×
×
Red Internacional

Ola de sindicalización. Los trabajadores de Amazon enfrentan la politica antisindical de Jeff Bezos

El pasado lunes en el almacen LDJ5 de Staten Island se votó en contra de formar un sindicato, entre amenazas e intimidaciones por parte de la empresa. No podemos normalizar ni aceptar este tipo de tácticas antisindicales.

Lunes 2 de mayo | 21:56

El mes pasado, los trabajadores de Amazon en Staten Island sorprendieron al mundo al organizar con éxito el primer sindicato en un almacén de Amazon en Estados Unidos.

Jeff Bezos y sus lacayos perdieron esa lucha, pero desde entonces han redoblado sus esfuerzos para acabar con los sindicatos y se han empeñado en que los trabajadores no vuelvan a tener éxito. Lanzaron una campaña antisindical a gran escala en LDJ5, el almacén justo enfrente del JFK8, donde se aprobó el sindicato la semana pasada. Bezos y Amazon, que recibe enormes subsidios del estado, gastaron millones y millones para intentar romper el sindicato, calumniaron a los organizadores e intimidaron a los trabajadores con amenazas de despidos y represalias. Este lunes la mayoría de los trabajadores votó en contra del sindicato.

A pesar de la derrota, el sindicato y los trabajadores dicen que están decididos a seguir luchando.

"No debemos desanimarnos en absoluto. Tenemos un centenar de edificios en todo Estados Unidos que quieren organizarse y quieren sindicalizarse. Ya marcamos la cancha en el JFK8, así que sólo tenemos que continuar, eso es todo", dijo Derrick Palmer, uno de los principales organizadores del sindicato Amazon Labor Union (ALU).

Independientemente del resultados, está claro que la votación y la baja participación en LDJ5 no representan los intereses o deseos reales de los trabajadores, sino que son el resultado de meses de diversas formas de intimidación legal e ilegal, y de una campaña de manipulación por parte de Amazon para derrotar al sindicato.

"Todos esos agentes que estaban allí para impedir la sindicalización de 8.000 trabajadores en JFK8 cruzaron la calle y están en nuestro pequeño edificio de 1.600 personas", explicó Maddie, una trabajadora de LDJ5, en una rueda de prensa antes de la votación. Un organizador dijo que hay una proporción de 1 a 15 personas entre los rompe-sindicatos y los trabajadores. Explicó que los trabajadores tienen miedo incluso de hablar con los organizadores del sindicato por temor a ser despedidos.

"Realmente están luchando contra nosotros, y están jugando muy sucio", dijo Maddie antes de pasar a explicar los rumores sexistas y homófobos que se están difundiendo sobre ella, así como la retórica racista contra de Chris Smalls.

En el almacén se pegaban volantes antisindicales y se arrancaban todos los días los volantes a favor del sindicato. Amazon organizó reuniones de público cautivo, en las que se obliga a los trabajadores a reunirse con consultores antisindicales que intentaban convencer a los trabajadores con mentiras. Justine Medina, de JFK8 y ALU, explicó que los consultores se disfrazaban de trabajadores, con identificaciones de empleados de Amazon, y recorrían las plantas diciendo a los trabajadores que votaran contra el sindicato.

En 2021, Amazon gastó al menos 4,3 millones de dólares en asesores antisindicales, muchos de los cuales ganan 3.200 dólares diarios -400 dólares la hora- por su tarea. Mientras tanto, el salario medio inicial de los trabajadores de los almacenes de la compañía es de menos de 20 dólares la hora.

Las tácticas antisindicales empleadas hacen que las votaciones casi nunca sean justas. Teniendo en cuenta la intimidación, desinformación y mentiras a las que se enfrentaron estos trabajadores todos los días antes de las elecciones, está claro que la votación de hoy no representa la voluntad real de la mayoría de los trabajadores de LDJ5. Y el hecho de que se permita esto es absolutamente indignante. Joe Biden tuvo la desfachatez de decir "¡Amazon, allá vamos!" y al mismo tiempo ponerse a la cabeza de un sistema que permite que estas prácticas continúen. No debería haber reuniones de público cautivo, ni represalias, ni amenazas contra los trabajadores.

No es cierto que la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, un equivalente del ministerio de trabajo, NdelT) esté del lado de los trabajadores. No es cierto que la NLRB de Biden sea "amiga de los trabajadores": la agencia avala las prácticas antisindicales. Ha permitido que las corporaciones se salgan con la suya con la represión antidemocrática de los sindicatos utilizada para asustar y manipular a los trabajadores para que se sometan, de modo que empresas como Amazon puedan seguir explotando a los trabajadores para obtener enormes beneficios.

Y el gobierno de Estados Unidos subvenciona esa explotación. En los últimos veinte años, Amazon ha recibido más de 4.000 millones de dólares en exenciones fiscales e incentivos económicos de gobiernos estatales y locales dirigidos por republicanos y demócratas por igual. En otras palabras, el Estado está subvencionando a Amazon mientras la empresa paga a sus agentes 400 dólares por hora para que repriman a los trabajadores y obstaculicen el derecho básico de los trabajadores a sindicarse.

A pesar de toda su retórica progresista sobre los sindicatos, el Partido Demócrata -que actualmente ocupa todas las ramas electivas del gobierno nacional- no es amigo de los trabajadores. Los demócratas hablan a favor de los sindicatos, pero apoyan a los políticos y empresarios que pelean contra ellos.

Los trabajadores deberían poder sindicarse libremente y no deberíamos aceptar obstáculos que se interpongan en esa tarea. Cada una de las leyes antisindicales debe ser eliminada y todas las tácticas de represión sindical utilizadas por Amazon y otras corporaciones deben ser prohibidas. Esto solo lo podremos conseguir con acciones y movilizaciones masivas en todo el país. Esto incluye a los trabajadores de Amazon que quieren sindicalizarse, al ALU, a los trabajadores de Starbucks que recientemente formaron sus sindicatos o que siguen peleando por eso, así como a todo el movimiento obrero.

El momento de luchar es ahora, y es esencial que el ALU tome la delantera en la organización de estas acciones en las calles.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias