Sociedad

LA MATANZA

Los inundados del olvido

Silvana Moreira

Cs. Comunicación - UNLaM

Sábado 1ro de noviembre de 2014 | Edición del día

El avance del agua no da tregua, y evidencia de ello son las calles de González Catán y Virrey del Pino que en esta semana fueron azotadas por la combinación de fuertes lluvias y la inoperancia municipal. Vecinos de la zona realizaron un piquete en la Ruta 3, en reclamo de asistencia a los inundados que perdieron todo y se quedaron en la calle.

El corte se realizo desde las 17 hasta las 21 hs. entre los kilómetros 35 y 33, con presencia policial que lejos de meterse en las calles a verificar la situación de los habitantes sólo se remitieron a custodiar el obrar de los manifestantes, con el objetivo de evitar disturbios.

Los barrios más castigados son Los Ceibos, Nicole y Ezcurra, con viviendas y domicilios en los cuales el nivel del agua llego al metro y medio. El mayor problema aquí es el arroyo Morales, perteneciente al Río Matanza, ya que cada vez que llueve se desborda y ocasiona grandes inundaciones en los alrededores.

Además la gravedad del asunto no radica solamente en que el descenso del cauce es muy lento, sino que a eso se suma la contaminación reinante; estudios efectuados a pedido de los Vecinos Autoconvocados contra el Ceamse y el CARE revelaron la presencia de cromo y plomo en el agua del río.

A ella la tengo operada de un tumor en la columna. Y estamos ahí adentro si no tenemos a donde ir, señala Lucas Agüero, uno de los habitantes que tiene su casa bajo el agua y una hija de 10 años con un problema de salud importante, pero no se resigna a dejar su vivienda, al no tener en dónde quedarse.

Y para rematarla, el Municipio de La Matanza brilla por su ausencia. No les brindan asistencia de ningún tipo, la ayuda con la que cuentan es la solidaridad entre vecinos no solo de los que también perdieron sus pertenencias bajo el agua, sino además de los que no pasaron por esta situación y sin embargo comprenden la desesperación que atraviesan.

Nosotros queremos que nos arreglen la canalización acá, que entuben todo porque cuando empieza a llover se inunda, y hace 25 años que estoy detrás de ellos para que vengan y nunca recibimos respuesta, remarcó Marta López, una de las personas a las que no se les inundó la casa, pero se suma a la lucha de los que pasan esta grave problemática.

Ni obras de saneamiento al río, ni obras de entubamiento. Del municipio no reciben nada en absoluto, tal cual lo sentenció María Andrea Trista, una vecina de la zona que al explicar el accionar del municipio confirma que vienen a destapar zanjas, les piden veredas, que les vengan a arreglar las calles y no tuvimos respuesta de nada. La gente está cansada, ya no sabe qué hacer.

Se supone que las delegaciones y sub delegaciones de la Municipalidad de La Matanza fueron creadas con el fin de asistir a los matanceros sin necesidad de que estos deban dirigirse al edificio central del Municipio. Pero en la práctica esto no es así, porque inclusive en el último día hábil de la semana casualmente la dependencia ubicada en el km. 33 en vez de dar asistencia permaneció cerrada por fumigación.

El pronóstico del servicio meteorológico para el fin de semana es desalentador, y mientras tanto los vecinos siguen rogando que los ayuden y que el agua baje; que los gobernantes se acuerden de ellos y los cuiden y resguarden.







Temas relacionados

Inundación   /    Olvidados    /    UNLaM   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO