Mundo Obrero

DENUNCIA

Los caloventores levantan la temperatura de los funcionarios de la educación

La denuncia publicada en LID semanas atrás por parte de una docente de Zapala respecto a la falta de calefacción de la Escuela Nº99, molesto a algunos supervisores que no dudaron en tomar represalias contra la maestra.

Alejandro Aviles

Agrupación Negra

Martes 13 de septiembre de 2016 | 13:16

Hace aproximadamente un mes una compañera docente de la Escuela Nº 99 de Zapala, publicó en este diario una nota manifestando sus inquietudes ante un hecho muy común en las escuelas públicas, la falta de calefacción. En su nota denuncia las dificultades cotidianas en las que se desarrolla el acto pedagógico de enseñar y aprender, tanto para estudiantes como para trabajadores de la educación, y cuestiona la retirada de unos caloventores provistos por el Distrito Escolar III y utilizados exclusivamente para una reunión de supervisores, como si el frío afectara sólo a la jerarquía.

La nota tuvo muchísima repercusión, con más de 3500 compartidos, y se ubicó primera en la página de La Izquierda Diario en Neuquén, fue incluso levantada por 3 radios locales, logrando así, que este hecho transformara la fría realidad de uno de los espacios sin calefacción de la Escuela Nº99. Los caloventores quedarán finalmente en las instalaciones de la escuela durante el invierno hasta tanto el Estado resuelva instalar la calefacción adecuada y definitiva.

Cuando afirmamos que son las maestras las que sostienen la educación pública con su trabajo y compromiso cotidianos nos referimos a esto precisamente. A la multiplicidad de tareas por fuera de lo estrictamente pedagógico que cada trabajadora de la educación afronta diariamente. Hasta acá parece una historia con final feliz, pero como sucede la mayoría de las veces, las verdades puestas a la luz inquietan al poder político, porque desnuda ante la comunidad su desidia hacia las escuelas públicas. Y Torpemente, sus funcionarios y emisarios dan el paso en falso, y lo que debería haber sido un reconocimiento por parte de las autoridades hacia la docente, terminó siendo un “pedido de explicación” sobre su nota, mediante actas y visitas de supervisión.

A dos días de haberse conmemorado el día de la maestra, y a pesar del mensaje subyacente de estas actuaciones y acciones administrativas, seguramente el mejor regalo para la compañera de la escuela 99 es tener su conciencia tranquila y a sus niños y niñas sin frío.

Desde la seccional de ATEN Zapala nos ponemos a su entera disposición para las acciones que considere pertinentes.

Alejandro Avilés, docente en los CPEM Nº 3 y Nº36. Secretario General de ATEN Zapala.







Temas relacionados

Zapala   /    ATEN   /    Denuncias   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO