Política

TUCUMÁN

Ley de biocombustibles: oficialismo y oposición unidos en defensa de los empresarios azucareros

Peronistas, macristas y bussistas se unieron junto a las cámaras empresariales y la FOTIA para pedir la prórroga de la Ley de Biocombustibles, asegurando que se trata del interés general de la provincia.

Martes 2 de febrero | 14:22

La Legislatura de la provincia se reunió en el día de ayer, en sesión extraordinaria, para solicitar al presidente Alberto Fernández la prórroga de la Ley nacional 26.093 de Biocombustibles, que fija un corte del 10 - 12 % en bioetanol y biodiesel y establece importantes exenciones impositivas para el pago de IVA, impuesto a las ganancias, entre otros. Las cámaras empresarias están pidiendo además elevar el porcentaje del corte al 15% en el camino de ir hacia un porcentaje del 27%, como existe en Brasil.

El requerimiento también fue dirigido a la Cámara de Diputados para que trate y apruebe la prórroga hasta 2024, que desde octubre ya tiene media sanción en el Senado de la Nación.

La resolución fue aprobada por unanimidad y con el acompañamiento de todos los bloques que integran la cámara, en medio de una sesión en la que estuvieron presentes el presidente de la Federación Económica, Jorge Viñuales; la dueña del Grupo Los Balcanes, Catalina Rochia Ferro; el Presidente del Centro Azucarero Argentino, Jorge Feijó; el empresario Emilio Luque; y el titular de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán, Sergio Fara; entre otros sectores industriales y cañeros.

También se pudo ver un grupo de trabajadores con el mameluco naranja del Ingenio La Florida, del titular de la UIT, Jorge Rocchia Ferro, acompañados por el Secretario Adjunto de la FOTIA, Luis González.

Recordemos que la medida contó con el acompañamiento del legislador oficialista y Secretario General de FOTIA, Roberto Palina, quien hace unos días aseguró que de no prorrogarse la Ley de Biocombustibles, se ponen en riesgo más de 200.000 puestos de trabajo.

De esta manera los empresarios azucareros y, en particular, los productores de bioetanol, lograron cerrar la grieta entre peronistas, Cambiemos y Fuerza Republicana, e incluso encolumnar a falsos "progresistas" como Federico Masso (Libres del Sur), en defensa de sus propios negocios, presentándolos como el interés general de toda la provincia, ya sea para la preservación de las fuentes de trabajo o el cuidado del medioambiente.

Propiedad privada e interés general

Sin embargo, el negocio del bioetanol está altamente concentrado y los beneficios se los quedan unos pocos. Apenas 3 ingenios ubicados en el NOA, El Tabacal (SeaborCorporation), La Florida (de Jorge Rocchia Ferro) y Ledesma (Blaquier), concentran aproximadamente el 60% de la producción nacional anual de alcohol, de un total de 17 ingenios que cuentan con destilerías. El 70% de la producción de alcohol se destina a la fabricación de biocombustibles.

Los precios del bioetanol de caña tuvieron un fuerte aumento en los últimos años, sin embargo, esto no se tradujo en beneficios para los trabajadores de ingenios y del surco, altamente precarizados en sus condiciones de trabajo. La paritaria que la FOTIA cerró en junio de 2020 hasta mayo 2021 contempla un aumento del 38%, apenas a la par de la inflación. Sin embargo, el aumento de los precios del bioetanol contemplado hasta mayo 2021 será del 71,5 %, casi el doble. El precio de la bolsa de azúcar aumentó casi un 46% en 2020, por encima de la inflación promedio y también de los salarios que apenas se pagan durante los meses que dura la zafra.

Recordemos que los trabajadores azucareros de la industria y el surco tienen temporadas que duran de 4 a 8 meses, en el mejor de los casos. En plena pandemia a los trabajadores ni siquiera se les garantizó la obra social durante todo el año y en los planes interzafra que reciben fueron drásticamente recortados por el gobierno nacional y provincial.

Sin embargo ni el gobierno, ni la oposición, y tampoco la FOTIA, han tenido ninguna iniciativa que beneficie en forma directa a los trabajadores, ya sea con planes interzafra equivalentes al salario mínimo vital y móvil, la obra social, o que ponga algún límite a la explotación y precarización laboral que reina en esta actividad y en la provincia en general.

¿Energías limpias o negocios sucios?

Tampoco existe un verdadero interés en el medioambiente, como sostienen quienes aseguran que esta ley apunta a la producción de energías limpias. En primer lugar porque quienes están al frente de esta industria son los responsables de la contaminación de los ríos de la provincia. El propio Jorge Rocchia Ferro fue procesado en dos casusas por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce que corre por Tucumán y Santiago del Estero.

Esas prácticas contaminantes, que incluyen la quema de cañaverales, son habituales y se realizan a cielo abierto, a la vista de todos, a pesar de las recurrentes denuncias de vecinos. Sin embargo, ni el oficialismo, ni la oposición, tienen la voluntad de ejercer un verdadero control ambiental, ni tomar ninguna medida que pudiera poner trabas al negocio de los empresarios azucareros.

Alejandra Arreguez, referente del PTS en el Frente de Izquierda, sostuvo que "cuando se trata de defender los intereses de los empresarios, no existe grieta entre oficialistas y opositores. Los vimos juntos también pidiendo por el desalojo exprés contra las familias sin techo que quedaron en la calle en plena pandemia. Actúan como representantes directos de los grandes empresarios y terratenientes de la provincia. Ni siquiera se atreven a ir contra la precarización laboral extrema que impera para las mayorías. Los trabajadores tienen que organizarse en forma independiente de las burocracias sindicales y de los partidos políticos del régimen, en unidad con las miles de familias que se ven afectadas a diario por la contaminación ambiental".







Temas relacionados

etanol   /    Juan Manzur   /    Biocombustibles   /    FOTIA   /    Ingenios   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO