Política

DE PATADAS CON LA REALIDAD

Legislatura porteña: para Rodríguez Larreta Buenos Aires es una fiesta sin crisis

En la apertura de las sesiones ordinarias, el jefe de Gobierno destacó entre los “logros” del macrismo que “cada vez hay más policías en las calles y cámaras de vigilancia”

Viernes 1ro de marzo | 10:20

La apertura de las sesiones estaba prevista para las 8:30. Pero inició 40 minutos después debido a que ni siquiera las legisladoras y los legisladores pudieron ingresar a tiempo por el nivel de militarización que se dispuso en las inmediaciones de la Legislatura.

Con los previsibles aplausos de los partidarios de Cambiemos, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta dio un discurso de poco más de media hora, donde lo único que hizo fue mostrar a una Buenos Aires que “avanza” y “crece” gracias a sus políticas.

Fiel a la impronta PRO, la “seguridad” fue una de sus primeras referencias. Destacó los miles y miles de policías de la Ciudad y cámaras de seguridad existentes en las calles porteñas gracias a su gestión. Y cuestionó al Poder Judicial por su responsabilidad en no llenar aún más las cárceles y comisarías de detenidos.

De la pobreza que se extiende, con cada vez más personas que viven y duermen en la calle, nada. Menos aún de la criminalización de la pobreza y de las villas y asentamientos sitiados por las fuerzas de “seguridad” con cada vez más casos comprobados casos de gatillo fácil y torturas.

Larreta destacó a su vez algunas de las obras de infraestructura como el Metrobus y la demolición del legendario “Elefante blanco”. “El esfuerzo vale la pena, obra que empieza en la Ciudad, obra que termina”, dijo el jefe de Gobierno.

“Una de nuestras obsesiones es cuidar el trabajo de los porteños y generar las condiciones para que haya aún más”, señaló el jefe de Gobierno. Algo que contrasta totalmente con la realidad.

Por un lado, las propias políticas del macrismo llevaron a la pérdida de más de 190 mil puestos de trabajo en 2018. Pero además, la política de Macri y Rodríguez Larreta es reprimir y apalear a cada trabajadora o trabajador que sale a la calle a protestar por sufrir despidos o las cada vez más precarias condiciones de trabajo.

Así lo sufrieron este jueves, sin ir más lejos, las familias de Coca-Cola que quedaron en la calle gracias a los acuerdos entre la multinacional, el Gobierno y el sindicato Sutiaga.

Rodríguez Larreta también habló de Educación. Destacó la apertura de “30 de las 64 escuelas prometidas” al inicio de su gestión, y afirmó que “el 18 de febrero empezaron las clases en la Ciudad”. Obviamente no dijo una palabra de su intento de cierre de las escuelas nocturnas porteñas, solo frenado por la movilización de la comunidad educativa durante todo el año pasado.

Así abrió las sesiones ordinarias el jefe de Gobierno porteño. Mostrando una gestión exitosa, llena de logros y proyectos. Una visión de la realidad que contrasta con la que tienen cada vez más vecinas y vecinos de la Ciudad.







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO