Sociedad

INDOAMERICANO / ENTREVISTA

“Los gobiernos no pusieron ni diez centavos”

Oscar fue protagonista de la represión en el Indoamericano que terminó con el asesinato de tres trabajadores inmigrantes. Vecino de la villa 20 y activista sensible con las causas sociales, sabe de la necesidad real de vivienda que tienen los trabajadores. Lo entrevistamos mientras se desarrolla el juicio contra los referentes sociales acusados por la toma. Su testimonio no claudica, es fuerte en la denuncia a pesar de los años transcurridos y las promesas incumplidas.

Ivana Otero

Docente | Agrupación 9 de Abril

Sábado 18 de octubre de 2014 | Edición del día

Foto: Taringa.net

Contanos un poco como vecino de la villa 20…

Nací en villa 20. La villa a partir de la democracia se fue poblando porque en un momento hubo un intento de desalojo de la dictadura militar que se resistió. En su momento quedaron terrenos abandonados que fueron dando vida a la villa 31, la de Barracas, la de Mataderos, la 20... A partir de la democracia hubo un crecimiento exponencial de la población. Nosotros somos como una ciudad del interior. La villa 20 tiene 25.000 habitantes en un terreno muy reducido. Las condiciones son muy precarias. Si bien hubo un crecimiento edilicio, las casas se fueron para arriba en algo muy particular que es que muchos propietarios en la villa subalquilan como una forma de vivir. Entonces mucha población nueva termina alquilando en cuartos que son totalmente hacinados y en condiciones de vida no dignas.

¿Cómo es que surge la toma del Indoamericano?

Y frente a eso hay un momento en que la población se satura. Los espacios habitables se saturan y en ese contexto y en una falta de respuesta del gobierno Nacional y de la Ciudad durante varios gobiernos porque para darte una idea las villas tiene 70 años de vigencia, de hecho en Barracas hay un lugar que hace 25 años que se llama Núcleo Habitacional Transitorio y sigue siendo transitorio, hubo un momento en que frente a un espacio abandonado muy grande como el Parque Indoamericano lo fueron ocupando un 6 de diciembre de forma espontánea. Ninguna organización barrial llamó a la toma del parque sino que surge como una necesidad, como se hizo en diferentes partes del país. Cuando empezaron a sumarse más familias porque la necesidad es grande, la cuestión de la toma se empezó a ser más y el martes 7 de diciembre en un operativo conjunto entre la policía Metropolitana y la policía Federal con armas largas y balas de plomo iniciaron un desalojo que costó la vida de dos compañeros en un primer momento y con muchos heridos. Y se ve reflejado en los medios la mansalva y la perversión del desalojo porque una vez desalojados siguieron tirando tiros desde un puente que hay en la avenida, disparaban sobre las casas y sobre la población de la villa. Lograron el desalojo pero generó muchísima bronca y odio y esa misma noche hubo una nueva ocupación del Parque espontáneamente. Y a la mañana había un cordón de la policía Metropolitana que fue superado por la gran cantidad de compañeros que generó una segunda toma mucho más masiva y sólida.

¿Cómo fue esa nueva toma?

En ese momento el gobierno dejó de reprimir porque tenía sobre sus espaldas los
compañeros muertos con el agravante que fueron ellos los que dispararon claramente porque no hubo ninguna resistencia con armas de fuego por parte de los compañeros, solamente se resistía con los que se podía, con piedras, colchones. Y de hecho no hubo ningún herido por parte de las fuerzas de seguridad. Fue un asesinato por parte del accionar conjunto de la policía federal y la policía metropolitana. Como las fuerzas represivas quedaron inhibidas frente a la decisión de resistir no actuaron más y parece que la orden política era esa y entonces como estos no podían actuar empezó a generarse grupos de choque por parte de punteros y en un intento de querer desalojar estas fuerzas paramilitares armadas por el gobierno de la Ciudad hacen un intento de intervención y ahí cae muerto un compañero más. Hay que agregar algo particular. Toda la estructura de lo que era Sueños Compartidos, una mafia que sostenía el gobierno Nacional con los Schoklender y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, tenían también una banda paramilitar que dicen disparó el primer día.

Frente a este escenario ¿Cómo actuaron los gobiernos?

Y después hubo una ocupación que fue la más grande que recuerdo de 3.000 efectivos en el Parque en una suerte de encierro muy grande y hubo un hostigamiento donde no permitían que pasen agua en una suerte de tener una salida negociada. El gobierno permitió hacer un Censo que lo hizo el Ministerio de Desarrollo Social de Alicia Kirchner con el actual Ministro de Seguridad Sergio Berni, que dio una cantidad de 13.300 vecinos censados prometiendo que el estado iba a producir un plan de vivienda junto con el gobierno de la Ciudad. De hecho la salida mediática de Aníbal Fernández con Rodríguez Larreta, fue en un discurso abrazados, diciendo que cada peso que iba a poner el gobierno de la Ciudad lo iba a poner Nación. Pero la realidad es que no pusieron ni diez centavos y el hecho quedó latente. Quedó tan latente que este año hubo otra toma en otra parte de la villa 20. Hay una ley (Ley 1770) que se consiguió con muchos años de lucha, que tienen obligación a dar respuesta a la situación de vivienda, pero no lo hacen. También hay que tener en cuenta que los medios tuvieron un rol macartista diciendo que nosotros queremos las casas regaladas, y la situación esconde que el trabajador tiene necesidad de vivienda. La necesidad básica de tener una vivienda termina siendo presa del mercado inmobiliario y son despojados miles de trabajadores. El trabajador hoy en día no tiene derecho a tener una vivienda.

¿Querés agregar algo más?

Quería rescatar que el día miércoles 8 de diciembre después de la represión salvaje por parte del Estado, fuimos acompañados por muchas organizaciones de izquierda en el mismo parque, también estuvieron los obreros de Zanón. Un acompañamiento importante.







Temas relacionados

Villa 20   /    Parque Indoamericano   /    Juicio   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO