×
×
Red Internacional

Para entender por qué en estas elecciones de la CTA de los Trabajadores la oposición va dividida en dos listas.

Escuchá esta nota
Lunes 19 de septiembre | 15:00

En estas elecciones de la CTA de los Trabajadores la oposición va dividida en dos listas. Este hecho es por responsabilidad del Partido Obrero, que con el aval de Izquierda Socialista y el MST, decidieron instaurar un método ajeno a los clasistas en el debate para conformar una lista de unidad. Ya no importa la representación de cada corriente en los distintos sindicatos, no importan los antecedentes de las elecciones anteriores (donde el PTS encabezó la lista de CABA), y tampoco importa los referentes que aporta cada corriente, para hacer la mejor lista del clasismo. Lo único que vale son los acuerdos excluyentes que pretendieron imponer estas agrupaciones.

El PO fue más allá, y pretendió vetar a nuestro compañero Claudio Dellecarbonara, uno de los más reconocidos opositores dentro de la central kirchnerista, y el gremio de los metro delegados del subte, esto porque al PO “les incomodaba” su candidatura. Rechazamos categóricamente estos métodos implementados en la CTA, que ya tienen antecedentes, pero que ésta vez pegaron un salto.

Te puede interesar: Elecciones CTA-T. Yasky en la embajada, los trabajadores y trabajadoras en la lona

La frutilla del postre fue lo que realizaron una hora antes del cierre. Luego de haber llegado a un acuerdo, en base a haber hecho grandes concesiones, cediendo lugares que nos correspondía e incluso aceptando una representación menor a la que tenemos en los gremios de base de la CTA T, motivados porque haya una lista unificada, sufrimos una “trampa” de último momento. Con un método repudiable de alterar el orden de las candidaturas, modificaron los acuerdos alcanzados, y en simultáneo, en algunas seccionales, comenzaron a presentar listas sin integrarnos, como fue el caso de Bahía Blanca. Una acción abiertamente expulsiva y divisionista de la oposición. Todo esto a menos de una hora del cierre. En una especie de ultimátum de “tómalo o déjalo”.

Esto nos llevó a presentar la Lista 4, a nivel nacional, Provincia de Buenos Aires y Capital, y rechazar que sean los mandatos de los aparatos los que se impongan y defender la democracia sindical cómo único método válido, para construir una oposición consecuente, que no reproduzca los métodos de la burocracia que enfrentamos.

Ahora resulta, que desde Prensa Obrera, para cubrir la expulsión que llevó adelante el PO contra nosotros, se nos acusa de haber premeditado todo. Que habríamos decidido irnos una hora antes, para “poner en riesgo la presentación de la lista multicolor” en un supuesto “salto de la adaptación del PTS al Kirchnerismo”. Reemplazar el divisionismo y la irresponsabilidad de sus actos, por una conspiración maquiavélica de nuestra parte, es un absurdo total. Pero también una subestimación a nuestro Partido, que efectivamente, en menos de una hora, completamos todos los candidatos al menos en la lista nacional, Caba y PBA, y algunas seccionales de la Provincia. La sorpresa del PO habla de sí mismo y su propia decadencia en el sector.

Pero además, la exclusión por parte del PO, el MST e IS de una lista unitaria a Dellecarbonara y al Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), significa renunciar a colocar al frente de las listas a los mejores compañeros y compañeras para dar la batalla contra la burocracia en mejores condiciones. Solo una lista que ponga a los mejores dirigentes, y más representativos al frente, y que utilice un método democrático para su elección, puede dar la mejor pelea política contra la burocracia. Lo contrario a lo que hizo la actual lista 6, donde los principales referentes de las agrupaciones que impulsan el MST, IS y el PO están ausentes en las cabezas de las listas como Romina del Pla, Guillermo Pacagnini, entre otros. Grato favor a la burocracia sindical de los Hugo “Yanky”, los Beto Pianelli, Catalano, Baradel y todos los que conforman la lista 10.

En el caso del dirigente del MST no nos extraña, ya que debería enfrentar a sus aliados en CICOP (PCR y Patria Grande) que serán fervorosos militantes de la lista 10 de Yasky y Baradel.

Tenemos por delante una gran campaña, para enfrentar a la burocracia de Yasky y Baradel, y organizarnos en cada lugar de trabajo, por todas nuestros derechos. Desde la Lista 4 peleamos porque la CTA rompa con el gobierno y su ajuste y se ponga al frente de luchar por el salario, las condiciones laborales y contra la precarización, por plata para salud, educación y no para el FMI y por todas las demandas de las y los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias