Sociedad

EDUCACIÓN Y PANDEMIA

Legislatura bonaerense: el FIT reclamó al Gobierno por los despedidos en Educación

El diputado Claudio Dellecarbonara participó de una reunión con Agustina Vila, Directora General de Cultura y Educación de la Provincia. El legislador cuestionó también que no están dadas las condiciones en las escuelas para la vuelta a clases.

Claudia Añazco San Martín

Sec. de Género y Diversidad Suteba Ensenada

Viernes 10 de julio | 10:45

El pasado miércoles la directora general de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Agustina Vila se reunió con los diputados de todos los bloques en el marco de una reunión de la comisión de educación de la Legislatura. El Diputado Claudio Dellecarborna del FIT denunció los despidos de los trabajadores de la DGCyE y los problemas estructurales de las escuelas para poder sostener el protocolo de vuelta a clases anunciado por el gobierno. Luego de que Vila hiciera una extensa exposición sobre la situación de la educación en la provincia en el marco de la pandemia y el aislamiento social obligatorio, se abrió un espacio para las preguntas de los diputados.

El diputado Claudio Dellecarbonara del PTS en el Frente de Izquierda consultó respecto a cómo y cuándo se va a resolver la situación de los trabajadores despedidos de Educación, que junto a la Junta Interna de ATE vienen reclamando por su reincorporación desde hace varios meses: “los trabajadores llevan más de 7 meses sin cobrar su sueldo. Se han enviado cartas, presentaciones, se organizaron movilizaciones a casa de gobierno, reuniones continuas con el director provincial de recursos humanos de la DGCyE, Emilio Cassou y la situación sigue sin resolverse”. También se refirió a los trabajadores que quedaron afuera del anuncio de pase a planta permanente que hizo el gobernador Axel Kicillof.

Vila respondió que no son trabajadores despedidos, sino contratos que finalizaron el 31 de diciembre (2109) bajo modalidad estacional y se refirió a que muchos trabajadores estaban enmarcados en programas nacionales que por distintas razones ameritaba reencuadralos en otras formas, pero con respecto a los despidos concretos no hubo respuestas claras.

Por otro lado, Dellecarbonara se refirió al anuncio del ministro Nicolás Trotta con respecto a la elaboración del protocolo de vuelta a clases y como en estos 100 días de aislamiento han sido los docentes y las familias las que han garantizado las trayectorias educativas a pesar de la falta de recursos tecnológicos, además del reparto voluntario de las bolsas de alimentos, que han demostrado ser insuficientes en cantidad y calidad nutricional. Es también la comunidad educativa la que sostiene un reclamo histórico con respecto a la insfraestructura donde muchas escuelas no tienen servicios básicos como es el agua, todos reclamos anteriores al inicio de la pandemia, que se vuelven más urgentes en esta situación, con respecto a nombramiento de personal, provisión de elementos de higiene y seguridad y la construcción y reparación de los edificios que ya existen y los recursos tecnológicos para poder sostener las trayectorias educativas. En este sentido, pregunto a Vila qué plan de inversión es el que está pensado la provincia para resolver los problemas estructurales de infraestructura de manera de poder responder a las exigencias del protocolo, dado que en la situación actual en la que se encuentran las escuelas de la provincia no sería posible.

Con respecto al Servicio Alimentario Escolar (SAE), Vila planteo que es una “política exitosa que se adaptó a las circunstancias” y aunque reconoció que no es lo mismo comer verduras y carnes, que no comerlas y que nadie iba a poner en discusión eso, no se refirió a como con el presupuesto que se informó oficialmente (que equivale a 50 pesos por niño por día) se puede sostener una alimentación saludable para niños y adolescentes en crecimiento.

Por último, con respecto al protocolo y vuela a clases hizo referencia a las realidades de las jurisdicciones del AMBA y las sugerencias de organización en las escuelas de acuerdo al nivel de circulación comunitaria del virus, pero sin responder a cuál será la inversión para poner las escuelas a punto, lo que implica construcción, reparación de los establecimientos educativos, así como provisión de todos los elementos de limpieza necesarios junto a la posibilidad real de mantener el distanciamiento social, cuestiones que no estaban garantizadas en cientos de escuelas de la provincia antes de la pandemia y que son parte del reclamo histórico de los docentes, auxiliares y estudiantes que asisten a las escuelas públicas de la provincia.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO