Sociedad

PRECARIZACIÓN LABORAL

Los trabajadores de la escuela Jesús maestro dejaron de percibir sus aportes jubilatorios y siguen las irregularidades

En Morón, las y los trabajadores de la educación privada se hacen eco de la situación que atraviesan las y los trabajadores en todo el país. En la escuela Jesús maestro, donde recientemente sus empleados denunciaban el no pago de los salarios, continúan los ataques.

Domingo 17 de mayo | 14:10

Morón sur también se hace eco de la situación que atraviesa la clase trabajadora a lo largo y ancho del país, ya lo vimos con el caso de la pizzería Camorón, pero ahora es el turno de los trabajadores de la educación privada. En la escuela Jesús maestro, las y los trabajadores dejaron de percibir sus aportes jubilatorios. Se trata del mismo colegio donde hace poco más de un mes sus trabajadores denunciaban no recibir sus salarios, como denunció este medio. Ahora en este nuevo mes nos les figura el aporte jubilatorio correspondiente a febrero y marzo, y continúan las irregularidades del pago de salarios del personal no subvencionado.

Si bien la institución expresó a través de una carta el agradecimiento a las familias por seguir manteniendo las cuotas para garantizar el pago a sus empleados, aún siguen adeudando el pago del personal no subvencionado del mes de abril y la cesación de aportes jubilatorios del mes de febrero y marzo. Una muestra más de la precarización laboral. No es la primera vez que esto se da en el colegio, ya había pasado en años anteriores. Sin embargo, ahora utilizan la pandemia como excusa.

Según Infobae la mora de las cuotas de colegios privados asciende un alarmante 70%, así salta a luz las condiciones de las familias trabajadoras que no pueden mantener el pago de las cuotas. Por otro lado ni la institución, ni el sindicato, ni el gobierno se hace cargo de la situación de los trabajadores en una suerte de “tirarse la pelota”, mientras las y los trabajadores son los que padecen la crisis. Sadop tiene que ponerse a la cabeza de organizar esta pelea por todos los derechos en juego de las y los trabajadores.

Al mismo tiempo que la situación de las y los precarizados se hace cada vez más difícil, con suspensiones, cesaciones o reducciones salariales y despidos, a los bancos y grandes empresarios no les tocan un centavo. Por eso, el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad, presentó un proyecto de ley para que las grandes fortunas paguen un impuesto progresivo. Con esa recaudación se podría solventar por cuatro meses el IFE de $ 30.000 para quienes lo necesitaran, sin exclusiones. También comprar los test necesarios y el material de prevención para el personal de salud, además de respiradores y todo lo necesario para los eventuales picos de la pandemia. Por último, el proyecto plantea la construcción de 100.000 viviendas en el plazo de un año.

Te puede interesar: [Video] El impuesto a las grandes fortunas y la emergencia de la juventud precarizada

Pero con lucha y la organización se pueden conquistar triunfos para las y los trabajadores, como lo demostró Camorón o Cruz del Sur en La Matanza.

También tenemos a la juventud que trabaja en un 70% bajo formas precarias. Es por eso que estos cientos de jóvenes ven la necesidad de empezar a organizarse a través de la red de trabajadores precarios, donde decidan de manera democrática qué medida llevar a cabo como la que vimos este último jueves. Muchas de estas realidades son las que llegan en forma denuncia a la izquierda diario para que salgan ala luz. Se trata del caso de trabajadores precarios de varios rubros que conforman la red, incluso docentes precarizados que se quedaron sin trabajo o fueron despedidos, o aquellos que trabajan en el Plan FiNes.







Temas relacionados

Precarización laboral   /    Educación privada   /    Docentes   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO