×
×
Red Internacional

Crisis política. Liz Truss será la sucesora de Boris Johnson al frente del Gobierno de Gran Bretaña

Truss venció al exministro de finanzas Rishi Sunak para ser elegido líder del gobernante Partido Conservador el lunes. La conservadora recibe un país que enfrenta una grave crisis energética invernal, huelgas generalizadas y recesión económica.

Escuchá esta nota
Lunes 5 de septiembre | 10:49

Liz Truss será la próxima primera ministra de Gran Bretaña luego de ser elegida líder del gobernante Partido Conservador el lunes, poniendo fin a una carrera para suceder a Boris Johnson, empañado por el escándalo .

Truss, de 47 años, se desempeñó como secretaria de Relaciones Exteriores y fue la clara favorita para el puesto. Obtuvo la victoria al apelar a los integrantes del partido de derecha como una candidata anti-"woke" (“despertar” en español, unmovimeinto relacionado generalmente con los movimientos LGTB y afrodescendientes) y una ajustadora de impuestos que adoptaría una línea dura en los tratos posteriores al Brexit con la Unión Europea.

Hereda un país que enfrenta una grave crisis energética invernal, huelgas generalizadas y recesión económica, así como preguntas a largo plazo sobre el desgaste de los servicios públicos y el estatus de Reino Unido como potencia mundial después del Brexit. Esos temas estuvieron en gran medida ausentes de la discusión en la carrera por el liderazgo de dos meses, en la que derrotó al exministro de finanzas Rishi Sunak por 57% a 43% en la segunda vuelta final.

Como líder del partido más grande del país, la reina Isabel II la nombrará primera ministra el martes en el castillo de Balmoral en Escocia, una ruptura con la tradición para la anciana monarca que siempre ha cumplido con su deber real en Londres.

Su victoria significa que se convertirá en la tercera mujer líder del país, después de Margaret Thatcher y Theresa May.

Truss sucederá a Johnson, quien anunció su renuncia en julio cuando seis meses de escándalos terminaron con el abandono de gran parte de sus propios legisladores en el parlamento.

La mayoría de los 67 millones de habitantes de Reino Unido no tuvieron voz en la ascensión de Truss. En cambio, fue elegida por los 180.000 miembros del partido, que son 97% blancos, mayores, ricos y varones, y se inclinan hacia la derecha del arco político británico. Truss no parece ser muy popular en las encuestas del público en general y no fue la primera elección de los legisladores de su partido, pero fue la favorita de sus miembros.

Las próximas elecciones generales podrían ser recién a principios de 2025; Las encuestas actualmente le dan al opositor Partido Laborista una gran ventaja sobre los conservadores luego de la acritud en torno a la caída de Johnson.

La principal prioridad de Truss será la crisis del costo de vida del país: los altos precios de los alimentos y energía (las facturas de electricidad y gas de los hogares se triplicarán); temores de apagones este invierno; y la inflación provoca la caída de los salarios en términos reales. Millones de personas pueden enfrentar la elección entre calentar sus hogares o alimentar a sus familias, mientras que muchas pequeñas empresas dicen que cerrarán a menos que el gobierno tome medidas.

Truss ha prometido anunciar sus planes sobre el tema esta semana. En su discurso prometió recortes de impuestos y congelar tarifas. Pero para ella, enfrentar la crisis es doblemente difícil porque su partido está dividido sobre qué hacer al respecto. Entre los conservadores de clase media en el campo del sur, que pueden querer un estado pequeño e impuestos más bajos, y los recién llegados al partido del norte tradicionalmente votante de los laboristas, que generalmente favorecen una mayor inversión en servicios públicos.

Intentando unir a estas facciones está Truss, que según sus partidarios, ha sido lo suficientemente ágil y pragmática para adaptar sus puntos de vista, y a quien los críticos califican de oportunista.

Nació en Oxford de un padre profesor de matemáticas y una madre enfermera que describió como "de izquierda". Como estudiante en la Universidad de Oxford, apoyó a los demócratas liberales centristas y abogó por posiciones como la abolición de la monarquía y la prohibición de las armas nucleares.

Después de pasarse a los conservadores, fue elegida para el Parlamento en 2010 tras varios intentos fallidos. En 2016, votó a favor de permanecer en la UE durante el referéndum Brexit. Eso la puso del lado liberal, y perdedor, de una guerra política y cultural que se ha prolongado desde entonces. Sin embargo, desde entonces ha cambiado de bando.

Ha intentado pulir aún más estas credenciales de derecha imitando a Thatcher, vistiendo atuendos similares y posando para una sesión de fotos en un tanque. Aunque no es buena oradora emergió como la heredera favorita y natural en la carrera para suceder a Johnson. En su discurso del lunes, rindió homenaje a Johnson nombrándolo como "mi amigo".

El líder saliente respondió rápidamente el cumplido en Twitter y dijo que "tiene el plan correcto para enfrentar la crisis del costo de vida, unir a nuestro partido y continuar el gran trabajo de unir y nivelar a nuestro país".

Truss fue ministra de Medio Ambiente, Justicia, Comercio Internacional y, más recientemente, ministra de Relaciones Exteriores, lo que le dio la oportunidad de pulir su imagen sensata en los tratos sobre el Brexit y la invasión de Rusia a Ucrania, donde Gran Bretaña ha sido un aliado clave y valioso para la defensa de Kyiv.

Es poco probable que eso cambie con Truss al mando, aunque es casi seguro que su enfoque estará en las crisis internas que saludan su ascenso al puesto más alto.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias