Mundo Obrero

SUTE

Los más precarizados entre los trabajadores de la educación de Mendoza

Esta semana volvimos a las escuelas, en muchos casos en forma presencial. Una semana en la que escuchamos tanto del ministro provincial José Thomas (DGE) como del ministro nacional Nicolás Trotta que están dadas todas las condiciones para la vuelta presencial a las escuelas.

Gonzalo Verdejo

Trabajador de la educación - Corriente Nacional 9 de abril /Lista Bordó

Lunes 15 de febrero | 14:44

Pero la verdad es que nunca se ocuparon de pensar en esa vuelta seriamente. Tuvieron casi un año y ni se acercaron a un solo edificio a ver susncondiciones. La tormenta volvió a dejar al descubierto el estado lamentable de la infraestructura. Falta agua, faltan insumos, se inundan, falta de todo.

Para hablar de calidad educativa también hay que hablar de presupuesto educativo. No olvidemos que los que se hicieron cargo de la escolaridad a distancia fueron docentes y familias, quienes tuvieron que bancar con sus medios la educación de emergencia. Garantizaron que a lxs pibxs les llegaran trabajos y en la mayoría de los casos han trabajando horas y horas fuera de su horario.

Esta semana nos encontramos todo en peores condiciones. Allí también vimos como nuestrxs compañerxs celadores están siendo más que explotados en las escuelas, con jornadas de hasta 12hs diarias para sumar pesos a sus salarios de miseria y con la imposibilidad de poder tener las escuelas limpias y en condiciones, aunque quieran y pongan voluntad, porque son pocos, porque no hay insumos de higiene, porque ni los han capacitado.

Faltan celadorxs. Hay escuelas en las que transitan 400 personas diariamente con dos celadorxs. Encima uno de ellos no es personal permanente y está haciendo contraturnos en varias escuelas. Circulan. No hay burbuja posible. No hay higiene y seguridad posible. Sus funciones van desde tratar de limpiar, desinfectar, portería o tomar la temperatura. Quieren imponerles que sean "multifacéticxs", cómo dicen ellxs.

Pero esta realidad no se conoce. De eso mucho no se habla.

Es por eso que hay que seguir visibilizando y reclamando. La pelea por la unidad de todos los y las trabajadoras de la educación de Mendoza es fundamental ante la situación que vivimos. Y no es en vano. El SUTE también levanta la voz por el reclamo de celadores y celadoras, los peores pagos y más precarizados de la educación de Mendoza. En las asambleas tenemos que debatir todos juntos para levantar en unidad todos los reclamos.

Las medidas de cuidado, seguridad e higiene ante la pandemia requieren de más personal de limpieza pero con salarios dignos, que cubran la canasta básica familiar, condiciones laborales, que se respeten sus derechos, que funcione la Junta y capacitación gratuita. #MasParaEducación







Temas relacionados

SUTE   /    Mendoza   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO