×
×
Red Internacional

Jorge Gatica fue detenido por averiguación de antecedentes y lo encontraron muerto al día siguiente. El informe médico determinó lo que la familia y organismos de Derechos Humanos denunciaban: no fue suicidio, lo mataron en la comisaria de Cipolletti.

Viernes 13 de enero | 12:01

El joven de 36 años fue detenido el lunes 9 en el Barrio Anahí Mapu por averiguación de antecedentes cerca de las 22 horas, lo pararon y se lo llevaron a la comisaria 45 de Cipolletti. A mitad de la noche fue llevado al hospital local donde fue revisado, ya había indicios de golpes, con la boca ensangrentada y hematomas en el cuerpo fue nuevamente llevado a la dependencia policial donde horas más tardes fue encontrado sin vida.

La autopsia realizada en General Roca confirmaba el miércoles que Jorge había muerto "como producto de una hemorragia hepática interna provocada por múltiples fracturas costales". El informe médico fue contundente: el cuerpo presentaba hemorragia interna, lesiones viscerales y politraumatismos, desmintiendo la versión policial de que se había suicidado.

El abogado de la familia, Rubén Antiguala aseguró que cuando ingresó a la comisaría no presentaba lesiones. Hasta el momento no hay imputados y la fiscalía sigue investigando el hecho. Organismos de Derechos Humanos y sociales repudiaron lo sucedido y manifestaron su preocupación, denunciándolo como un grave atentado a las garantías y derechos de quienes son detenidos o encarcelados.

Muerte en la Comisaria.

El caso de Gatica no es un hecho aislado, es parte de una práctica sistemática de la policía de atemorizar y hostigar a les pibes y trabajadores de los barrios humildes, al morocho o al de la gorrita que sale a pasear por el centro. Cualquier estigma de ser pobre y de barrio es la excusa para que ejerzan su poder, el de la chapa y el arma.

En 2014 la provincia tenía el índice más alto del país en casos de muertes en las comisarías, en 10 años sumaba 34 muertes. El observatorio de Derechos Humanos registró desde 2008 a 2018, sólo en comisarías y no en cárceles, que 10 personas fueron encontradas sin vida por supuestos suicidios, se trataba de jóvenes de entre 17 y 35 años, en su mayoría varones.En 2021 muere en una comisaría de Bariloche un joven que en 2010 había sido testigo contra policías por violencia institucional, en 2022 se denunciaron 2 muertes, 1 en Viedma y otro en General Roca.

La impunidad de estas instituciones corrompidas y al servicio de los gobiernos y los poderosos se construye día a día en la provincia de Río Negro. Es importante recordar que este accionar de la policía y otras fuerzas represivas cuenta con el apoyo del brazo judicial y cuenta con la complicidad de los altos mandos, donde los agentes a lo sumo son transferidos a otros lugares donde vuelven a asesinar o cometer delitos.

Te puede interesar: Muerte en la comisaría. Nueva autopsia confirmó que Daiana Abregú no se suicidó


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias