×
×
Red Internacional

El Indec publicó el índice de salarios y cayó el poder de compra de los trabajadores registrados del sector privado, y los no registrados. La caída del poder adquisitivo con respecto al 2015 es mayor al 21 %, los más perjudicados son los sectores informales.

Martes 10 de mayo | 20:55

La inflación empezó el año con fuerza y carcomió el poder de compra. En marzo los salarios de los trabajadores registrados del sector privado aumentaron 5,4 %, y de los trabajadores no registrados fue de 5,6 %, por debajo de la suba de precios de ese mes, que alcanzó el 6,7 %, según el informe de Índice de Salarios que publicó este martes el Indec. En marzo solo los salarios de los trabajadores registrados del sector público aumentaron 12,1 %, por encima de la inflación. Esto ocurrió porque se registró el aumento correspondiente a la cuota paritaria pendiente de 2021.

En la comparación con marzo del 2021 los salarios del sector público aumentaron 63,8 %, los del sector privado formal 56,4 %, mientras que los salarios los trabajadores informales subió un 41,6 %. La inflación en el mismo período fue de 55,1 %.

Te puede interesar: Parte de guerra de marzo: la inflación gana por goleada

A pesar de las promesas oficiales que los salarios le ganarían a la inflación, el 2021 fue el cuarto año de caída consecutiva del promedio del salario real del conjunto de las trabajadoras y los trabajadores.

¿Se recuperó el salario como afirma Kulfas?

En declaraciones formuladas a la FM Radio Con Vos, Matías Kulfas recordó que, "durante el Gobierno de (Mauricio) Macri", el salario real "perdió 20 puntos", mientras que, en la gestión de Alberto Fernández "se han recuperado cerca de 5 ó 6 puntos". Veamos si es así.

Cuando finalizó el mandato de Macri el poder adquisitivo del salario del sector privado registrado descendió 21,5 % (diciembre 2019 versus octubre 2015), según los datos del índice de salarios que publica el Indec. En marzo de 2022 el poder adquisitivo solo subió un 0,2 % en relación a diciembre de 2019. Es decir, el Gobierno atenuó la pérdida. Sin embargo, el poder de compra está lejos de recuperar lo perdido desde 2015.

De acuerdo al último dato publicado por el Indec, el poder de compra de los trabajadores registrados privados perdió en lo que va del año 1,3 % (marzo 2022 versus diciembre 2021) y aún está un 21,4 % por debajo de 2015 (marzo 2022 versus octubre 2015).

En el sector público registrado, cuando terminó el Gobierno de Cambiemos el poder adquisitivo bajó 25,5 % (diciembre 2019 versus octubre 2015). En marzo 2022, se registró un descenso de 0,4 % en relación a diciembre de 2019, y la pérdida en relación a 2015 es de 25,8 %. En lo que va del año el poder de compra subió un 1,8 %.

Los sectores más afectados fueron los trabajadores no registrados. En el sector informal, al finalizar el mandato de Macri se registraba una pérdida de 23,8 % (diciembre 2019 versus octubre 2016-la serie en este caso comienza en 2016). En marzo de este año el poder de compra descendió 9,3 % en relación a diciembre de 2019, y en lo que va del año la caída es de 4,7 %. La pérdida con respecto a octubre de 2016 es del 31 %. Alberto Fernández repitió en varias ocasiones "Primero, los últimos”, pero los informales fueron los más castigados por la inflación.

Te puede interesar: ¿Por qué trabajamos más y somos más pobres?

El pasado viernes la vicepresidenta señaló que hay un fenómeno en la Argentina que son “los trabajadores en relación de dependencia que son pobres”, y añadió que “la plata no alcanza, la gente no llega a fin de mes”. Sin embargo, el kichnerismo avaló este deterioro y el ajuste que realiza el Gobierno. Los dirigentes sindicales siguen de cuarentena, donde también tiene peso un sector cercano a Cristina Fernández, y fueron cómplices del derrumbe del poder de compra. Es urgente la recomposición salarial de todo lo perdido en estos años, un salario mínimo igual a la canasta de consumos mínimos, y la actualización automática de salarios en función de la inflación. Ningún trabajador debería ganar menos que el valor de la canasta que estima la Junta Interna de Ate Indec: en marzo fue de $ 145.456.

Las direcciones sindicales como la CGT y la CTA tendrían que estar a la cabeza de un plan de lucha por las demandas de trabajadoras y trabajadores y de los sectores populares, por la unidad de trabajadores ocupados y desocupados para pelear por vivienda y trabajo genuino.

Te puede interesar: Comenzó la Marcha Federal con movilizaciones y actos en distintas provincias




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias