sucedió.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Puerto-de-Rosario-salieron-1300-kg-de-cocaina-con-complicidad-de-toda-clase

Hoy en día, el puerto no cuenta tampoco con registros acerca de las inversiones cuya responsabilidad directa le corresponde al concesionario. En mayo de 2022 se produjo un socavón , es decir dada la obsolescencia de los materiales, se generó el hundimiento en uno de los dos muelles que están operativos (ver foto debajo). Este muelle funcionaba dentro de las Terminales I y II (ver croquis) que tiene a su cargo TPR SA. La empresa concesionaria frente a este hecho en vez de anunciar inversiones, procede a suspender a mil operarios aduciendo la imposibilidad de seguir operando y haciendo responsables a los trabajadores por la falta de mantenimiento. Incluso llegó hasta amenazar con despedir al 50% de su planta si el sindicato (SUPA) no aceptaba una flexibilización laboral a través de la disminución de los aportes patronales, ya que TPR SA argumentaba que en las condiciones prevalecientes era imposible operar. De acuerdo con fuentes sindicales, la demanda del concesionario era una forma de chantaje al ENAPRO presionándolo para que dejara de exigirle las inversiones que de acuerdo a las condiciones del pliego de licitación le correspondían llevar adelante al concesionario y en base a los hechos mencionados, es claro que no las estaba realizando.

Hundimiento del muelle en las terminales de TPR SA

Puerto de Rosario - ENAPRO. Croquis de las Terminales

Desempeño operativo de los últimos años

Por si fuera poco, no todo es corrupción y apriete a trabajadores. Si analizamos el desempeño operativo del Puerto de Rosario bajo gestión de TPR SA podemos observar mediante una serie de gráficos como ha caído en los últimos años, la que producto del estado de abandono existente en las terminales, Vicentín está vaciando ahora el Puerto de Rosario, cuya importancia logística es clave para el desarrollo productivo de la Argentina.

En primer lugar podemos mencionar cómo ha sido la evolución desde el año 2014 tomando en cuenta el tipo de producto que es operado en el Puerto de Rosario, así podemos observar una caída en los dos principales, tanto en metalúrgicos como en granos, desde el año 2015 y 2018 respectivamente.

Fuente: Elaboración LID en base a datos del Ministerio de Transporte de la Nación.

En lo que respecta al total de carga no containerizada (operada a granel), la cual representamos por el volumen total de la carga en millones de toneladas, desde el año 2019 se ha venido registrando una notable caída - en consonancia con la disminución del nivel de inversiones requeridas -, más específicamente podemos ver cómo para el año 2022 apenas se operó una tercera parte de lo registrado en el año 2015.

Fuente: Elaboración LID en base a datos del Ministerio de Transporte de la Nación.

Por último, si consideramos el total de la carga operada (agregamos ahora la containerizada) por el Puerto de Rosario desde el año 2010, y de acuerdo con datos oficiales publicados por el mismo ENAPRO, la situación es bastante más dramática. Para el año 2021 apenas habían operado 400 buques y barcazas, mientras que en el año de mayor operatoria (año 2014) se había alcanzado la cifra de 1200 barcos y barcazas - aproximadamente - en operación con el puerto.

Fuente: Elaboración LID en base a datos del ENAPRO.

En lo que respecta a los TEUs (containers del tamaño estándar de 20 pies) y en consonancia con los datos ya presentados también refleja una disminución, pero en este caso la cantidad de TEUs operado por el Puerto de Rosario fue en el 2021 la peor registrada de la serie que se inicia en el año 2014.

Fuente: Elaboración LID en base a datos del Ministerio de Transporte de la Nación.

El Puerto de Rosario bajo gestión del concesionario TPR SA cuyo principal propietario es la firma Vicentín no sólo ha incumplido en cuestiones laborales. La caída en el nivel de inversiones, los manejos fraudulentos y delictivos por parte de sus directores, la ausencia de control por parte del ENAPRO como de las autoridades de los diferentes niveles de gobierno y junto con la pérdida de la capacidad operativa del que fuera unos de los puertos más importantes de la región, completa un panorama verdaderamente desolador.

Todo esto requiere de manera urgente de un plan general que implique la estatización del comercio exterior y del Puerto de Rosario en este caso, bajo administración obrera, con el objetivo en primer lugar de dar por finalizada la concesión a Vicentín, empresa responsable de una de las mayores estafas económicas de la historia argentina. De esta manera, las divisas que ingresen al país lo harán en función de las necesidades de toda la población y del sistema productivo en su conjunto pero no de un grupo reducido de empresas oligopólicas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias