×
×
Red Internacional

Prensa internacional. Los posibles resultados de la invasión rusa de Ucrania

En el siguiente artículo publicado en el sitio Stratfor analiza qué cursos de acción podría tomar Rusia sobre Ucrania.

Domingo 27 de febrero | 17:04

El presente artículo es parte de la sección "Partes de guerra de la prensa internacional", donde se publican artículos de distintos medios, incluidos los de la prensa burguesa internacional, que pueden ser de interes para nuestros lectores para el seguimiento del conflicto. Estas no reflejan la opinión editorial de La Izquierda Diario.


Al concluir el segundo día de la invasión rusa a Ucrania, las tropas rusas continuaron sus incursiones en el país en múltiples ejes, sobre todo contra la capital, Kiev, que probablemente será rodeada y sitiada en los próximos días. En las últimas horas, funcionarios rusos han hecho declaraciones contradictorias sobre la firma de un posible acuerdo político con Kiev para poner fin al conflicto. Pero el presidente Vladimir Putin y el ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, han seguido afirmando que el actual gobierno ucraniano es ilegítimo e insisten en la "desnazificación y desmilitarización" de Ucrania, lo que es una fuerte señal de que el objetivo final de Moscú en el país sigue siendo el cambio de régimen. En las próximas semanas, hay varios cursos de acción potenciales que Rusia podría tomar en Ucrania, y cada uno tiene sus pros y sus contras para Moscú:

1) Rusia instala un gobierno pro-Moscú en Kiev mientras su ejército ocupa grandes partes del país.

En este escenario, Rusia tomaría Kiev por la fuerza y luego pondría en el poder a las fuerzas políticas prorrusas (por ejemplo, algunas de las que huyeron del país en 2014), quienes luego cambiarían la constitución de Ucrania para garantizar el estado neutral o la desmilitarización del país. Este nuevo gobierno firmaría un acuerdo con Moscú asegurando el derecho de Rusia a tener bases militares en Ucrania y asegurar el orden público. Los cambios constitucionales también incluirían garantías para el estatus del idioma ruso en el país, así como la federalización de Ucrania para dar más poder a los gobiernos regionales influenciados por Moscú. En este escenario, es probable que el oeste de Ucrania no reconozca al nuevo gobierno de Kiev, lo que desencadenaría una resistencia nacional continua y un movimiento secesionista.

Factores a favor: este escenario es el más probable para lograr los objetivos declarados más ambiciosos de Rusia de "desmilitarización y desnazificación", ya que la instalación de un régimen pro-Moscú combinado con las enmiendas constitucionales evitaría que Ucrania se integre aún más con las estructuras europeas y transatlánticas a largo plazo. término.

Restricciones: este resultado es también el más costoso a largo plazo porque obligaría a Rusia a mantener una presencia militar permanente en el país y financiar un gobierno que no sería reconocido por la comunidad internacional. También resultaría probable en un movimiento de resistencia nacionalista violento, particularmente en la zona del oeste de Ucrania excluida del gobierno. Además, este escenario casi con certeza daría como resultado que Occidente mantuviera sus sanciones económicas contra Rusia por un período indefinido, lo que debilitaría progresivamente la economía rusa. Si bien la fuerza, la intimidación y la corrupción podrían usarse para mantener el orden a corto y mediano plazo, los costos y riesgos a largo plazo serían altos.

2) Rusia obliga a un gobierno en Kiev a firmar un acuerdo y la mayoría de sus fuerzas abandonan Ucrania.

En este escenario, Rusia obligaría a un gobierno en Kiev (posiblemente con el gobierno del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky con la condición de que renuncie a favor de un nuevo gobierno de transición), a firmar un acuerdo que fijaría constitucionalmente el estado neutral y desmilitarizado de Ucrania, y posiblemente algunos Bases militares rusas en Ucrania para ayudar a garantizar el acuerdo. Ucrania también renunciaría a sus reclamos sobre Crimea y cedería la región oriental de Donbas. El gobierno de Kiev posiblemente también estaría de acuerdo en fijar la federalización y garantizar el estado del idioma ruso en la constitución. Las tropas rusas luego abandonarían el país, dejando a Ucrania en ruinas y en una intensa agitación política como consecuencia de la invasión.

Factores a favor: El escenario permitiría a Rusia lograr muchos de sus mayores objetivos en Ucrania con respecto a la neutralidad y otros asuntos a corto plazo sin tener que recurrir a una operación y ocupación militar larga y costosa. Occidente también podría suavizar sus sanciones contra Rusia con el tiempo, especialmente si percibe que el gobierno ucraniano es legítimo y la presencia militar de Rusia se mantiene al mínimo.

Restricciones: además de amenazar con una nueva intrusión y ocupación militar, Rusia tendría pocas palancas para garantizar que Ucrania cumpla con los acuerdos de posguerra. Este escenario tampoco cambiaría la postura política general antirrusa de la población ucraniana, que solo empeoraría si Moscú obliga al gobierno del país a un acuerdo después de invadir su territorio. Con el tiempo, los ucranianos prooccidentales podrían organizar grandes protestas contra el gobierno para abolir también los acuerdos que firmó con Rusia.

3) Rusia divide Ucrania de alguna manera, muy probablemente a lo largo del río Dniéper, dejando al actual gobierno ucraniano con el control de un estado en el oeste mientras ocupa la otra mitad.

En este escenario, Rusia reconocería una gran parte del este de Ucrania (que alberga una gran población de etnia rusa) como un nuevo estado independiente, dividiendo efectivamente el país en Ucrania oriental y occidental. Las repúblicas separatistas de Luhansk y Donetsk en Donbas se unificarían con este nuevo estado prorruso del este, que probablemente se llamaría Novorossiya o Malorossiya (que se traduce como “Nueva Rusia” y “Pequeña Rusia”, respectivamente). Rusia ocuparía solo el área de su gobierno recién reconocido, muy probablemente al oeste del río Dniéper, pero posiblemente incluyendo a Kiev, dejando el territorio aún bajo el control del gobierno ucraniano como un estado amortiguador con la OTAN.

Factores a favor: Crear un estado relativamente homogéneo que se comprometa a mantener estrechos lazos económicos, políticos y de seguridad con Moscú sería significativamente menos costoso que intentar ocupar una mayor parte de Ucrania.

Restricciones: Pero la parte de Ucrania aún controlada por un gobierno pro-occidental seguiría siendo el estado “anti-Rusia” altamente militarizado que Putin ha tratado de eliminar, manteniendo el riesgo de confrontaciones militares adicionales. La mayor parte de la comunidad internacional tampoco reconocería al estado del este de Ucrania, lo que obligaría a Rusia a seguir siendo su principal patrocinador.

4) Rusia se conforma con degradar las capacidades económicas y de defensa de Ucrania antes de retirarse sin un acuerdo de paz.

En este escenario, la resistencia inesperadamente dura de la población ucraniana, incluidos los partisanos (mayoritariamente grupos de extrema derecha, NdeR) y los remanentes del ejército ucraniano, convence a Rusia de que establecer un control suficiente sobre el país sería demasiado costoso a corto y mediano plazo, y que alcanzar un acuerdo de paz con un gobierno impuesto por Rusia ilegítimo e impopular no lograría los objetivos de Moscú. Como alternativa a una ocupación costosa, Rusia se retractaría efectivamente de su insistencia en un cambio de gobierno y, en su lugar, impondría la máxima destrucción en la infraestructura civil y militar, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, militares, fábricas, almacenes de armas y bases militares de Ucrania antes de retirar todos los tropas terrestres. Después de matar a miles de militares ucranianos y destruir gran parte del equipo militar del país,

Factores a favor: este escenario minimizaría los costos militares y económicos para Rusia, pero se consideraría en gran medida un éxito para Ucrania, por haber sobrevivido al abrumador ataque ruso sin tener su territorio (aparte de las repúblicas separatistas de Donbas) más ocupado o dividido. El principal beneficio para Rusia en este escenario es que probablemente desencadenaría un lento proceso de levantamiento de algunas de las sanciones más duras de Occidente.

Restricciones: El hecho de no lograr cambios en la constitución de Ucrania significaría que los objetivos fundamentales de Rusia con respecto a la neutralidad del país y el estado desmilitarizado no se cumplirían, y es posible que Rusia tenga que recurrir a una operación similar nuevamente varios años más adelante para lograr esos objetivos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias