Política México

TRIBUNA ABIERTA

Los límites políticos de MORENA expresados en su Agenda Constitucional

MORENA dio a conocer su Agenda Constitucional. A pesar de recoger de forma parcial algunas demandas de luchas históricas y presentarlas en forma de artículo, su propuesta de carta magna para la Ciudad de México presenta los límites propios de quien pretende reformar el régimen político actual.

Miércoles 21 de septiembre de 2016 | 23:53

MORENA dio a conocer su Agenda Constitucional. A pesar de recoger de forma parcial algunas demandas de luchas históricas y presentarlas en forma de artículo, su propuesta de carta magna para la Ciudad de México presenta los límites propios de quien pretende reformar el régimen político actual.

Destaca su propuesta sobre las alcaldías, en la que pretende otorgarles un poder excesivo y disminuir la regulación en materia de presupuesto y designación del jefe de la policía local.

El pasado 12 de septiembre, en el Hemiciclo a Juárez, Martí Batres (líder de MORENA en la Ciudad de México) junto con alguno constituyentes de su partido, presentaron la “Agenda Constitucional” (1) que servirá como plataforma político-jurídica (documento de trabajo) en la Asamblea Constituyente, que inició sesiones el 15 de septiembre del presente año.
El documento no posee la definición de “Constitución”, sin embargo su estructura es muy similar a una carta magna para la ciudad. Inicia con una breve presentación, en la que se explica que dicho escrito “recoge propuestas de la ciudadanía” y que no es un texto definitivo.

La organización es tradicional; comienza con un apartado titulado “Bases fundamentales: derechos y obligaciones”, que incluye todo un catálogo de derechos y obligaciones típicos de todo ordenamiento jurídico. Inmediatamente sigue una parte de los “derechos de las comunidades indígenas”, luego tenemos una sección de “Democracia” en la cual se desarrollan las distintas formas de participación (según la visión de MORENA) y la forma de ejercerlas.

Posteriormente una sección de garantías procesales, de la conformación de la ciudad, distinción de poderes, órganos autónomos, administración pública, las alcaldías, modelo económico, finanzas públicas y presupuesto, responsabilidad de servidores públicos y mecanismo para reformar la constitución de la ciudad.

Si bien en la presentación de la Agenda Constitucional, se asegura que algunas de las propuestas pueden causar controversias, lo cierto es que no contiene nada realmente innovador ni radical. Primero, porque lo que hizo MORENA fue tomar algunas de las demandas más sentidas de la población de la Ciudad de México y darle forma de artículo, no mencionando que muchas de ellas son luchas históricas, como por ejemplo el matrimonio igualitario, derecho a una vivienda diga y a una auténtica democracia que provengan de las bases. No obstante, otras demandas de varias organizaciones sociales no fuera retomadas; de tal suerte, MORENA no hizo suya la consigna de la legalización de la mariguana, la disolución de los cuerpos represivos, contra la gentrificación, entre muchas otras.

Un detalle interesante a mencionar, es que el texto de MORENA se quedó atrás en algunos puntos incluso respecto a la constitución de Mancera, la cual fue presentada el 15 de septiembre. Por sólo mencionar un ejemplo, Mancera propone (al menos discursivamente) la legalización del cannabis para uso médico y de investigación. La Agenda Constitucional no hace mención alguna para este tema.

En relación de las alcaldías, nueva denominación que recibirán las “delegaciones” tiene un fuerte carácter de tribalización, debido a que se quiere otorgar un poder excesivo y poco control sobre el alcalde en varios de los temas más sensibles para la población, como el manejo del presupuesto y la designación del jefe de policía de la demarcación.

Como documento de derecho positivo, es técnicamente correcto y recoge algunos preceptos legales avanzados, con clara referencia a otras constituciones de la región. El problema aparece al momento de hacerlos eficaces, es decir, sólo porque pudieran presentarse en la constitución definitiva no pasarían de ser papel mojado, ya que carecerían de un peso real en las vidas de los habitantes más precarios de la urbe. También tenemos el inconveniente de que las consignas siguen atrapadas dentro de los límites del mismo sistema y si el sistema considera que ataca los privilegios de la clase dominante, los derechos establecidos serán completamente ineficaces.
Otro déficit de la Constitución, fue la poca o nula participación de las propias bases de MORENA para su redacción. Por una parte se realizaban foros para exponer demandas y puntos de vista, pero estos foros nunca tuvieron un carácter resolutivo ni amplio; al final el contenido definitivo se decidió de manera cerrada por la cúpula lópezobradorista.

La única manera de ampliar los derechos (más allá de los propuestos en las constituciones de MORENA y Mancera) y hacerlos realmente efectivos, es la discusión y movilización de los trabajadores, mujeres, estudiantes, amas de casa, indígenas, que establecieran una autentica asamblea constituyente expresando su verdadero sentir.

(1) El documento se encuentra disponible en las páginas de internet de MORENA de la Ciudad de México.







Temas relacionados

Asamblea Constituyente CDMX   /    Política México   /    Morena   /    Andrés Manuel López Obrador

Comentarios

DEJAR COMENTARIO