×
×
Red Internacional

Después de la denuncia que fue primicia de La Izquierda Diario sobre las listas negras en Gastronómicos, compartimos una nueva denuncia sobre esta misma realidad que se vive en otros trabajos.

Martes 6 de julio | 17:03

María es una de las tantas jóvenes que buscan hacer sus primeras experiencias en la docencia. Como todas saben encontrar trabajo es difícil, y si todavía no terminaste la carrera es peor, incluso las únicas formas de ir ganando experiencia en un mercado laboral complicado es con prácticas o como auxiliar, porque sin esa experiencia se complica aún más la entrada a la docencia.

Ella nos acercó su historia luego de que desde La Izquierda Diario sacamos a la luz la denuncia de las listas negras en gastronomía, que tuvo una gran repercusión y nos comenta que al parecer en los jardines maternales privados, la realidad de las docentes también tiene que chocar con la existencia de listas negras. La existencia de estos registros es algo común en múltiples trabajos, donde las patronales confeccionan listas de empleados para que no sean tomados en diferentes lugares de trabajo dentro del mismo rubro, recordemos que esto ha sido sufrido incluso por trabajadores de la educación pública cuando hace unos años se conoció la denuncia de la existencia de listas negras en el caso de docentes públicos que se adherían a las medias de fuerza llamadas por su sindicato. A continuación mostramos el testimonio de María una joven trabajadora de la educación que vivió de cerca la existencia de estas listas en los jardines maternales privados.

María nos cuenta:
Cuando yo decidí a buscar trabajo en jardines maternales, buscaba como auxiliar ya que no estaba recibida (cursaba 3 año de la carrera) y pensé que iba a ser más fácil que me tomen. Mande cv a fácil 60 jardines o más, y me llamaron de dos, (imagínate mi emoción iba a tener mi primer entrevista para eso que estaba estudiando). En el primero me ofrecían (en el 2018) $3000 por 3hs diarias 5 días a la semana y ante la necesidad decidí aceptarlo. A los pocos días me llamaron de otro, fui a la entrevista para ver qué onda, en este me ofrecían $7000 por 7hs (o a veces podían ser 8hs, así me dijeron). Pensé que me convenía porque era más plata, pero estando en la entrevista, la directora no me terminaba de convencer, no me sentía cómoda, pero me pregunto si quería ir un día de prueba y dije que sí. Otro detalle, me ofrecía estar a cargo de DOCE niños y niñas de un año, no auxiliar sino a cargo."

Esos días antes del día de prueba me sentía insegura, sentía que no estaba preparada para estar a cargo de esa cantidad de niñxs siendo mi primera experiencia, (dato no menor, nadie esta preparado, es ilegal y nada humano para la docente y les niñxs que no disponen de la atención necesaria para su edad). Al final como todo me resultaba un poco extraño y aunque las horas y el sueldo parecían maravillosos a comparación de lo que me ofrecían en el otro jardín, por diferentes motivos decidí no ir al día de prueba pero avisando previamente, le dije la verdad, que le agradecía pero que no me sentía preparada para el cargo que me ofrecía, pero que si algún día necesitaba auxiliar, encantada.

"Nunca me imaginé la respuesta que vino después, ya que yo había sido sincera y amable con ella. Me respondió tres audios, diciéndome cosas horribles, “sos una pendeja irresponsable, así querés empezar a trabajar?” “Jamás te llamaría de nuevo ni para auxiliar, en mi jardín no pisas más” “me voy a encargar de que no trabajes ni aquí ni en ningún lado” “vas a aparecer en la lista negra”

"Me respondió tres audios, diciéndome cosas horribles, “sos una pendeja irresponsable, así querés empezar a trabajar?” “Jamás te llamaría de nuevo ni para auxiliar, en mi jardín no pisas más” “me voy a encargar de que no trabajes ni aquí ni en ningún lado” “vas a aparecer en la lista negra”.

Te imaginarás, yo lloraba del miedo, de la impotencia, (no sabía que existía una lista negra en ese momento), tenía mucha bronca, pensar que así había comenzado mi búsqueda laboral para eso que tanto deseaba y me había formado.
Al final comencé a trabajar en el jardín de los $3000 y si bien me pagaban horrible la directora era más amable.

Después de un tiempo, salió la conversación con ella de lo que me había pasado, al otro día esta “jefa” me habla diciéndome que me quedara tranquila, porque se fijó en el grupo de directoras y vio la lista negra y que mi nombre no aparecía, ahí respiré de alivio, y le pregunté si era cierto entonces y me dijo que SI.”
Pero si, además de lo mal pago de los jardines maternales a las docentes, el trato en muchos de ellos es horrible, te tratan como si le deberías algo, o ellas te harían un favor por tenerte ahí, y olvídate si no estás recibida.

Este relato tiene mucho en común con las diferentes denuncias que recibimos en la izquierda diario, si querés conseguir trabajo tenés que aceptar cualquier condición por el sueldo mas bajo posible. Y si te animas a reclamar, por que no se cumplen derechos laborales básicos, te amenazan con incluirte en una LISTA NEGRA y no podes conseguir trabajo nunca más.

Desde la izquierda diario, la red de trabajadores precarizados y la banca de nuestra compañera Noel Argañaraz apostamos a unir los reclamos de todos los trabajadores precarizados, como lo hicimos en la Asamblea de Trabajadores a donde los trabajadores tienen un espacio de reunión y debate para contar sus propias experiencias y organizarse. La apuesta es a multiplicar estos espacios democráticos por decenas así todos les trabajadores pueden discutir y decidir sobre como enfrentar la precarización, no solamente de nuestros trabajos sino también de nuestras vidas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias