Juventud

POLILADRON

Liberaron a Damián Raña, joven cultivador de Ensenada preso casi un año por una causa armada

En junio de 2019 la Policía de Ensenada lo detuvo irregularmente. Usaba cannabis contra dolores de graves heridas pero lo encausaron como “narco”. Tras meses de silencio, el Poder Judicial cambió la carátula y lo liberó.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 14 de mayo | 17:20

Damián Raña recuperó su libertad - YouTube

Algún día Damián Raña escribirá su historia con lujo de detalles. Ahora tal vez alcance con que transmita su alegría y emoción frente a la noticia que recibió en el mediodía de este jueves.

La misma Policía Bonaerense que la noche del 23 de junio del año pasado le hizo “una cama” y se lo llevó detenido de su casa de Ensenada esta vez le llevó una cédula de notificación donde se le informaba que el Juzgado de Garantías n° 6 de La Plata ordenó su “inmediata libertad”.

Damián estuvo casi once meses con prisión preventiva. Entre el 23 de junio y el 5 de diciembre el joven de 28 años pasó por una comisaría de la Bonaerense y dos alcaidías del Servicio Penitenciario provincial. Durante esos cinco meses su familia salió a las calles a reclamar justicia y libertad en un caso absolutamente bochornoso.

Es cierto que el caso de Damián no es el único en el país de víctimas de causas creadas entre policías, jueces y fiscales. De hecho las cárceles están sobrepobladas en gran medida por miles y miles de jóvenes “empapelados” con presuntos delitos cometidos en el marco de la Ley de Estupefacientes n° 23.737. Pero su caso se convirtió en emblema por razones más que merecidas.

Por un lado, porque lejos de ser un peligroso narcotraficante (esos que escasean en las cárceles), él empezó a cultivar marihuana para producir aceites y cremas de cannabis y así calmar los fuertes dolores de las heridas que le dejó un accidente de tránsito. Por otro lado, porque su familia se puso a la cabeza de la lucha, con su madre Teresa y su padre Luis a la cabeza. Y además, porque con la visibilización de su caso quedó en evidencia un modus operandi del Estado tan habitual como perverso.

Gracias a la lucha de su familia, de organizaciones cannábicas, de la izquierda y el aporte comprometido de medios de comunicación independientes, la tarde del 5 de diciembre Raña fue beneficiado con el arresto domiciliario. Ahí pudo volver a su tratamiento, el que cruelmente el Poder Judicial le impidió proseguir estando preso.

Te puede interesar Damián, procesado por cultivar: “Gracias a la lucha de la gente, paso la Navidad en casa”

El caso de Damián ya fue extensamente relatado en este sitio. Solo valga destacar que hasta este jueves sobre él pesaba un proceso penal por el supuesto delito de “cultivo de plantas y guardado de semillas para producir estupefacientes y de materia prima destinada a su producción o fabricación”. Un delito que contempla penas de entre cuatro y quince años.

La defensoría oficial, patrocinante de Raña, había pedido el cambio de carátula de la causa, ya que a todas luces se trataba de un despropósito acusarlo de narcotraficante. De hecho hubo hasta un informe médico del Hospital San Martín que certificaba que lo que Damián hacía era totalmente lícito y buscaba un beneficio para su salud. Sin embargo el juez Agustín Crispo, titular del Juzgado de de Garantías 6, rechazó ese pedido.

La defensora oficial apeló esa resolución de Crispo (quien avaló con sus firmas la versión mentirosa y criminal de la Policía Bonaerense). Y finalmente este martes la Sala I de la Cámara de Apelación de La Plata decidió aceptar el recurso de la defensa y obligó al juez Crispo a cambiar la carátula y, por ende, el cambio de la pena posible para el joven cultivador.

Ahora sobre él pesa un proceso por el supuesto delito de “cultivo para el consumo personal”, que prevé una pena máxima de dos años, es decir que es excarcelable.

Este hecho, si bien causa una enorme alegría en Damián, su familia, sus amigos, las organizaciones cannábicas y quienes acompañamos esta lucha por su libertad, abre varias preguntas.

¿Quién le devolverá a Damián los largos meses de detención y dolores que debió sufrir injustamente solo porque a la Policía y al Poder Judicial se les ocurrió armarle un proceso para engrosar las estadísticas mostrar supuestos “avances” contra el narcotráfico?

¿Serán imputados por sus acciones criminales los agentes de la Policía que pergeñaron la “cama” para Damián?

¿Qué hubiera pasado si Damián no hubiera contado con una familia decidida a arrancarlo de la cárcel y con organizaciones cannábicas, de derechos humanos y diputados como Nicolás del Caño que acompañaron su lucha?

¿Por qué miles y miles de personas más, en su gran mayoría mujeres, cayeron en la misma trampa que Damián o fueron apresadas por el hecho de portar un porro o tener un par de plantas en su patio y pasan años en comisarías, alcaidías y cárceles a la espera de procesos de los que seguramente terminarán absueltas?

¿Por qué la eliminación de estos atropellos legales sobre las libertades individuales y la legalización del cultivo y el consumo de la marihuana no forman parte de los proyectos del “progresismo” que se llena la boca hablando de derechos humanos y “libertad”? Progresismo que, supuestamente, hoy gobierna Argentina, la provincia de Buenos Aires y Ensenada.

En diálogo con La Izquierda Diario Luis Raña, el padre de Damián, dejó un mensaje emocionado tras conocer la noticia de la libertad de su hijo: “Gracias a todas las personas que se solidarizaron con Damián, por haber creído en nuestra verdad y por no habernos abandonado nunca. Gracias a Nico del Caño, a Luana Simioni y el resto de la izquierda. No tengo palabras para agradecer todo lo que hicieron. Ahora vamos a seguir nosotros apoyando las luchas que hay por delante”.







Temas relacionados

Damián Raña   /    Ley de Estupefacientes   /    María Eugenia Vidal   /    Ensenada   /    Policía Bonaerense   /    Criminalización de la juventud   /    Cannabis   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO